La portada de mañana
Acceder
El PP desprecia el órdago de Vox y le fuerza a dar marcha atrás en su plan de "ruptura"
Contrastes de la pandemia: de la falta de restricciones al toque de queda
Opinión - ¿Sucede lo de España en algún otro país?, por Rosa María Artal

Vuelven las citas presenciales en la atención primaria de Castilla-La Mancha con polémica entre el personal sanitario

Atención primaria en Toledo

La vuelta paulatina de las citas presenciales en la Atención Primaria de la Sanidad castellanomanchega es ya una realidad, por lo menos desde hace una semana. El director general de Atención Primaria del SESCAM, Javier Carmona, explica a elDiarioclm.es que se trata de una demanda general entre los responsables, trabajadoras y trabajadores de las Gerencias de Atención Primaria. "Los profesionales demandaban que el cribado telefónico les cansaba y querían ver a sus pacientes de forma presencial", recalca el responsable, que tomó posesión de su cargo en enero de este año.

Debido a que el porcentaje de vacunación es cada día más alto y que la epidemia "empieza a controlarse", Carmona inició una serie de reuniones para retomar las consultas presenciales de una manera más común, ya al final de la tercera ola. La Atención Primaria seguía atendiendo pacientes en consulta, pero sólo si el personal lo consideraba necesario. "Los pacientes no podían elegirlo", recuerda. Ante esto, el personal reclamaba que se pudiese elegir, explica. "Lo que hemos hecho es elegir consulta según lo que beneficia al paciente y al profesional. Por ejemplo, para renovar un medicamento, puede ser por teléfono, lo mismo que un resultado de una analítica", afirma.

Lo que se está llevando a cabo ahora mismo es la configuración de las agendas, y ya hay casos en los que se puede elegir, aunque siempre se harán recomendaciones, afirma Carmona. En este sentido, incide en que si se tienen síntomas de la COVID-19, se debe pedir cita telefónica, para luego seguir los pasos de PCR si es necesaria o no. "Los cambios se han hecho de forma paulatina, pero de un día a otro ya hay consultas presenciales. La idea es que el profesional gestione su consulta y el ciudadano pueda elegir", afirma el director general. Para finalizar, reivindica que se debe aprender de lo enseñado en la pandemia "y no volver del todo al modelo anterior", reivindicando la atención telemática en los casos que sea necesaria para hacer más eficiente la gestión asistencial.

"No existe verdadera autogestión"

Sin embargo, el personal médico ya se ha levantado con críticas a la gestión del SESCAM en estas medidas. El Sindicato Médico de Castilla La-Mancha han registrado, de hecho, propuestas ante la instrucción emitida por la Dirección de Atención Primaria sobre las consultas en Atención Primaria. En concreto, se refieren a una frase en la que se señala que "no debe haber lista de espera" en este tipo de atención.

"No existe verdadera autogestión en las consultas por parte de los profesionales médicos de Atención Primaria. En principio, las consultas comienzan con un número de huecos presenciales y otro de huecos telemáticos en las agendas de cada profesional", reclaman desde el sindicato. Además, recuerdan que el Call Center también puede recibir citas, "con lo cual las consultas pueden llegar a un número ilimitado". Ante esta situación, recuerdan que la actividad del personal no sólo es asistencia, ya que otra parte de la jornada se debe dedicar a actividades formativas, docentes, reuniones de equipo, investigación, o educación para la salud, además del descanso.

Por eso, la propuesta es que el máximo de pacientes sea de 30 al día, con cita previa, para poder aumentar el tiempo que se dedique en consulta. Además, advierten de que el personal debe tener una carga "limitada" y, si no es suficiente, se debe aumentar el número de profesionales. Por eso, proponen que las citas tengan un mínimo de 10 minutos, en el caso de las presenciales y 5 por teléfono, con independencia de que puedan aumentarse, si es necesario.

A las críticas se ha unido también el Colegio de Médicos de Toledo, a través de sus vocalías de Atención Primaria urbana y rural. La organización se ha hecho eco del "malestar" que ha generado la instrucción remitidas desde la Dirección General para "las citas a demanda no concertadas por los profesionales" y los reajustes en las agendas de los mismos. "Queremos recordar a las autoridades sanitarias y a la población en general que sus médicos de Atención Primaria han constituido la primera línea de lucha contra la pandemia, en los domicilios de sus pacientes, en sus consultas y en los puntos de atención continuada, y lo han demostrados con cientos de compañeros contagiados cumpliendo con su deber algunos de ellos desgraciadamente fallecidos”, recalcan.

En este sentido, han recalcado que "imponer" agendas de "forma uniforme” en un nivel asistencial "tan heterogéneo" como la Atención Primaria "es un error manifiesto que solo puede generar malestar y desconfianza entre quienes conocen realmente el funcionamiento y las características de sus cupos, los mejor capacitados para adaptarlas a sus necesidades y las de sus pacientes”. También piden que la accesibilidad de la Atención Primaria no se confunda con "inmediatez". "Ello genera expectativas entre la población y en ningún caso pueden ajustarse a la realidad de los recursos humanos y materiales no sólo de la propia Primaria, sino también de las consultas hospitalarias, cuyas listas de espera redundan también en la actividad del primer nivel asistencial", afirman.

Así, piden a los gestores sanitarios "participación directa" del personal en la toma de decisiones que supongan cambios organizativos. "Creemos imprescindible que sigan trabajando a nivel estructural y de recursos humanos para mejorar las tres características esenciales de la Atención Primaria: su accesibilidad, la alta capacidad de resolución de sus profesionales y la longitudinalidad que ofrecen en la atención a sus pacientes", afirman. A ello, añaden que se debe transmitir a la población un mensaje "claro" sobre lo "esencial" de su labor, por lo que proponen campañas que insten a hacer más eficiente la actividad en el nivel asistencial, así como "desterrar hábitos de uso inadecuados" y mejorar la relación de la sociedad con sus profesionales.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps