La portada de mañana
Acceder
El ingreso mínimo solo llega a un tercio de los hogares previstos un año después
Ferraz redobla la presión sobre Susana Díaz para que dimita ya
Opinión - Meterse en un jardín, por Esther Palomera

El Govern catalán consensuará con los partidos los protocolos para poder votar el 14-F pese a la pandemia

Estadounidenses recontando votos con mascarilla en las últimas elecciones presidenciales de EEUU

Votar en tiempos de pandemia no es fácil ni seguro pero el Govern catalán quiere, al menos, llegar preparado a la fecha indicada. El 14 de febrero están señaladas unas elecciones al Parlament que aún no es seguro que puedan celebrase pero que desde la Subdirección de Procesos Electorales llevan meses preparando, con diferentes protocolos y escenarios, dependiendo cómo evoluciones la incidencia del virus. Algunas de las medidas que se prevén ya se han ido conociendo, pero tanto el Ejecutivo como la presidencia del Parlament quieren ir un paso más allá este viernes, cuando han convocado a los partidos políticos catalanes a una reunión para consensuar, exponer e intercambiar puntos de vista sobre los planes que prepara para poder votar en las primeras elecciones pandémicas de Catalunya.

Los catalanes votarán en pabellones el 14F y con una cola separada para colectivos de riesgo

Los catalanes votarán en pabellones el 14F y con una cola separada para colectivos de riesgo

"La mesa de partidos se ha convocado para este viernes a las 12 horas para compartir los protocolos que deben garantizar que las elecciones del 14 de febrero se celebran con todas las medidas sanitarias posibles, y por tanto proteger no solo a los votantes sino también a las que estarán trabajando el día de las elecciones y que todas las personas, sean cuales sean sus condiciones, tienen garantizado su derecho al voto", ha informado la consellera de la Presidència, Meritxell Budó, en rueda de prensa. Será la primera vez que se reúna este órgano, que estará presidido por el jefe de la Cámara, Roger Torrent.

En la palabras de la portavoz del Govern, será esta mesa que reunirá al Ejecutivo, al Parlament y al conjunto de fuerzas catalanas la que deberá acabar de validar el diseño de la jornada electoral y los distintos protocolos que se han ido preparando en previsión de diferentes casuísticas, incluyendo medidas que la Junta Electoral ya ha ido aprobando. Para el Govern por tanto el objetivo es abrir la decisión sobre la jornada electoral a los participantes y acudir a la fecha electoral con el máximo consenso posible.

La consellera Budó fue una de las primeras voces dentro del Govern que dejó abierta la opción a que las elecciones no se celebrasen. "No sé si se van a poder celebrar o no", reconoció la portavoz, que dejó entre ver que la posibilidad de un aplazamiento siempre ha estado sobre la mesa. Sin embargo, desde el Generalitat quieren superar ahora el debate sobre si se celebrarán o no y trabajar como si las elecciones fueran a celebrarse, no solo de cara al conjunto de la población sino también respecto a los partidos, con quienes desean acordar todos los detalles de la jornada.

"Desde el Govern hemos trabajado los protocolos que aseguran que el 14-F se puede votar con todas las garantías sanitarias y ahora se convoca esta mesa de partidos con el objetivo de trasladarles estos protocolos y de escucharlos", ha asegurado Budó. Una de las cuestiones que el Govern quiere pactar de antemano es qué actos podrán hacerse y cuáles no y, en general, que reglas deberá de cumplir la campaña, para que las formaciones partan de las mismas condiciones antes de diseñar sus agendas de actos. "Será una campaña con muchas mascarillas y lamentablemente es muy posible que en buena parte sea virtual", ha avanzado la portavoz.

Algunas de las medidas del plan ya se conocen, por haberse explicado por parte de la Subdirección de Procesos Electorales o bien por haber recibido el aval de la JEC. Este mismo lunes el árbitro electoral dio luz verde a una propuesta que permitirá a los electores votar con sobres y papeletas impresas en casa, una medida pensada para disminuir el intercambio de objetos de unas manos a otras, reducir el tiempo que el votante pasará en el centro de votación y bajar así el riesgo de contagio. En la misma resolución, la JEC autorizó también que las personas con discapacidad visual que lo hayan solicitado previamente a través del teléfono 012 puedan recibir las papeletas y sobres electorales en braille en casa.

Otra de las novedades que plantean los técnicos es agilizar el voto por correo y que los electores puedan reclamar el voto por correo de forma telemática para votar sin salir de casa, de forma que serían los propios trabajadores de Correos los encargados de recoger y depositar la papeleta. Según estos mismos preparativos, en los colegios podrían separarse dos colas diferentes, una general para todos los votantes, otra específica para personas vulnerables, e incluso se ha especulado con la posibilidad de disponer de una tercera para casos de sospechosos por COVID, aunque esta última opción nunca ha acabado de definirse.

El documento elaborado por la oficina prevé también que pueda haber cambio de locales y trasladar los colegios electorales en el caso de que no cumplan con las condiciones sanitarias exigibles. Con todo, todas estas medidas deben acabarse de de aprobar en el marco del Procicat.

Etiquetas
Publicado el
1 de diciembre de 2020 - 14:32 h

Descubre nuestras apps

stats