Santander estudia descolgarse del acuerdo de la FEMP sobre superávit y no firmarlo

Reunión de miembros de la FEMP

El Ayuntamiento de Santander pudiera no ratificar el acuerdo de la Federación Española de Municipios (FEMP) por el que se establece un mecanismo de compensación por transferir al Estado el superávit municipal. Ni PP ni Ciudadanos, socios al frente del Consistorio, están satisfechos con una fórmula que consideran confiscatoria, una crítica a la que se ha incorporado el presidente Miguel Ángel Revilla, socio a su vez del PSOE en el Gobierno de Cantabria, quien ha criticado que el mecanismo se aprobara con el voto de calidad del socialista Abel Caballero.

Igual, molesta por el acuerdo de la FEMP que devolverá con cuentagotas los 16 millones de superávit que Santander prestará al Estado

Igual, molesta por el acuerdo de la FEMP que devolverá con cuentagotas los 16 millones de superávit que Santander prestará al Estado

El portavoz de equipo de gobierno con el PP, Javier Ceruti, ha informado que el Ayuntamiento no ha tomado una decisión al respecto y no descarta apearse del acuerdo. Ceruti ve "gravísima" la actuación del Gobierno de España en "perjuicio" de la autonomía municipal y, también, de los vecinos de la ciudad, a raíz del acuerdo de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) de aceptar la propuesta del Ministerio de Hacienda para la liberación de los remanentes y el uso del superávit de los consistorios.

A preguntas de los periodistas sobre el acuerdo y si la capital cántabra se plantea no adherirse al mismo, el concejal de Cs ha señalado que la decisión está "por tomar", pero ha recordado que la alcaldesa, la 'popular' Gema Igual, votó el lunes en contra en la Junta de Gobierno de la FEMP, en línea con los argumentos esgrimidos por su partido y también por la formación naranja en el último Pleno municipal, celebrado la semana pasada.

Revilla critica a Abel Caballero

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (PRC), ha tachado de "lamentable" e "impresentable" el acuerdo alcanzado entre el Gobierno de España y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) sobre los remanentes que, a su juicio, es una "injusticia absoluta", ha informado Europa Press. Y es que para Revilla este acuerdo lo que hace es cargar en los ayuntamientos con superávit el "mochuelo" de la "mala práctica" de un Gobierno central "manirroto" y que ha generado un "gran déficit" en el Estado. El jefe del Ejecutivo cántabro y secretario general del PRC ha criticado que el presidente de la FEMP, y alcalde de Vigo, Abel Caballero -al que "aprecia" y del que tiene "buena impresión" y es "amigo" suyo- haya seguido "una línea de partido" y haya empleado su voto de calidad para sacar adelante este acuerdo.

Revilla considera que la "mejor manera" de haber reactivado la economía y generado empleo es haber permitido que los ayuntamientos con superávit pudieran gastar sus remanentes en "pequeñas obras" que, a su juicio, "buena falta hacen".

El presidente cántabro ha señalado que si se hubiera permitido a los ayuntamientos cántabros gastar los 450 millones que tienen de superávit en estas pequeñas actuaciones que generaran actividad económica y empleo no estaría ya "ni preocupado" por la llegada de los fondos europeos.

Según el acuerdo, los ayuntamientos que lo deseen podrán poner sus remanentes a disposición del Gobierno central, que aportará 5.000 millones que no serán devueltos de forma inmediata en proporción a las cantidades entregadas. Posteriormente, a partir de 2020, el Ejecutivo central revertirá a los municipios el 100% de los remanentes recibidos en un plazo de 10 años, así como intereses.

Etiquetas
Publicado el
4 de agosto de 2020 - 14:44 h

Descubre nuestras apps

stats