La portada de mañana
Acceder
España se asoma al colapso sin que haya llegado aún el impacto de la tercera ola
La extrema derecha violenta, sobre el futuro después de Trump: "Estamos solos"
Opinión - 14F, un 'spin-off' malo de octubre del 2017, por Neus Tomàs

Caso Aguas de Calpe: la juez fija una fianza de 1,7 millones a un exedil del PP, su cuñado y otros 6 imputados por estafa

El exedil de Calp Juan Roselló, en el centro, entrando a los juzgados de Dénia en una imagen de archivo.

El caso Aguas de Calpe, una de las tramas de presunta corrupción más sonadas de la Marina Alta, encara después de quince años de dar tumbos por los vericuetos de la justicia su recta final: el juzgado de instrucción número uno de Dénia declaró este pasado mes de julio la apertura de juicio oral por los presuntos sobrecostes de dinero público que a principios de este siglo se produjeron en las obras de renovación de la red del abastecimiento de Calp, encargadas por el ayuntamiento bajo el gobierno del PP. Habrían sido 1,1 millones de euros desviados de las arcas municipales que se habrían perdido en un entramado de empresas. Dos de ellas también están encausadas.

Con esta decisión se agotan al fin todos los trámites que faltaban para que la Audiencia de Alicante fije fecha para el juicio. La causa es por presuntos delitos de prevaricación administrativa y estafa continuada en la que se encuentran imputadas ocho personas, entre ellas el concejal de Aguas de la época, el popular Juan Roselló, quien también fue diputado provincial, y su cuñado y uno de los presuntos cerebros de la trama, Francisco Artacho. Los acusados, según recoge el auto judicial, se encuentran en libertad provisional.

Un asunto de familia

La causa también es contra las dos mercantiles que se habrían quedado con el dinero público. Una de ellas es la actual concesionaria del abastecimiento en la localidad del Penyal, Aguas de Calpe, que le da nombre al caso. Y la otra es Obras Hidráulicas de Levante, que a su vez habría recibido de Aguas de Calpe el encargo de realizar aquellas controvertidas obras. En realidad todo habría quedado en familia: el concejal delegado de Aguas de Calpe era Juan Roselló, mientras que Obras Hidráulicas de Levante era una compañía de su cuñado, Francisco Artacho. Y a su vez este último le habría seguido encargando los trabajos a Montubo, propiedad de Salvador Ibarra, quien también está imputado.

Los otros acusados en la trama son Antonio Ramón Céspedes, vinculado a Obras Hidráulicas de Levante, mercantil de la que «en connivencia con Artacho, habría recibido de esa empresa más de 435.000 euros» según se desprendía del primer auto del tribunal para abrir juicio oral, que data nada más y nada menos que de 2016; Victoriano Sánchez y Jesús Lara Santamaría, administradores de la empresa de Artacho; Alberto Mut, gerente de Aguas de Calpe en aquel momento y Francisco Zorrila, consejero de Aguas de Calpe.

Fianzas millonarias

El juzgado de Dénia requiere a cinco de los acusados -Roselló, Artacho, Mut, Zorrilla y Lara Santamaría- para que presten una fianza de 1,3 millones de euros en concepto de indemnización para el Ayuntamiento de Calp, cuyas arcas fueron las grandes perjudicadas en aquel presunto entramado financiero, con la responsabilidad civil subsidiaria de Aguas de Calpe y Obras Hidráulicas de Levante. Es prácticamente la cantidad económica a la que ascendió el sobrecoste, más los intereses.

Pero no es el único dinero que han de poner algunos de los acusados. La juez de Dénia también le requiere a Roselló, Artacho, Lara Santamaría Céspedes, Victoriano Sánchez e Ibarra otras dos fianzas más: una de 306.542 euros para la empresa Exca-Gata y otra de 104.180 euros para la mercantil Vives Dalmau. Estas fueron las dos firmas que por encargo de Montubo realizaron de verdad las obras -una vez que concluyó todo aquel carrusel de adjudicaciones-, es decir el trabajo duro; el problema es que apenas vieron un céntimo por lo que, como el ayuntamiento calpino, también sufrieron graves pérdidas económicas en toda esta operación financiera.

La jueza advierte a los acusados de que en caso de que no procedan a la fianza se declarará el embargo de sus bienes. No obstante, este periódico ha podido saber que al menos una parte de las cantidades establecidas en la fianza ya ha sido depositado en el juzgado de Dénia.

Etiquetas
Publicado el
30 de octubre de 2020 - 11:20 h

Descubre nuestras apps

stats