La portada de mañana
Acceder
La hora de Casado: el discurso de Abascal allana el camino al 'no' del PP
El estado de alarma, principal escollo en la negociación de Sanidad con las Comunidades
Opinión - Fact-check para Trapero, por Elisa Beni
Dos toledanos durante la fase cero de la desescalada

Tres provincias de Castilla-La Mancha tendrán que esperar para entrar en la fase 1 de la desescalada por la COVID-19. El Ministerio de Sanidad solo ha dado el visto bueno a Guadalajara y Cuenca, según han confirmado a eldiarioclm.es fuentes de la Sanidad regional, mientras que Toledo, Albacete y Ciudad Real se mantienen en la fase cero.

Castilla-La Mancha acepta la postura “conservadora” de dejar Toledo, Albacete y Ciudad Real en fase 0 por su mayor población

Castilla-La Mancha acepta la postura “conservadora” de dejar Toledo, Albacete y Ciudad Real en fase 0 por su mayor población

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández, ofrecerá una rueda de prensa esta tarde donde dará más detalles de la decisión ministerial. El Gobierno castellanomanchego había pedido que las cinco provincias pudieran pasar a la fase 1 por el "crecimiento negativo" de los contagios.

En el caso de las tres provincias castellanomanchegas que no avanzan en la desescalada, fuentes del Gobierno regional afirman que no se trata "de un problema ni de datos, ni de recursos". Señalan que el Ministerio de Sanidad ha introducido elementos nuevos y que, tras hablar con el Ejecutivo regional hasta en cinco ocasiones hoy han preferido optar por "una decisión más conservadora con las provincias más pobladas".

Las mismas fuentes remarcan que el Ministerio reconoce que Albacete, Ciudad Real y Toledo pasarán a fase 1 "casi con toda seguridad en una semana". "No cuestionamos la unidad de acción y aceptamos la decisión", subrayan.

De hecho, no pasar el próximo día 11 a la fase 1 no implica que las provincias más rezagadas tengan que esperar otros 15 días para volver a intentarlo. La fase 1 puede iniciarse en cualquier momento a partir de esa fecha. Fernando Simón ya deslizó esta semana que podrían darse solicitudes "para el 12, el 13, el 14 de mayo…".

Castilla-La Mancha ha sido una de las regiones más castigadas por la pandemia de COVID-19 desde el inicio del estado de alarma. El propio Gobierno regional ha apuntado en varias ocasiones a que la cercanía con la Comunidad de Madrid, en el caso de la provincia de Toledo, fue una de las causas.

Es también el caso de Guadalajara, pero esta provincia, pese a ser la primera donde se registraron casos confirmados de coronavirus en la región, tiene mucha menos población, en concreto 257.762 habitantes frente a los 694.844 de la provincia de Toledo. Además, Guadalajara fue la primera provincia de Castilla-La Mancha que no registró fallecimientos con coronavirus en los datos contabilizados de una jornada a otra. Fue el pasado 4 de mayo, una noticia que calificó el Gobierno regional de "esperanzadora". 

Cuenca es la provincia de Castilla-La Mancha que menos población tiene y forma parte, junto a Guadalajara, de la 'España Vaciada'. Con 196.329 habitantes fue además la última provincia de la Comunidad Autónoma en tener casos confirmados con coronavirus. La diputada nacional del PP por Cuenca Beatriz Jiménez fue el primer positivo en la provincia.

En cuanto a Ciudad Real, es actualmente la provincia con peores datos y su paso a la fase 1 ha estado en duda prácticamente desde que se conocieron los plazos de la desescalada. Con una población de 495.761 habitantes, ha sido noticia durante el estado de alarma por casos tan sonados cómo la situación de la residencia Elder de Tomelloso que llegó a registrar 15 muertes en las primeras semanas entre sus residentes. También fue noticia su director, concejal del PP y exdelegado de CMM en la legislatura de Cospedal.

Castilla-La Mancha había pedido, en un primer momento, una desescalada por comarcas, sobre todo pensando en la situación de La Mancha central donde la “viralidad” del coronavirus y su afectación, según viene explicando el consejero de Sanidad, Jesús Fernández, es superior y “distinta” a la del resto de la región como también podría serlo “la cepa” de la COVID-19 que ha afectado a la zona y que actualmente está siendo estudiada por el Instituto de Salud Carlos III.

Albacete con una población de 388.167 habitantes ha sido la provincia, junto a la de Ciudad Real, donde más tensión se ha exteriorizado durante la crisis sanitaria por falta de material sanitario que el propio Gobierno regional ha reconocido en las últimas horas, hasta el punto de pedir disculpas.

Etiquetas
Publicado el
8 de mayo de 2020 - 18:19 h

Descubre nuestras apps

stats