La portada de mañana
Acceder
Los países más vulnerables al coronavirus están en América Latina y Europa del Este
Los seguros privados de salud se hacen fuertes en Madrid
Opinión – Contra la ignorancia, siempre, por Antón Losada

Compromiso con el coche eléctrico, plante del Govern y pancartas independentistas en la visita de Sánchez y el rey a Seat

El rey Felipe VI junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la ministra de Industria y los responsables de Volkswagen y Seat

El rey Felipe VI ha vuelto a visitar este viernes Catalunya acompañado por el presidente del Gobierno Pedro Sánchez, para acudir juntos al acto de celebración del 70 aniversario de Seat, en la planta de Martorell (Barcelona). Un acto que se ha celebrado solo un día después de que el Gobierno anunciase la creación de un consorcio del Estado con la automovilística española e Iberdrola para crear la primera fábrica de baterías del Estado, que según anunció la ministra Reyes Maroto se implantará "cerca" de la fábrica de vehículos. Como suele ocurrir en cada visita del monarca, colectivos independentistas han protestado colgando pancartas a las inmediaciones, aunque algunas de ellas han sido retiradas por los Mossos d'Esquadra.

El evento de este viernes ha acaparado la atención debido al anuncio sobre la nueva fábrica de baterías hecho el jueves. Aunque la ministra no lo especificó, de sus palabras se infiere que la nueva planta de baterías se implantaría en Barcelona y para la que se aprovecharían los fondos europeos de recuperación tras la COVID. En la salida de Nissan, el pasado año, ya se especuló con la posibilidad de que utilizar la infraestructura en una factoría que pudiera proveer a Seat del principal componente de los coches eléctricos, lo que impulsaría a la marca española en su disputa por hacerse con modelos eléctricos del grupo Volkswagen. Desde la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica en España (Aedive) ya habían dado señales hace un mes de la posible llegada de un proyecto industrial de estas características.

Finalmente el acto ha supuesto una ocasión para escenificar el compromiso político de todas las instituciones del Estado con la electrificación de la industria automovilística española. "Todos los participantes tenemos una meta: que el coche del futuro, de aquí a 20 años, estén fabricados aquí en Martorell y en otros puntos de España", ha asegurado Felipe VI, que ha asegurado que España y sus instituciones van a apostar por la producción de toda la cadena de producción del vehículo eléctrico, partiendo de la extracción mineral hasta la producción del producto final. "Nuestro apoyo es y será absoluto, pues hablamos de una industria estratégica, que representa el 8% del PIB y el 19% de nuestras exportaciones", ha desplegado el jefe de Estado.

El rey ha llamado además a aprovechar los fondos europeos para avanzar en la política de transición ecológica. "La apuesta irreversible de España por el coche eléctrico estaría incompleta sin una apuesta pública por una fábrica de baterías, que es la señal inmejorable del compromiso de nuestro país", ha indicado. En consecuencia, el rey ha saludado efusivamente la apuesta del Gobierno por el consorcio que impulsará la factoría de baterías, "la primera en España y una de las primeras en Europa", ha destacado. "Somos un país que sabe aunar la pasión por el cambio y el respeto a la calidad de vida", ha reiterado el rey.

Por su parte, el CEO de Volkswagen, Herbert Diess, ha mostrado el compromiso de su grupo por convertir la planta de Martorell en un centro de fabricación de coches eléctricos. "El grupo Volkswagen y el Gobierno español comparten una visión única: la transformación sostenible de la industria de España", ha asegurado Diess, que ha destacado que "España tiene un enorme potencial para llegar a ser un hub de ecomovilidad en Europa". Con todo, el director ejecutivo del grupo alemán ha advertido que en España "no hay una gran inversión en electrificación", razón por la que, hasta el momento, la mayoría de coches eléctricos se están fabricando en otros países de Europa.

Sin embargo Diess ha expresado que apuesta por "una cadena de valor de movilidad eléctrica" porque "queremos fabricar coches eléctricos aquí, en Martorell". Por esta razón ha prometido que Volkswagen invertirá 5.000 millones de euros hasta 2025 en nuevos proyectos, que se suman a la inversión del Gobierno, que ha prometido 10.000 millones en los próximos 3 años provenientes de los fondos europeos. "Es una oportunidad histórica por transformar la segunda mayor industria automovilistica europea", ha destacado Diess. También el presidente de Seat, Wayne Griffiths, ha destacado la inversión en fabricar baterías como "un proyecto de país" que "permite a España recuperar el peso del sector industrial perdido en los últimos años".

Como es costumbre de los gobiernos independentistas ante las visitas del rey, tampoco este viernes ha habido representación del Govern en el acto de Seat. Desde el Ejecutivo catalán afirman que conocían la iniciativa para la fábrica de baterías y destacan que fue una de las propuestas que presentó la Generalitat ante la Moncloa para acceder a los fondos europeos. La plantada del Govern ha generado reacciones críticas de la oposición, que ha considerado que su ausencia pone en riesgo la llegada de inversiones. "Poner las condiciones para facilitar la actividad económica es una de las principales obligaciones de las administraciones", ha asegurado la portavoz socialista Alicia Romero, que ha calificado la ausencia de Pere Aragonès de "inadmisible".

Etiquetas
Publicado el
5 de marzo de 2021 - 13:24 h

Descubre nuestras apps

stats