El pasado musulmán de Uclés: hallan restos de dos arrabales islámicos

Excavaciones en Uclés

Las prospecciones han confirmado sus tesis iniciales. La campaña de excavaciones en el entorno de Uclés desarrollada por un equipo de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) ha constatado que fuera de las murallas hubo pequeños asentamientos islámicos al haber logrado documentar la existencia de, al menos, dos arrabales, uno hacia el noroeste y otro hacia el este.   

“Esto nos confirma que Uclés no solo era el recinto que vemos ahora sino que era bastante grande”, apunta David Gallego, investigador principal del proyecto ‘Uclés: de medina islámica a cabecera de la Orden de Santiago’, el cual codirige junto a Jesús Molero -ambos son profesores de Historia Medieval de la UCLM-, y la conservadora Cristina Peña. 

A estos tres profesionales se ha sumado un equipo multidisciplinar de investigadores -que incluye historiadores, arquitectos, geólogos e historiadores del arte, entre otros- y una decena de alumnos del Grado de Historia de la Facultad de Letras de Ciudad Real. De hecho, otro de los objetivos de este proyecto es posibilitar a los estudiantes la realización de prácticas. 

"Un sitio excepcional"

Reconstruir la evolución histórica de Uclés desde la etapa islámica hasta que se convierte en cabecera de la Orden de Santiago, pasando por los primeros momentos del dominio cristiano, es el principal objetivo de este proyecto, cuya campaña de excavaciones arrancó el 23 de agosto y se prolongó durante quince días aunque las tareas de interpretación de resultados se extenderán hasta finales de octubre. “Uclés es un sitio excepcional. Después de la conquista, se convirtió en la cabecera de la Orden de Santiago. La repercusión que tuvo fue a nivel peninsular”, subraya Gallego. 

‘Uclés: de medina islámica a cabecera de la Orden de Santiago’ está subvencionado por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que este año ha apoyado siete proyectos de investigación arqueológica y paleontológica de la UCLM, tres de ellos en la provincia de Cuenca: uno en torno a las pinturas rupestres del Valle del Cabriel, otro en la villa romana de Noheda y este de Uclés. No obstante, el Gobierno autonómico ayuda en total este ejercicio a 42 proyectos desarrollados en el conjunto regional por diferentes universidades y entidades investigadoras de todo el país. 

El proyecto de Uclés cuenta con un presupuesto total de 15.400 euros, de los cuales la Junta aporta 13.255, financiando el resto la Fundación Fernando Núñez, que trabaja en la puesta en valor del patrimonio histórico y cultural de la localidad y su monasterio. Gallego detalla que no es la primera vez que se interviene en la zona aunque sí es el primer año que disponen del apoyo del Ejecutivo regional. Además, el Ayuntamiento del municipio también ha colaborando con la campaña.  

Con los resultados de las excavaciones se intentará dilucidar cómo se transformó el Uclés de la etapa islámica con la implantación de la Orden de Santiago -nacida en el siglo XII- y cómo se modifica posteriormente la zona para construir a principios de la Edad Moderna el monasterio que conocemos hoy en día (en realidad era un convento). El marco temporal del proyecto es así bastante amplio, abarcando desde el siglo IX, cuando se tienen las primeras noticias en época musulmana, al XVI, cuando todo el espacio se transforma. “El Uclés medieval era muy diferente al actual”, apostilla este investigador.  

En concreto, las excavaciones se desarrollaron en la muralla oeste de Uclés y en el patio de la torre albarrana, donde también han documentado hasta cuatro estancias del siglo XV. “Pero seguramente hay alguna más. Bajo alguna de ellas hemos sacado materiales islámicos”, cuenta el coordinador de la investigación. Estos elementos hallados bajo los niveles del siglo XV pueden ayudar a conocer cómo era y hasta dónde se extendía la alcazaba islámica, y cómo conecta ese enclave de la época musulmana con el posterior Uclés cristiano. 

Las cuatro estancias halladas son de tamaño “grande” y con suelos de mortero de cal y yeso. “Esta zona debió de ser ciertamente lujosa”, considera. Aunque todavía hay que determinar su uso, en un principio se cree que estarían relacionadas con el servicio de la torre: cocinas, almacenes y lugares de vivienda, entre otras dependencias.

Durante las excavaciones también se han encontrado abundantes piezas cerámicas pertenecientes al bajo-medievo y otros objetos como cuentas de pasta vítrea de collares, restos de cuchillos y cerca de medio centenar de alfileres de bronce y clavos con la insignia de la Orden de Santiago, entre otro material. “Son piezas buenas, acordes con lo que tenía que haber en aquella época en Uclés, que era un sitio muy rico”, puntualiza. 

El investigador David Gallego detalla que las piezas de cerámica descubiertas proceden principalmente del Levante, sobre todo de lugares como Manises y Paterna, aunque también hay algunos objetos de Teruel y de Talavera. Los objetos hallados están en manos de la restauradora Cristina Peña, que está acometiendo los primeros tratamientos, y se depositarán después en el Museo de Cuenca. 

"Tecnología puntera"

Para llevar a cabo estas tareas, el equipo investigador se ha ayudando de “tecnología puntera”, usando desde drones hasta un láser-escáner en 3D, pasando por un georradar que ha realizado un barrido de los 1.500 metros cuadrados del patio del monasterio para conocer lo que hay debajo de este enclave.

“El láser escáner nos permite hacer una reconstrucción 3D al milímetro de todo. La torre, que fue muy modificada en el siglo XX, la podemos seccionar y estudiar al detalle”, celebra.  “Uclés es fundamental desde época islámica”, recalca el investigador, que apunta que este lugar fue una fortificación referente y un punto fundamental de las comunicaciones entre Toledo y Zaragoza.

La intención es continuar en los próximos años con el proyecto para, por un lado, continuar estudiando el pasado medieval de esta población y, por otro, para seguir formando al alumnado. “Para ellos es fundamental realizar prácticas. La idea es que Uclés se convierta en un yacimiento-escuela de la UCLM”, avanza, indicando que el próximo ejercicio también les gustaría contar con estudiantes de la Facultad de Humanidades de Cuenca.

El profesor señala que pretenden llevar a cabo un proyecto de investigación similar al que desarrollan desde hace casi una década en el castillo de Montiel, en Ciudad Real.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats