Alegaciones al al Plan Español Ferroviario 2021-2026 para “dar una oportunidad a Cuenca de tener un medio de transporte sostenible”

Representantes de las plataformas del tren, en la estación de Cuenca.

Las plataformas, tanto regional como provincial, en defensa del Ferrocarril Público, Social y Sostenible continúan con su apuesta por el tren convencional, esta vez, mediante la presentación el próximo jueves de una serie de alegaciones al Plan Español Ferroviario 2021-2026 del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Los representantes de las organizaciones ciudadanas se han dado cita este lunes en la estación del tren de la capital conquense para dar a conocer esas alegaciones, que tienen como denominador común no solo el mantenimiento de la línea férrea Aranjuez-Cuenca-Utiel, sino también la necesidad de modernización de esta infraestructura “fundamental para la vertebración real no solo de la provincia de Cuenca, sino también de la comunidad autónoma, tanto en transporte de viajeros como de mercancías”, tal y como ha recalcado el coordinador regional de esta plataforma, Eugenio Parreño.

En este sentido, Parreño, tras denunciar lo “inoportuno” del plazo marcado por el Ministerio para la presentación de alegaciones al coincidir con el periodo navideño, ha detallado que insisten en la “necesaria” vertebración ferroviaria “real” de todo el territorio autonómico, “uniendo entre sí todas las cabeceras de comarca, así como las capitales de provincia, con el fin de dar oportunidad a los ciudadanos de tener el transporte que necesitan”.

Para ello, consideran indispensable la ejecución de una serie de inversiones urgentes en la comunidad autónoma, que pasan por la modernización en la provincia de Toledo tanto de la salida hacía Extremadura como su conexión con Levante y Andalucía, así como del enlace de Albacete con Murcia y Cartagena; sin olvidar, por supuesto y de manera urgente, la reapertura del tramo ferroviario entre Cuenca y Utiel y la modernización de toda la línea, de Madrid a Valencia, para “darle una oportunidad a la provincia de Cuenca de tener un medio de transporte sostenible”, apunta Parreño.

“Inadmisible”

En esta misma línea, el portavoz provincial de esta plataforma y de la Agrupación Pueblos con el Tren, Francisco de los Cobos, ha dejado claro que “consideramos inadmisible dejar a la población de una provincia con más de 16.000 kilómetros cuadrados sin ninguna estación de ferrocarril, más allá de la del AVE ‘Cuenca-Fernando Zóbel’, y sin ningún punto de embarque de mercancías”. Es por ello que en sus alegaciones volverán a recalcar que “no se puede permitir en este país dejar de prestar servicio de viajeros y mercancías en 266 kilómetros de la línea Madrid-Cuenca-Valencia, que pasa por cuatro provincias de tres comunidades autónomas, tratándose, por lo tanto, no solo de un problema exclusivo de Cuenca capital, sino de ordenación del territorio del Estado”.

Y es que son de la opinión de que “el ferrocarril es el medio de transporte de futuro, tanto para viajeros como para mercancías, por lo tanto, queremos seguir estando dentro de ese mapa de España”. Además, en este sentido, ha subrayado el hecho de que en el contexto europeo se está hablando de la “intermodalidad de proximidad”, es decir, según explica, “de potenciar las cabeceras comarcales, como pueden ser Tarancón, Huete, Carboneras de Guadazaón o Cardenete, y dotarlas de servicios, como el de autobús hacia el ferrocarril, un medio, a su juicio, ”más rápido, barato y sostenible“.

De ahí que se posicione en contra de la propuesta del Plan de Movilidad XCuenca de trasladar a los pasajeros a la estación del AVE de la capital por tratarse de “una alternativa mucho más lenta que cualquier otra e, incluso, mucho más cara”.

Por todo ello, desde estas plataformas no se duda en tildar de “irrenunciable” el mantenimiento y la modernización del tren convencional, tanto para viajeros como mercancías, como una oportunidad eficaz y limpia de propiciar el desarrollo económico de la región, en general, y de la provincia de Cuenca, en particular.

Algo en lo que ha incidido también el portavoz de esta plataforma en la comarca toledana de La Sagra, también presente en este acto, Ángel de Cabo, quien ha subrayado que “entiendo la política como la solución a los problemas de la gente, a dotarlos de servicios públicos útiles para mejorar la calidad de vida de todos, y esto es todo lo contrario. Parece ser que ni la Junta ni la Diputación ni el Ayuntamiento de Cuenca han aprendido de los errores del pasado. Somos la segunda región con más kilómetros de AVE y eso no ha servido para poner en contacto los pueblos con las ciudades. Esto va en detrimento de la calidad de vida de los ciudadanos y ciudadanas de Cuenca”.

“Hipocresía política”

El vicepresidente del Gobierno regional, José Luis Martínez Guijarro, ha lamentado la “hipocresía política” que existe en las diferentes formaciones políticas con representación en las distintas instituciones respecto al nuevo sistema integral de movilidad y transformación urbana que plantea el proyecto ‘XCuenca’, pues “nos dicen que tiremos para adelante con el plan y luego se sitúan detrás de la pancarta”.

“Lo que me dicen en privado luego no se atreven a decirlo en público”, ha relatado hoy el vicepresidente autonómico que, acompañado por el alcalde de la ciudad, Darío Dolz; el presidente de la Diputación de Cuenca, Álvaro Martínez Chana, y el subdelegado del Gobierno, Juan Rodríguez, ha mantenido un encuentro informativo con los medios de comunicación en el que se han desgranado todos los detalles de esta iniciativa.

Recordar que el plan ‘XCuenca’ contempla la sustitución de los servicios ferroviarios del tren convencional por dos trenes AVANT, que supondrán cuatro expediciones diarias entre ida y vuelta para unir Cuenca con Albacete, Madrid y Toledo; un servicio lanzadera entre la estación del Ave y el centro; la construcción de un vial de conexión similar a la Ronda Oeste entre la estación del AVE y el centro de Cuenca; un servicio de transporte por carretera que haga el recorrido del tren; la implantación de un sistema de transporte a demanda para movilidad intracomarcal en Huete, Carboneras de Guadazaón y Carrascosa del Campo; un plan Astra para los pueblos del cinturón con paradas estratégicas en la capital; la integración de los terrenos de Renfe en la ciudad de Cuenca; y la rehabilitación de las estaciones de tren y creación de vías verdes, entre otros.

“Podemos seguir en la melancolía del ferrocarril o hacer una apuesta de futuro pensando en Cuenca”,

Martínez Guijarro ha insistido en que la decisión de clausurar o no la línea de tren convencional Aranjuez-Cuenca-Utiel compete exclusivamente al Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, que lo que sí hace es una oferta a todas las administraciones de implantar un sistema intermodal de movilidad que mejore los servicios que se prestan actualmente en la ciudad y en la provincia de Cuenca.

El vicepresidente ha revelado que él mismo mantuvo una reunión con los seis ediles que conforman el Grupo Municipal de Cuenca Nos Une en el Ayuntamiento de la capital y “cinco estaban de acuerdo con la propuesta”, mientras que otra “no lo sé porque no habló”. Entre los que sí expusieron su opinión estaba Dámaso Matarranz, que – según ha dicho hoy Martínez Guijarro, “le parecía un buen proyecto pero que era una putada que cinco concejales independientes tuvieran que decidir lo que nadie se ha atrevido en 40 años”.

El vicepresidente ha vuelto a repetir que ya en 2016, con el PP en el Gobierno de España y siendo ministro Rafael Catalá, se hizo un planteamiento similar que no prosperó “por un puro cálculo electoral a corto plazo” del presidente provincial de los ‘populares’, Benjamín Prieto.

“Podemos seguir en la melancolía del ferrocarril o hacer una apuesta de futuro pensando en Cuenca”, ha apostillado Martínez Guijarro, que ha pedido “hacer esa reflexión” convencido de que “no se puede, como siempre, dejar las decisiones importantes para la siguiente legislatura”.

“Nos votaron para que hubiera coordinación y que no hubiera peleas electorales”, ha dicho en referencia a la coincidencia de signo político en todas las instituciones, por lo que “este es el momento de tomar esta decisión, que sabemos que es complicada, pero que es la que necesita la ciudad de Cuenca”.

En este punto, ha subrayado que “la ciudad de Cuenca no está para paños calientes, y para dejar otra vez esta decisión para la siguiente legislatura, sino para ponernos manos a la obra y ejecutarla”.

“Necesitamos que los grupos políticos se olviden del resultado electoral dentro de año y medio, y piensen en el futuro de la ciudad de Cuenca, porque este es un proyecto que trasciende a más de una legislatura”, ha añadido, al tiempo que ha aseverado que “este no es un proyecto electoral, es un proyecto de ciudad”.

Martínez Guijarro considera que la posición más cómoda para el Gobierno regional hubiese sido decirle al Ministerio “que se esperara”, pero “la ciudad de Cuenca no está para paños calientes, está para tomar decisiones valientes” y esta, insiste, “lo es”.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats