Las "nuevas medidas" de Andalucía frente a la Covid para las residencias: más PCR para los internos que regresan o suspensión de paseos en caso de positivo

Un cartel en la residencia de ancianos de San Juan de Dios donde pone “Todo va a salir bien con la ayuda de Dios” después de que la Junta de Andalucía permita visitar durante una hora a mayores en residencias. Sevilla a 02 de mayo del 2020

La Junta de Andalucía ha anunciado este jueves que va a realizar "más control de las visitas, entradas y salidas de las residencias de mayores, centros de día y centros de participación activa" de cara a prevenir contagios de coronavirus en estos espacios.

Así lo ha anunciado en rueda de prensa en el Palacio de San Telmo junto al consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, tras la tercera reunión de autoevaluación y seguimiento de las medidas del Gobierno andaluz frente a la Covid-19.

Aguirre ha explicado que el 98,7% de las residencias de mayores ubicadas en la comunidad están actualmente "libres" de casos positivos de coronavirus. De las 1.107 residencias 14 contabilizan positivos. En total, 10 positivos entre los internos y 15 entre los trabajadores. El consejero ha señalado que el vector de entrada del virus en estos centros son los trabajadores fundamentalmente y por eso se publicará una orden (próximamente) en la que se aumenta el control en las residencias de mayores.

No obstante, el titular de Salud ha adelantado algunas de las nuevas medidas que se desgranarán más adelante.

  • Si se detecta un positivo en los 28 días desde el último diagnóstico o tres casos en sospecha en un centro de mayores se suspenderán las visitas, los paseos, las vacaciones y otras salidas.
  • Se va a realizar prueba PCR a todo nuevo ingreso o residente que regrese al centro "tras un periodo de más de diez días" fuera, 72 horas previas al ingreso
  • Nuevo ingreso cuarentena de 14 días.
  • Salidas voluntarias en residencias sin casos positivos Las salidas voluntarias del centro de una persona al domicilio familiar se harán efectiva siempre que se reúnan las siguientes condiciones: la persona residente permanece estable y sin síntomas asociados a la COVID-19 en los últimos días, la persona residente tendrá una prueba PCR con resultado negativo para COVID-19 o una prueba serológica de detección de anticuerpos IgG para COVID-19 con resultado positivo, compromiso de quedar en vigilancia en el domicilio familiar durante un periodo de 14 días o todo el periodo si fuera inferior a éste y seguir las indicaciones generales sobre las medidas de prevención. Para ello, deberá constar una solicitud de salida y una declaración responsable por parte de la familia, debidamente acreditada, con el consentimiento expreso del residente.
  • "Las visitas se van a limitar a un único familiar que deberá declarar estar asintomático", según ha anunciado Aguirre. En el resto de situaciones, las visitas de familiares a los centros residenciales
  • Cada centro tiene que implementar un "plan de humanización" para "paliar los efectos negativos que el aislamiento puede generar en la capacidad física, cognitiva y emocional de las personas institucionalizadas. Estos planes incluirán actividades para potenciar las relaciones sociales entre los residentes, un plan de ejercicio físico y mental para preservar sus capacidades y evitar el deterioro, medidas de apoyo psicológico, mantenimiento diario de las relaciones de los residentes con sus familiares haciendo uso de las nuevas tecnologías, potenciando las vídeollamadas para permitir la comunicación oral y visual entre usuario y familia".
  • También está previsto el acompañamiento a los pacientes "en sus últimos días": como dice la nota explicativa de la Junta, "siempre se facilitará la visita para el acompañamiento al final de la vida, con las suficientes medidas de seguridad".
  • En las salidas por motivos ineludibles, las personas residentes y sus acompañantes deberán extremar las medidas de prevención e higiénicosanitarias y, a la vuelta, estará en vigilancia activa por parte de los profesionales del centro, además del mantenimiento del resto de medidas de prevención en el interior del centro residencial. En los centros residenciales con plazas concertadas, la salida voluntaria, no podrá exceder de 30 días en un año.
  • "Los centros de día, centros ocupacionales y centros de participación activa se mantienen abiertos a excepción de aquellos casos en los que la situación epidemiológica de la zona geográfica donde estén ubicados indique una restricción o se declare algún positivo en COVID-19 en trabajadores o personas usuarias. En el caso de restringir o suspender las actividades presenciales se realizará un seguimiento proactivo, al menos telefónicamente, promoviendo la continuidad del servicio en domicilio, con realización de actividades programadas telemáticamente. Se priorizará, en la prestación del servicio, a aquellas personas con mayor grado de dependencia y, dentro de éstas. a las que presenten alteraciones".

El ánimo, manifiesta el consejero, es garantizar la seguridad en las residencias de mayores con las que la Covid se ha cebado en los meses más duros de la pandemia.

Etiquetas
Publicado el
14 de agosto de 2020 - 11:23 h

Descubre nuestras apps