Los sindicatos preparan un “otoño caliente” para solucionar el conflicto en el sector de la limpieza de edificios y locales

Asamblea de delegadas de limpieza edificios y locales

CCOO y UGT han celebrado la última de las asambleas con delegadas y delegados del sector de limpieza de edificios y locales para preparar el “otoño caliente” que han decidido llevar a cabo para conseguir su convenio colectivo. Así concluyen la ronda que han realizado en cuatro de las cinco provincias de la región, con la excepción de Albacete, cuyas mesas de negociación de sus respectivos convenios colectivos se rompieron a lo largo de las últimas semanas del pasado mes de junio.

 La ruptura en cadena de las cuatro mesas de negociación se debió a la “cicatera propuesta salarial” de las patronales y la negativa de los representantes empresariales a introducir una cláusula de revisión que opere al final de la vigencia de los convenios y compense al menos en parte la pérdida de poder adquisitivo que pueda provocar la evolución de la inflación.

Las personas trabajadoras -casi todas son mujeres, unas 15.000 en total: 5.000 en Toledo, 4.000 en Ciudad Real y 3.000 tanto en Cuenca como en Guadalajara- y sus sindicatos “no están dispuestos a plegarse ante las exigencias de la parte empresarial, lideradas por la patronal estatal ASPEL, que representa a las mayores empresas del sector, todas ellas integradas en los grandes grupos españoles de la Construcción”. 

“Está claro que nos abocan a la movilización. Tendrán un otoño caliente”, advierten los sindicatos, que recuerdan que sus confederaciones estatales tienen en marcha en todo el país un proceso sostenido de movilizaciones con el lema “Salario o Conflicto”, que este mismo miércoles tendrá una expresión masiva con la convocatoria de concentraciones frente a las sedes patronales de todo el país.

En el caso de las trabajadoras de la Limpieza de las cuatro provincias con el convenio bloqueado, las federaciones sectoriales de ambos sindicatos, CCOO y UGT tienen claro que “las patronales han elegido de momento conflicto. Vamos de cabeza a la huelga a la vuelta del verano”. “Las huelgas se convocan, pero ante todo se organizan. Por eso, hemos emprendido un proceso de asambleas, primero el que ya hemos realizado con las delegadas de las trabajadoras y a partir de ahora en cada centro de trabajo con cada plantilla”, señalan.

síguenos en Telegram

Descubre nuestras apps

stats