eldiario.es

Menú

CATALUNYA

Barcelona aprueba el reglamento que exigirá licencias adicionales a vehículos como los de Uber y Cabify

Todos los vehículos VTC que quieran operar en la ciudad deberán solicitar un permiso al Área Metropolitana además de la licencia de la Generalitat

Uber, Cabify y la patronal del transporte privado lamentan en un comunicado conjunto que unas 1.300 personas podrían quedarse sin trabajo

El reglamento prevé sanciones de hasta 4.000 euros para los vehículos que presten servicios de VTC sin la autorización adicional

- PUBLICIDAD -
Uber trabaja para volver a operar en Barcelona con un servicio de VTC

Barcelona exigirá licencias adicionales a Uber y Cabify para operar en la ciudad

Ada Colau quiere poner coto a la implantación de Uber y Cabify en Barcelona. Para lograrlo, el pleno del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha aprobado un reglamento, que entra en vigor en julio, que exigirá a todos los vehículos con licencia VTC -con las que ahora operan ambas empresas- una autorización adicional de este organismo supramunicipal. La nueva norma ha salido adelante con votos de Barcelona en Comú, PSC, PDeCAT, ERC y la CUP.

A lo que aspira Colau, que como alcaldesa de Barcelona ocupa la presidencia de la AMB, es a que se cumpla en la capital catalana la ratio de un vehículo con licencia VTC por cada 30 taxis, tal como aparece en la Ley de Ordenación de Transportes Terrestres y tal como lo  avaló el Tribunal Supremo en una sentencia este mismo mes de junio. En los últimos años este tipo de licencias de vehículos con conductor, que son las que utilizan ahora las flotas que trabajan para Uber y Cabify, se ha incrementado hasta superar esta proporción en la mayoría de grandes urbes, como Madrid o Barcelona.

"No podemos permitir que por una grieta legal se aprovechen las plataformas digitales y pretendan invadir con miles de vehículos nuestras ciudades metropolitanas", ha manifestado Colau, que desde su llegada a la alcaldía de la ciudad se ha mostrado del lado del sector del taxi y contra la implantación sin control de las ‘app’ de transporte privado.

Con el nuevo reglamento, el AMB asume que habrá que retirar varios de los vehículos con licencia VTC de las calles del área metropolitana. De acuerdo con la ratio, si en Barcelona hay 10.500 licencias de taxis, solo se autorizarán 399 vehículos de transporte con conductor. Una cifra a todas luces inferior a la de los que hoy operan en la ciudad: en toda Catalunya había en marzo al menos 1.200 licencias concedidas a este fin, la mayoría de las cuales se asume que se concentran en la capital catalana. 

El sector acusa a Colau de plegarse al taxi

A la vista del varapalo que esta normativa supondrá para el sector del transporte privado, no solo para Uber y Cabify,   la patronal ya anunció en marzo, cuando se conoció el texto, que lo recurriría una vez estuviera aprobado. La mayor asociación de coches de alquiler, Unauto, se muestra convencida de que con este reglamento la AMB se está otorgando competencias que no le son propias, sino que corresponden a las comunidades autónomas por delegación del Ministerio de Fomento. 

En un comunicado conjunto, Uber, Cabify y Unauto advierten que hasta 1.300 personas se quedarán "automáticamente" sin trabajo por culpa de la normativa. Para estas empresas, "es como si mañana el Ayuntamiento decidiese que el número de farmacias en Barcelona es excesivo y que deben reducirse a la mitad. La gente que ha comprado su licencia, el local, ha invertido en reformas y pagado sus permisos y impuestos, lo perdería todo", razonan. 

La aprobación de esta normativa es para la patronal de los transportes con conductor la prueba de que Colau se pliega a voluntad de la "facción más radical del taxi". "Con este objetivo se pusieron a trabajar, de la mano de la AMB, para expulsar a la VTC de Barcelona", lamentan en el comunicado. 

Multa de 4.000 euros 

El reglamento prevé sanciones de hasta 4.000 euros para aquellos vehículos que presten el servicio VTC sin la autorización adicional de la AMB, algo que será considerado una infracción grave. 

En el reglamento aprobado este martes, la AMB se reserva la posibilidad de aumentar las licencias VTC  de forma permanente o temporal en previsión de que aumente la demanda en momentos de gran actividad comercial, industrial o turística. Un claro guiño a eventos como el Mobile World Congress, que genera una gran demanda de este tipo de vehículos entre sus congresistas. 

La incógnita por resolver, aparte de la más que probable impugnación por parte del sector, es cómo se otorgarán las 399 autorizaciones entre todas las licencias VTC vigentes actualmente. Esta facultad, según la norma, corresponderá al Instituto Metropolitano del Taxi (IMT), pero se especifica cómo se llevará a cabo la convocatoria. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha