Cuatro medallas y una foto a tres que queda coja: la UIMP condecora en su 90 aniversario a González, Aznar, Zapatero y Rajoy

Los expresidentes del gobierno de España Aznar, Zapatero y Rajoy en la UIMP.

Rubén Alonso


2

La Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) ha congregado esta semana a los últimos cuatro expresidentes del Gobierno de España. Y lo ha hecho en el marco de los Cursos de Verano que se celebran en el Palacio de La Magdalena de Santander, con charlas por separado para que cada uno exponga su particular visión de la situación del país y a través de un acto conjunto en el que se les ha entregado una medalla conmemorativa por el 90 aniversario de esta institución académica. 

Así, Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy estaban llamados a coincidir en esta ceremonia que ha tenido lugar en la tarde de este martes, pero el primero de ellos no ha estado presente por problemas de agenda, según ha trasladado a la UIMP, que ha excusado su ausencia. El expresidente socialista ha pasado la noche en La Magdalena para acudir a primera hora a su conferencia, pero no se ha quedado al acto vespertino.

Quien sí ha estado todo el día e incluso ha tenido tiempo para practicar deporte por la capital cántabra ha sido Aznar, en concreto, siete kilómetros y 100 metros de carrera, según se ha encargado de precisar a la alcaldesa a su llegada a la UIMP. “Me tienes que pasar la aplicación”, le ha dicho Gema Igual en referencia a la distancia recorrida antes de que este desvelara el dato recogido en la app. Todo ello a las puertas del edificio más importante de la Península de La Magdalena, este emblemático lugar que ha acogido las conferencias, donde el presidente de FAES ha sido recibido por los principales dirigentes del PP cántabro.

“¿Te acuerdas de mí?”, le ha dicho María José Sáenz de Buruaga tras presentarse como presidenta del partido en la comunidad autónoma. “Nosotros somos del PP de Cantabria”, le ha señalado el portavoz parlamentario, Íñigo Fernández, durante una ronda de presentaciones que se ha hecho esperar por el retraso en la llegada del expresidente.

“De estos del PP, este es el que más me gusta”, expresaba una señora que paseaba por la zona mientras Aznar se acercaba a pie al lugar donde le esperaba la prensa -a la que no ha atendido-, la misma que le ha chocado el puño a Felipe González cuando este se ha bajado del coche: “El único socialista bueno”, le ha señalado. 

Las conferencias, a las 10.00 horas de González y a las 12.00 horas de Aznar, han contado con la presencia de los dirigentes socialistas y populares de la comunidad, sin mezclarse, así como de una treintena de personas ajenas a la política en cada una de ellas. Zapatero y Rajoy intervendrán este miércoles por la mañana, con mismo horario y formato que sus antecesores. 

Foto sin González

No obstante, desde la tarde de este martes ya están en La Magdalena, donde han recibido una medalla de la UIMP por su 90 aniversario. La foto más esperada, la de los cuatro presidentes, ha quedado un poco coja tras la ausencia de González, que ha recogido su distintivo por la mañana antes de marcharse a Madrid.

“Algo muy importante ha tenido que pasar para que no esté aquí”, ha dicho el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (PRC), quien además ha tenido un lapsus con los cargos de los tres expresidentes al 'rebautizarlos' como exvicepresidentes, anécdota que ha servido a los tres para alargar el chascarrillo en sus intervenciones.

“En mi vida me han llamado muchas cosas, pero nunca exvicepresidente; esas cosas pasan”, ha bromeado Aznar. “He tenido la tentación de llamarle vicepresidente”, ha asegurado irónicamente Zapatero. “Ahora ya sé por qué no ha venido Felipe González”, ha dicho Rajoy, al señalar que es el único que conserva el título de expresidente.

Bromas aparte, el acto, tal y como ha pretendido que sea el rector de la UIMP, Carlos Andradas, ha sido breve, con el objetivo de reconocer a los cuatro “su entrega” y su “apuesta por el futuro del país”. A él han acudido miembros del Consejo de Gobierno de Cantabria, la delegada del Gobierno, la alcaldesa de Santander, concejales, diputados, el obispo y otras personalidades de la política y de la institución académica.

Los tres expresidentes han mostrado orgullo y agradecimiento por el distintivo. Aznar en su intervención ha pedido que la  “maravillosa” escultura que el escultor Jaume Plensa ha cedido hasta el mes de septiembre a la UIMP extienda su periodo de estancia, bien en favor de la universidad, o de la ciudad de Santander.

Zapatero ha afirmado que la UIMP se ha consolidado como una de las “instituciones indudables” de España, equiparándola al Museo del Prado, la Real Academia Española, o el Consejo de Estado. Además, ha puesto en valor la labor de la universidad, que “abre las puertas al progreso, al bienestar, a la igualdad de género y ante todo, a la convivencia pacífica”.

Por último, Rajoy se ha referido a la trayectoria histórica de la UIMP y a los Cursos de Verano como unas “jornadas gloriosas” que contaron con la asistencia de “personalidades brillantes”. Asimismo, ha manifestado su deseo por que la universidad continúe siendo un “referente de respeto a los valores científicos y humanísticos” y mantenga su capacidad de atender a los cambios, novedades y amenazas que de continuo se producen.

Por su parte, Revilla ha reconocido la labor de todos ellos pese a las “discrepancias” porque, según ha dicho, cuando han gobernado han puesto sus “mejores intenciones e ideas”. “Todos cuando estamos gobernamos intentamos hacerlo lo mejor posible”, ha dicho Revilla, que ha señalado que, él, con 24 de años en el Gobierno y 15 siendo presidente, sabe lo “complicado” que es gobernar.

Finalmente, la alcaldesa, Gema Igual, ha subrayado que los cuatro son “personas imprescindibles para comprender los últimos 25 años de la democracia, a cuya consolidación y fortalecimiento han contribuido de manera inequívoca” y ha hecho una mención especial a Rajoy por haber nombrado ministro de Fomento al exregidor santanderino, Íñigo de la Serna, lo que se tradujo en su sucesión al frente del Consistorio.

A su llegada al Palacio de la Magdalena, los expresidentes se han visto sorprendidos por una concentración protagonizada por una treintena de personas para protestar por el cambio de postura del Gobierno sobre el Sáhara. Los manifestantes han recibido a los expresidentes -Aznar acompañado de su esposa, Ana Botella- con gritos de 'Gobierno, escucha, el Sáhara no se vende' y pancartas de 'PSOE traidor' o 'Marruecos asesina y España patrocina'. Además, algunas de las personas portaban caretas con la cara de Felipe González, Pedro Sánchez y Zapatero.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats