La portada de mañana
Acceder
España sortea el abismo pero sigue contando cientos de muertos
Incógnitas en Unidas Podemos sobre los equilibrios en el Gobierno
OPINIÓN | Tangana fiscal, por Antón Losada

Periodistas en paro se ofrecen para suplir la falta de docentes de Lengua y Literatura en Andalucía y se quejan de "las trabas" de la Administración

Alumnado

Más de diez años han pasado de la aprobación del Real Decreto 860/2010, cuya aplicación tardía le supuso a titulados de Periodismo y Ciencias de la Comunicación la imposibilidad de impartir clases de Lengua y Literatura en centros privados y concertados, así como de las bolsas de empleo extraordinarias de la escuela pública en la mayor parte de comunidades autónomas. "Veo a los políticos quejarse de que no hay docentes suficientes, que los niños están perdiendo de nuevo el curso... Sí hay docentes, y dispuestos a trabajar mañana mismo, el problema son las trabas que la administración nos pone a los periodistas que contamos con la formación pedagógica correspondiente y la formación en comunicación tan importante en asignaturas como Lengua y Literatura y Lengua Extranjera".

La FAPE y los periodistas docentes critican la "total inacción" de Educación

La FAPE y los periodistas docentes critican la "total inacción" de Educación

Lo dice Sandra, graduada en Periodismo, con 200 créditos superados de Filología Hispánica (en total el Grado son 240) y también con el master habilitante en la especialidad de Lengua Castellana y Literatura, que realizó el curso pasado. Relata se han abierto diferentes bolsas extraordinarias en varias comunidades y que su experiencia en todas ellas ha sido la misma: "me han denegado el acceso por no cumplir con la titulación requerida". En una ocasión llegaron a adjudicarle una sustitución, pero los sindicatos le advirtieron que si iba y presentaba los títulos acreditativos le iban a mandar de nuevo a casa sin darle opción a ejercer. En el caso de la Comunidad de Madrid, explica, directamente no ha sido admitida en la lista por la misma razón, la titulación. "No he desistido y me he apuntado en otras comunidades: Castilla-La Mancha, Castilla y León, o Extremadura, pero me temo que el resultado será el mismo".

Eva Navarrete, decana del Colegio de Periodistas de Andalucía, indica a elDiario.es Andalucía que se han estado realizando múltiples gestiones en relación a la situación de los titulados en Periodismo que aspiran a dar clases de esas asignaturas pero lamenta que "poco o nada hemos avanzado". Navarrete informa que el pasado miércoles 21 de octubre el Colegio remitió sendos escritos al consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, y al Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, para solicitar al primero "una reunión urgente" y al segundo "su intervención" en este asunto. Navarrete argumenta que "no solo no se han oído nuestras demandas" sino que el anuncio [de finales de septiembre] de prescindir del antiguo CAP (ahora MAES, Máster Universitario en Profesorado en Enseñanza Secundaria Obligatoria y Bachillerato Formación Profesional y Enseñanzas de Idiomas) para acceder a las bolsas de educación "nos coloca aún en peor situación que antes". Fuentes de la Consejería de Educación señalan a este medio que están evaluando "las fórmulas dada la situación" antes de fijar los encuentros solicitados, de los que también están pendientes de las asociaciones de prensa de las diferentes provincias andaluzas.

"Me dijeron que tenía que abandonar inmediatamente el colegio"

Para C. la situación es la misma: periodista sin posibilidad de ser profesora de Lengua. En junio de 2019 concluyo el máster de profesorado en una universidad pública y, tres meses después, recibió una llamada de un colegio concertado en el que realizó sus prácticas de máster. La llamada era para ofrecerle un empleo de profesora de Lengua para cubrir una jubilación. Aunque aceptó, le explicó que, tras leer la ley vigente, los periodistas no podían ejercer como profesores de Lengua. La directora le dijo que conocía casos de periodistas impartiendo esa materia y que no habría problema. Un mes después, tras firmar el contrato, recibir el alta en la Seguridad Social y empezar con las clases, un inspector de la Consejería de Educación de vio que su titulación no era afín a la docencia de la materia de Lengua Castellana y que, por tanto, tenía que abandonar inmediatamente el colegio. "Volví dos días después para despedirme y cobrar el dinero correspondiente al tiempo trabajado. Un perdón por parte del colegio por la mala gestión y una palmadita en la espalda para que me vaya bien en la vida es todo lo que obtengo", relata.

La decana lamenta en ese sentido que "estos profesionales no han hecho otra cosa que seguir las directrices que se iban marcando, entre ellas, cursar el máster, que hasta ahora era imprescindible para impartir docencia en la educación pública, y ahora cambian de nuevo las normas y vuelven a cerrar la puerta de acceso". "Hasta donde sabemos, el compromiso de mantenimiento de empleo para el profesorado contratado en centros privados o concertados antes de la modificación normativa se mantiene o, al menos, ningún miembro de la Plataforma de Periodistas Docentes, con quien tenemos un contacto fluido, nos ha trasladado lo contrario". Cabe recordar que Marta Escrivá, ex viceconsejera y ex delegada provincial de Educación en Sevilla, fue la persona que "en su día se comprometió a continuar trabajando en nuestras pretensiones, pero el cese en sus competencias y la falta de respuesta del consejero hasta la fecha a nuestra solicitud de reunión están dificultando enormemente que avancemos".

Las demandas planteadas desde el Colegio de Periodistas de Andalucía se comparten a nivel nacional con el resto de colegios que conforman la Red de Colegios de Periodistas de la que esta corporación forma parte, de manera que "a nivel estatal vamos igualmente a trasladar nuestros intereses tanto al Ministerio como al Defensor del Pueblo". Mediado 2018, la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) y los periodistas docentes ya criticaron la "total inacción" del Ministerio de Educación, entonces en manos de Íñigo Méndez de Vigo. El mismo día del anuncio de la actual ministra, Isabel Celaá, la FAPE volvió a insistir en el mismo sentido en una carta.

Navarrete: "Teníamos argumentos de sobra antes y más ahora"

A Ana la cesaron tras dos semanas dando clase en un instituto público. Estaba en la lista ordinaria. Licenciada en Periodismo y con 189 créditos del Grado de Lengua y Literatura, la llamó una funcionaria "para comunicarme que ya no podía seguir". "Le comenté que tenía 3/4 partes del grado, lo que sería un ciclo de los estudios conducentes al título de Filología. Y nada. La directora del centro y los compañeros de departamento estaban indignados porque decían que tenemos preparación de sobra. Uno de ellos me comentó que un compañero que era licenciado en Filosofía había entrado a dar clases en Matemáticas teniendo tres cursos del Grado. Faltan profesores y no se envían. Los profesores que están asumen las tareas de los que no están. Es un maltrato enorme hacia nosotros y hacia los centros. Prefieren a alumnos desamparados que flexibilizar la ley", relata esta otra afectada.

"Teníamos argumentos de sobra antes y más ahora que pretenden relajar los requisitos de acceso a la bolsas, ya que hay un importante número de titulados universitarios en Periodismo que tienen además el máster habilitante y que consideramos que están sobradamente cualificados para impartir esa docencia", añade Navarrete. En aquella reunión con Escrivá, recuerda, "se quitaba valor por parte de la Consejería a los criterios de acceso a las bolsas extraordinarias y precisamente ahora, se demuestra que sí son importantes, teniendo en cuenta además que puntúan para el acceso posterior a una plaza en la educación pública".

En ese sentido, fuentes de la Consejería de Educación informan a este medio que, además de la solicitud de encuentro por parte del Colegio, tienen encima de la mesa las peticiones de las asociaciones de prensa de las provincias andaluzas en similar sentido. Argumentan también que el Consejo de Gobierno de la Junta aprobó el martes 13 de octubre "los criterios a seguir a partir de que las bolsas se agoten, algo que no ha ocurrido". "Entre las bolsas que más personal tienen son las de Lengua y Literatura", advierten las fuentes. Respecto a las reuniones, "el consejero los recibirá, aún no tenemos fecha, pero no se demorará mucho".

Por otro lado, recientemente el sindicato CSIF, que rechaza la contratación de docentes sin máster porque "no contribuye al objetivo de reforzar la calidad de la educación", informó de que la Dirección General de Recursos Humanos ya ha comunicado que próximamente se van a abrir listas de trabajo por el cual se establece la dispensa temporal del requisito del máster. Se convocarán aquellas especialidades del cuerpo de Enseñanza Secundaria vinculadas a los ámbitos, que cuenten con escaso número de aspirantes y sea previsible que se agoten en breve.️ La intención es que la convocatoria de estos listados se realice antes del 25 de noviembre. Según indicó CSIF, la cobertura de urgencia se realizará haciendo uso de estas listas de trabajo cuyos integrantes posean o no el MAES.

Etiquetas
Publicado el
5 de noviembre de 2020 - 20:25 h

Descubre nuestras apps

stats