23-F, “golpe de Estado” en el rock andaluz: juicio en Sevilla por el uso del nombre y las canciones de Triana

Eduardo, Jesús y 'Tele', a finales de los 70

Javier Ramajo


0

El 23 de febrero de 2021, el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Sevilla acogerá el juicio por la demanda en materia de propiedad intelectual presentada por Eduardo Rodríguez Rodway, único miembro vivo de Triana, la histórica banda nacida en los últimos coletazos del franquismo y germen de aquellos originales sonidos etiquetados hasta hoy como rock andaluz. El que fuera guitarra y también compositor del trío liderado por el malogrado Jesús de la Rosa llevó a los tribunales el uso del legado y del nombre de Triana por una presunta infracción de derechos de autor contra Juan Reina, líder del actual grupo Triana, que habla en su página de Facebook de “40 años de andadura por el mundo musical”. “Es una cuestión moral”, zanja Rodway en conversación telefónica con elDiario.es Andalucía.

Rock andaluz: el franquismo agonizaba y un aire fresco entró por el sur

Rock andaluz: el franquismo agonizaba y un aire fresco entró por el sur

Los caprichos del calendario han querido que justo cuarenta años después del intento de golpe de Estado en España por parte del teniente coronel Antonio Tejero se dirima esta peliaguda cuestión relativa a los derechos sobre Triana, que publicó seis álbumes de culto entre 1975 y 1983. Para muchos fieles, Triana murió con Jesús de la Rosa, compositor, cantante y teclados de la banda original, fallecido repentinamente en accidente de tráfico el 14 de octubre de 1983. Rodway bromea con la coincidencia de la fecha. Bien podría pensar que ha sufrido un particular golpe de Estado por el uso de las letras y de las melodías del trío original. De la charla se desprende que para él se trata de un asunto muy importante.

“Llevar este asunto a los juzgados es la única forma de pararlo. Yo se lo he pedido a ellos por activa y por pasiva. Yo no quiero el dinero ni soy ambicioso. Es una cuestión moral. Defiendo lo mío y no quiero que otros se apoderen de lo que tanto costó construir”, apunta, reconociendo que la utilización de algunas canciones “me están jodiendo y encima me cuesta el dinero del abogado”, dice con sorna.

“Actividad plagiaria, suplantadora e ilícita”

Rodway, que procedía de Los Payos antes de cofundar Triana, tiene ahora 75 años pero a veces cree que acaba “de salir de la mili”, guasea. Reside en Los Caños desde 1988, después de retirarse tras una breve carrera en solitario con un par de discos en 1986 y 1987. Escogió un lugar tranquilo en la costa de Cádiz para vivir “sin estar condicionado por nada” porque, asegura, “lo que rodea al mundo musical es jodido”. Espera que la decisión judicial, que sabe que aún tardará, marque también “un precedente” ante lo que considera una “actividad plagiaria, suplantadora e ilícita” por parte de Reina y su productor y manager, Daniel Martínez, “publicitándose y atribuyéndose la titularidad de una obra que no le pertenece”, según decía en el escrito llevado a los juzgados, como ya informó este medio.

Juan José Palacios 'Tele', batería en la banda original, años después de la muerte de De la Rosa creó en 1994 su propio sello discográfico, llamado J.J. Rock, y contó para ello con varios músicos, entre ellos Juan Reina. Actuaron con el nombre de Triana aunque en no pocas ocasiones se denominó al grupo Triana J.J. Rock, “bien por respeto o por el mismo pacto que se alcanzó de disolución del grupo cuando faltase algún miembro fundador”, explicaba la demanda de Rodway. Fruto de aquella etapa fue la edición de los discos 'El jardín eléctrico' (1997) y 'En libertad' (1998). Cinco años después de la muerte del batería en 2002, Juan Reina regresó al circuito musical “apropiándose ilícitamente el nombre de la histórica banda Triana y reputándoselo como propio con la ayuda de su productor, promotor artístico y también codemandado, Daniel Martínez Díaz”, se indicaba en la demanda que ha dado origen al pleito.

“Me han estado engañando desde que murió 'Tele'”, lamenta el guitarrista, que aspira a “envejecer con dignidad”, asegura querer vivir “con salud y buen rollo”, pero aún se le nota la espina de la “atribución de la propiedad intelectual”, como explica en su demanda, donde se resume: “el Sr. Reina, músico extemporáneo, ajeno, y sin relación alguna con la banda original Triana, viene realizando con la cooperación de su manager y productor un uso claramente plagiario, confuso, suplantando la identidad y vulnerando la obra intelectual de la banda, de la que fue miembro fundador mi mandante [Rodway], y lo hace con la sola excusa de una supuesta cesión de marca de Juan José Palacios o de sus causahabientes, sobre un mero título de propiedad industrial solicitado y registrado de mala fe, sin consentimiento del copropietario del signo, y que a día de hoy sigue sin acreditar tal cesión”.

“Jamás hemos tocado en directo un tema de Eduardo Rodríguez”

Juan Reina, el demandado, dice afrontar el juicio “supertranquilo” y señala que “todas las canciones que hacemos en nuestros conciertos son de Jesús de la Rosa o de los cuatros discos nuestros”. “Él piensa que nosotros tocamos temas de él, pero desde 1994 jamás hemos tocado en directo un tema de Eduardo Rodríguez”, asegura. “La mayoría de los temas de los seis discos antiguos de Triana eran de Jesús de la Rosa, y solamente tres canciones eran de Eduardo”, explica Reina a este periódico.

“Ahora es un excomponente de grupo. A mi juicio, reclama algo que no tiene sentido ninguno, porque lo que él pide lo podía pedir también a la viuda de Jesús, o a la viuda de 'Tele', que es a quien tenía que haber demandado y no a mí, porque ella y sus dos hijos son los herederos del nombre de Triana. Yo no tengo el nombre de Triana, yo soy un músico del grupo, y creo que lo que él quiere solamente es el dinero, porque lo pide, y con eso pierde la parte moral, que yo puedo llegar a entenderla”. “Pero es que, por propiedad intelectual, nos pide el 33% de la recaudación de todos nuestros conciertos; él no quiere que el grupo desaparezca”, remarca.

El juicio se celebrará el próximo 23 de febrero a partir de las 10.00 horas en el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Sevilla.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats