La portada de mañana
Acceder
La carrera por bajar impuestos choca contra el criterio internacional
Erradicar o convivir: proteger la naturaleza de los gatos asilvestrados
OPINIÓN | El advenimiento de monsieur Reynders, por Elisa Beni

El Pleno de Camargo vuelve a rechazar la propuesta del contrato de basuras y Bolado habla de “teoría de la conspiración”

Pleno del Ayuntamiento de Camargo.

El Pleno de Camargo ha vuelto a rechazar en sesión extraordinaria la propuesta de adjudicación del contrato de limpieza viaria y recogida de residuos a la empresa Urbaser, con los votos en contra de PP, Cs, y tres concejales de los cuatro del PRC, ya que Héctor Lavín se ha desmarcado del grupo regionalista y ha votado a favor junto al PSOE.

Los tres concejales del grupo regionalista, que ya votaron en contra en el Pleno de junio en el que se trató este asunto por primera vez, han vuelto a alegar “irregularidades”, “falta de transparencia” e “intereses personales” con la adjudicataria de la alcaldesa socialista, Esther Bolado, y de su formación, algo que la regidora ha definido como una “teoría de la conspiración”.

El PRC, que forma equipo de Gobierno con el PSOE, no había permitido, en esta ocasión, libertad de voto a sus concejales, sin embargo, el antiguo portavoz, Héctor Lavín, (sustituido recientemente por Eugenio Gómez) no ha seguido las indicaciones de su formación posicionándose a favor de la propuesta.

A juicio de Eugenio Gómez, el PSOE y Bolado han realizado una “dejación absoluta” de su deber, defendiendo el recurso presentado por la empresa “antes que al criterio mayoritario del Pleno”, razón, a su juicio, por la que el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TACRC), dictó, el pasado 28 de julio, que la paralización de la adjudicación del contrato, que suponía un importe de 21 millones de euros, adolecía de motivación y era injustificada.

Gómez ha subrayado que, al contrario de lo que ha afirmado Bolado, los concejales que votaron en contra en la sesión de junio “sí justificaron” su voto y no supone, por tanto, “ningún delito de prevaricación” mantener el rechazo.

Y ha señalado que los informes de los técnicos municipales sobre el contrato “no eran todos favorables”, y “no se han tenido en cuenta en ningún momento”. “Una parte de los miembros de la mesa de contratación obviaron la valoración de los técnicos” y adjudicaron “vía contrato menor” a una empresa externa una nueva valoración de las ofertas presentadas, según ha dicho.

En este sentido, Gómez ha recordado que el Ayuntamiento, tras ver los informes técnicos municipales, pidió la valoración a una empresa externa que “alteró el resultado del proceso”, decidiéndose una cuestión “esencial” fuera del órgano competente, la mesa de contratación.

Además, ha vuelto a poner en duda la cualificación de dicha empresa externa, que, según ha indicado, subcontrató a una tercera para realizar el trabajo. Una situación que califica de “totalmente irregular”, a la que, según ha dicho, se suman “vinculaciones personales” entre la alcaldesa y la empresa ganadora de la propuesta de adjudicación.

Sin embargo, el concejal ha manifestado que “no se cuestiona la necesidad” de este contrato, ya que su grupo, ha dicho, “lleva pidiéndolo desde 2014” -año desde que lleva pendiente la nueva adjudicación-, y no tiene “ningún interés” en que no se den los servicios porque a ellos, ha dicho, también les afecta como vecinos. “Queremos un proceso limpio”, ha añadido.

La opinión del portavoz ha sido suscrita por la oposición, PP y Cs, que ya votaron en contra de la adjudicación del contrato a Urbaser en el pleno de junio, y que en esta ocasión han subrayado que uno de los concejales del PSOE, Íñigo Gómez, participó en la votación siendo antiguo trabajador de Urbaser en situación de excedencia, por lo que consideran que existe un “interés personal”.

En respuesta a estas acusaciones, la alcaldesa ha asegurado que es “muy fácil” desmontar la “teoría de la conspiración” que, a su juicio, están llevando a cabo estos tres grupos.

Así, ha destacado que los informes de los técnicos municipales, en su opinión, carecían de motivación, con un total de 5 páginas frente a las 85 que redactó la empresa externa a la que posteriormente se le pidió realizar el trabajo.

Sobre la falta de motivación en los informes municipales, Esther Bolado ha leído las valoraciones que los técnicos del Ayuntamiento hicieron de las cinco empresas candidatas, que mostraban una puntuación diferente para cada una y, “sin embargo”, descripciones “idénticas” para todas ellas.

Además, Bolado ha asegurado que no existen “reparos ni irregularidades” en los informes jurídicos y que el procedimiento es “correcto”, algo que ha sostenido también el secretario del Ayuntamiento.

Respecto a las acusaciones sobre los “intereses” por la relación del concejal socialista Íñigo Gómez y de la propia alcaldesa con Urbaser, Bolado ha pedido “un poco de dignidad” al resto de grupos, en especial al PRC, y ha afirmado que no tiene “nada que ocultar”, porque, aunque sus hermanos trabajan para la empresa, no les afecta quién sea la adjudicataria, ya que, según ha manifestado, son “personal a subrogar” que llevan más de 20 años trabajando en el sector para varias empresas.

Y sobre las “irregularidades”, ha recordado que la responsable del contrato no es ella, sino el antiguo portavoz regionalista, Héctor Lavín, el único de la formación que votó a favor en junio y de nuevo este miércoles, “quien mañana seguramente no estará porque le echarán”, ha indicado Bolado.

“Cuatro veces el Tribunal ha dado la razón al Ayuntamiento”, y “tiene a disposición el expediente completo y ha dicho en cuatro ocasiones que el procedimiento está bien”, ha subrayado Bolado, quien ha recordado que los ciudadanos y trabajadores son los “pagadores” de la paralización de este contrato.

Tras la finalización del pleno, varios representantes de los trabajadores han pedido “soluciones urgentes” porque se encuentran trabajando en “condiciones lamentables” con “maquinaria obsoleta” y la imagen de las calles de Camargo es “muy mala”.

En una segunda sesión plenaria que ha tenido lugar después de la celebrada para abordar el contrato de basuras, los concejales han aprobado inicialmente, entre otras cosas, el presupuesto general del Ayuntamiento para el ejercicio 2022, con los votos a favor de PSOE y PRC, el rechazo del PP y la abstención de Cs.

También se ha aprobado por unanimidad, entre otros asuntos, la subvención directa de 70.000 euros a la Junta Vecinal de Revilla para la realización de las Fiestas del Carmen.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats