La portada de mañana
Acceder
El volcán de La Palma extiende su destrucción entre escenas de impotencia
Podcast - 'Un tema Al día': La escalera política de Isabel Díaz Ayuso
Opinión - El infierno, por Rosa María Artal

Castilla y León no descarta el cierre de toda la comunidad y ve posible un nuevo confinamiento domiciliario

La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, en una imagen de archivo.

eldiariocyl, Europa Press

1

La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, ha dicho en una entrevista en Antena 3 que la Junta no descarta el confinamiento perimetral de la Comunidad, tanto para blindarse respecto a otras autonomías limítrofes como para no contaminar a otros territorios que tienen mejores datos. "Es una medida que se puede llegar a tomar si vemos que esto sigue avanzando", ha precisado Casado que ha descartado que la decisión se vaya a adoptar este mismo lunes. El nuevo estado de alarma deja en mano de las Comunidades Autónomas limitar la movilidad entre territorios.

Casado ha defendido el establecimiento de las 22.00 horas como hora de inicio del toque de queda en la Comunidad, a pesar de que el Gobierno permite a las Comunidades iniciarlo una hora más tarde desde las 11 de la noche. La responsable de Sanidad considera que las 22.00 es una hora "muy prudente" que evita un cierre total de "determinadas actividades" pero ayuda a frenar contagios. Preguntada directamente sobre si se puede llegar a la época navideña sin un confinamiento domiciliario, Casado ha sido tajante: "Me gustaría decir que sí pero no lo tengo nada claro dado cómo como va el avance de las cifras que están avanzando mucho".

Por este motivo, ha vuelto a hacer un llamamiento a todos los ciudadanos a que sean "responsables individualmente" y contribuyan con su comportamiento personal a limitar la interrelación social "a lo esencial y a lo imprescindible". "Está en nuestras manos poder hacerlo", se ha reafirmado. La consejera castellanoleonesa ha asegurado "entender perfectamente" el hartazgo de la gente si bien ha considerado "anecdóticos" las protestas que se han visto este fin de semana, como las de Valladolid, donde una treintena de personas protestó contra el toque de queda impuesto por la Junta. Para Casado, la mayor parte de los ciudadanos ha entendido y respetado las medidas relacionadas con el toque de queda y lo está haciendo "maravillosamente bien".

Casado ha reflexionado una vez más sobre la dificultad de encontrar el equilibrio entre la salud y la actividad económica si bien ha reiterado que si se produce un incremento de la mortalidad eso sí será "muy dañiño" para la economía. "Si no somos capaces de frenar el contagio y nos olvidamos de que el coronavirus circula cuando circulamos nosotros evidentemente vamos a tener muchos problemas a muchos niveles y no solamente sanitarios", ha augurado la consejera y médico de profesión que ha recordado además que la Junta de Castilla y León ha sido "muy pesada" desde el mes de septiembre en la reivindicación de un marco "absolutamente necesario" para establecer "medidas intermedias" al confinamiento en las casas "que tiene que ser lo último".

Si no se reduce la presión hospitalaria "todo lo demás va a caer"

Preguntada por la intención del Gobierno de ampliar el estado de alarma a un periodo de seis meses, Casado ha apelado a algunos estudios que auguran un pico "muy alto de contagiosidad" en noviembre lo que se traducirá en "mucha presión" tanto en los hospitales como en la atención primaria que, según ha admitido, ya está muy presionada. "Si no funciona todo lo demás va a caer", ha admitido la consejera.

Así, ha abogado por una atención primaria "potente y reforzada" en un llamamiento a trabajar todos juntos para ayudarse y ha explicado que el hospital Rondilla de Valladolid, que abrirá sus puertas próximamente, servirá de refuerzo y alivio en la estrategia de la Junta de reorientar el sistema ya que, según ha recordado también, "no todo es COVID" y se está produciendo un "exceso de mortalidad" en otras enfermedades, como las cardiovasculares o el cáncer, a las que no se puede dejar de dar respuesta. "Es importante hacer medidas no sanitarias y siguen siendo absolutamente claves las cuatro medidas: manos, metro y medio, mascarilla y ahora especialmente en esta época la ventilación son claves", ha sentenciado Casado en esta entrevista.

Etiquetas

Descubre nuestras apps