Vox sentencia a Canal Sur: la Junta andaluza no sustituirá las jubilaciones de una plantilla con una edad media de 55 años

Sede la RTVA en la Isla de la Cartuja, Sevilla

El Gobierno de coalición entre PP y Cs en Andalucía va a sacar los presupuestos de 2021 adelante gracias al apoyo de "su socio preferente". Vox ha retirado la enmienda a la totalidad de las cuentas andaluzas a cambio de la inclusión de 65 propuestas. Todo tiene un precio y el más alto lo ha pagado la RTVA.

Los periodistas de Canal Sur, en la diana de Vox

Los periodistas de Canal Sur, en la diana de Vox

A pesar de la pandemia, la atención de las exigencias se ha centrado en los últimos días en el ente público de comunicaciones andaluz. La "redimensión" de la RTVA ha sido el escollo clave de la negociación de este año y finalmente se ha saldado con un recorte del presupuesto en 14 millones de euros.

Según lo acordado entre PP, Cs y Vox se establece un 'Plan de eficacia, eficiencia y racionalización en la Radio y Televisión de Andalucía' en el que "las vacantes que se produzcan por jubilación en la entidad serán amortizadas". Es decir, no se sustituirán las bajas en una plantilla que como indicó el pasado año su director general, Juande Mellado, cuenta con una media de edad de 55 años. También se apuesta por un "análisis coste-beneficio de procesos de prejubilaciones voluntarias, que en ningún caso implicaría salidas forzosas, en beneficio de posibles medidas de conciliación, que permitan seguir avanzando en el proceso de rejuvenecimiento progresivo de la plantilla".

De nuevo, los periodistas de la RTVA están en el punto de mira. La reducción de la plantilla era algo que ya se temía por lo sindicatos que hace un año ya advertían de que la cadena pública se estaba "dejando morir poco a poco". Desde que el Gobierno central estipuló la tasa de reposición 0 en 2012, no se han cubierto las bajas. Una vez derogada esta tasa las contrataciones autorizadas han sido mínimas para afrontar el déficit de trabajadores. Además, desde 2008 no se convoca ningún concurso oposición para cubrir determinados puestos que han quedado vacantes por diferentes circunstancias. A la "transformación interna" de Canal Sur le faltan trabajadores. Y Vox parece haberle dado la puntilla a la cadena pública.

Otros acuerdos

El "maximizar los recursos disponibles", como apunta Vox, requiere además de la liquidación de la Fundación Audiovisual de Andalucía, que supone un ahorro de 400.000 euros. Así, "se procederá a impulsar su liquidación, extinción o integración en otras entidades del sector público andaluz eliminando en todo caso el coste de aportación".

Como parte del plan de eficacia, se fomenta la producción propia y se reduce en un 10% la contratación externa de programas. Esto era una de las reivindicaciones de Vox en su enmienda a la totalidad de las cuentas andaluzas en la que exigía la reducción de la partida de aprovisionamiento de la RTVA. Otra de las medidas para simbolizar el "cambio de rumbo" de la televisión pública andaluza es la eliminación de uno de los tres canales, el canal ATV -con 1,5 millones de presupuesto y una audiencia de 0,4%-. Se produce una "unificación de los tres canales actuales en dos" para la "recomposición de los contenidos" e impulsar la emisión en alta definición (HD).

Entre los puntos acordados, la entidad iniciará "nuevos procesos de comercialización y desarrollo de mercados" para desarrollar la plataforma digital de RTVA y favorecer su integración con otros contenidos a la carta en otras plataformas. Vox apuesta también por una "renovación de la marca" tanto desde el punto de vista comercial y publicitario como desde el aspecto técnico. Así, se busca la exportación de los contenidos a EE.UU y Latinoamérica para contribuir desde Andalucía "el impulso de la hispanidad, mediante el acceso a la cultura andaluza, y permitiendo el conocimiento de la marca Andalucía en mercados y países de habla hispana".

Pulso perdido

La RTVA contará con menos presupuesto y menos plantilla tras el acuerdo presupuestario del Gobierno andaluz con Vox. Sin embargo, la formación de extrema derecha no ha conseguido cambiar el nombre a Canal Sur.

"Es falso que Vox quiera cambiar el nombre de Canal Sur", han repetido fuentes de la formación de Abascal en Andalucía en las últimas semanas. Hablaban de "redimensionar" el ente público, no de cambiar el nombre. "Eso es absurdo", dijeron.

Pero el texto que recoge la enmienda a la totalidad de los presupuestos de Vox, deja al partido en evidencia. La propuesta 33 del documento, además de abordar el modelo de gestión y financiación de la RTVA y sus sociedades filiales, plantea el "cierre del canal Andalucía ATV" y "utilizar ese nombre para sustituir el nombre de Canal Sur. De tal forma que queden, Andalucía TV1 y Andalucía TV2". El Gobierno andaluz ha descartado esta propuesta, impulsada por la dirección general de Vox, que busca llamar "Andalucía Televisión" a la cadena pública.

"Rechazo total"

El Comité de Intercentros de RTVA y CSRTV ha mostrado su "rechazo total" el acuerdo firmado por PP, Cs y Vox para sacar adelante los presupuestos autonómicos de 2021. El pacto, según el comité, "pone en el disparadero la continuidad del modelo de Canal Sur como servicio público de gestión directa" y elimina "de un plumazo" cientos de puestos de trabajo ya que se propone un recorte de casi un 19% de lo presupuestado para personal.

En una nota informativa el comité se queja del cierre del canal ATV y del compromiso de "emitir contenidos ligados a la ideología política" de Vox. Además se considera que la reducción del presupuesto destinado a aprovisionamiento merma la "maltrecha" situación del sector audiovisual andaluz.

Por último explican que el acuerdo "va en contra" del alcanzado en 2018 en el que se garantizó "tanto el mantenimiento de la plantilla como un plan de inversiones para la necesitada renovación tecnológica".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats