El hospital Sierrallana de Torrelavega vacunó a directivos, al quiosquero y al encargado de los televisores antes que a algunos sanitarios de primera línea

Hospital Sierrallana

El sindicato UGT ha pedido el cese del director gerente del Hospital Sierrallana, Pedro Herce, por haber priorizado en la lista de vacunación contra la COVID a personal directivo, de gestión, médico y de enfermería, a un extrabajador de catering, a personal que teletrabaja, así como a los encargados del mantenimiento de los televisores y del quiosco, antes que a algunos sanitarios de primera línea.

Según el responsable de Sanidad Pública del sindicato, José María Fernández, existe constancia por testigos presenciales de que los directivos del hospital ya tienen puestas las dos dosis, mientras que el resto de sanitarios o bien tienen aún pendiente la primera dosis o están a la espera de ser vacunados con la segunda.

Ya se ha vacunado a “toda la Dirección de la Gerencia, la Dirección de Gestión, la Dirección Médica y la Dirección de Enfermería cuando, por el contrario, profesionales sanitarios que están en primera línea y que deben de tener prioridad absoluta todavía no han recibido siquiera la primera dosis”, afirma el responsable de UGT.

Por su parte, el director gerente de Sierrallana, que lo es también del Hospital Tres Mares de Campoo, ha afirmado que los directivos son personal sanitario de “primera línea”, añadiendo que la vacunación de colectivos no sanitarios, como el correspondiente a las subcontratas de limpieza “u otros servicios esenciales” se ha realizado a través de sus servicios de prevención.

UGT ha informado que la vacunación de directivos de gestión, médicos y de enfermería, así como de otros colectivos no sanitarios se produjo entre los días 7 y 10 de enero, ambos inclusive, por lo que ya disponen de las dos dosis completas, mientras que la aplicación de la primera en algunos casos y de la segunda dosis a sanitarios sigue pendiente y se ha visto retrasada por los problemas de suministro de las farmacéuticas.

El sindicato advierte de que los profesionales sanitarios que están en primera línea deben de tener prioridad absoluta y “todavía no han recibido siquiera la primera dosis”.

UGT agrega que “la falta de planificación y los incumplimientos reiterados del protocolo de vacunación por la COVID-19” en el hospital torrelaveguense “llega al absurdo de haberse vacunado antes incluso al encargado de mantenimiento de las televisiones, el gerente del quiosco de prensa, personal que está en teletrabajo y hasta un trabajador de la empresa de catering que no está en la actualidad activo”.

Por todo ello, el sindicato ha registrado dos escritos remitidos al consejero de Sanidad del Gobierno de Cantabria, Miguel Rodríguez, y a la gerente del Servicio Cántabro de Salud, Celia Gómez, en la que exigen la destitución inmediata del gerente tanto del Hospital de Sierrallana como del de Tres Mares en Reinosa. 

Réplica del gerente

El gerente del Hospital de Sierrallana, Pedro Herce, ha rechazado la denuncia y ha asegurado que se le ha administrado la dosis porque “está y estará” en primera línea y que se ha hecho así en todas las gerencias. “No ha habido ningún comportamiento sustancialmente diferente respecto a lo que se había establecido para otras gerencias” del Servicio Cántabro de Salud (SCS), dice Herce.

Según añade, los directivos “tienen clara indicación de vacunarse” porque están y estarán hasta el final de la pandemia “en la primera línea”. “Creo que así ha sido en todas las gerencias y creo que en ese sentido poco hay que decir”, recalca.

Explica que la población a la que se administra la vacuna se ha fijado incluyendo otros colectivos que “no dependen directamente de la gerencia”, como los que se corresponden con subcontratas de limpieza “u otros servicios esenciales”. A esos colectivos, abunda, se les ha incluido en la vacunación a través de sus servicios de prevención.

Así mismo, indica que los liberados sindicales “han tenido la misma oportunidad de vacunarse” dentro de este proceso, y según Herce, buena parte de ellos lo ha hecho, incluidos los representantes de UGT. En lo que atañe a este sindicato, el responsable ha negado esta afirmación y ha indicado que su recomendación fue que no se vacunara ninguno delegado sindical excepto uno que es enfermero en activo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats