La Inspección de Trabajo prohíbe el acceso a los sótanos municipales de Santander de personas ajenas a los trabajos de vaciado

Sótano del Ayuntamiento de Santander.

La Inspección de Trabajo del Gobierno de Cantabria ha prohibido el acceso del personal municipal a los sótanos del Ayuntamiento de Santander tras la denuncia efectuada por los delegados de Prevención y el informe del arquitecto técnico municipal que aconsejaba el desalojo de estas dependencias.

Carmen Meruelo (UGT): "Los servicios públicos son una garantía para todos"

Carmen Meruelo (UGT): "Los servicios públicos son una garantía para todos"

La visita del inspector de Trabajo se ha resuelto con una serie de disposiciones como la prohibición de acceso de personal ajeno a los trabajos de vaciado del lugar, la disposición de personal cualificado que vele por la seguridad de los trabajadores que procedan a la adecuación de las dependencias y la señalización de la zona.

Aparte de ello, la Inspección de Trabajo ha llamado a comparecer al concejal encargado de Personal, Pedro Nalda (PP), algo que el sindicato UGT ha calificado de “insólito” y que revelaría la gravedad de la situación.

“[La Inspección] ha requerido la comparecencia del concejal de Personal, algo inédito hasta la fecha, entendemos que derivado de la gravedad del estado de las instalaciones, y la pasividad mantenida por parte del Consistorio, conocedor de la gravedad, desde hacia meses”, ha añadido un portavoz del sindicato.

La Inspección de Trabajo estableció medidas preventivas “de inmediato y obligado cumplimiento tras comprobar el grave estado de las instalaciones”. Asimismo, solicitó al Ayuntamiento la entrega de toda la documentación técnica existente sobre el estado de los sótanos y medidas preventivas durante el vaciado de la dependencia, así como copia de las actas del Comité de Seguridad y Salud de los últimos tres años.

“Hostigamiento” a UGT

Este sindicato, asimismo, ha denunciado que sus delegados de Prevención no fueron avisados cuando la Inspección de Trabajo se personó en el Ayuntamiento de Santander, algo de lo que se responsabiliza al equipo de gobierno.

“Durante esta visita de la Inspección, se produjo solicitud por parte de la inspectora actuante de la presencia de los delegados de Prevención. Ante esta solicitud, el Ayuntamiento de Santander ha obviado comunicar la visita a las delegadas de Prevención de UGT, impidiendo deliberadamente su asistencia y participación”, ha informado el sindicato ugetista.

El sindicato ha contextualizado este hecho en un proceso de “hostigamiento” de los representantes de este sindicato por parte de la Concejalía de Personal. Fueron precisamente los delegados de Prevención ugetistas los que denunciaron en abril el estado del sótano y han informado de que durante siete meses no se adoptó una solución al respecto.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats