Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Junts impide al Gobierno asentar la legislatura con su rechazo inicial a los presupuestos
CRÓNICA | La pinza del PP y Junts golpea dos veces a Sánchez
OPINIÓN | El 'caso Peinado' y los múltiples culpables, por Rosa María Artal

La declaración de Mónica Oltra ante el juez abre una nueva etapa en la instrucción a medio año de la campaña electoral

Mónica Oltra, a la salida de la Ciudad de la Justicia.

Lucas Marco

11

La exvicepresidenta del Gobierno valenciano Mónica Oltra ha declarado por fin este lunes ante el juez de instrucción que investiga la actuación de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas con la denuncia de una menor tutelada de los abusos del exmarido de la líder de Compromís. Oltra, tal como hizo en sus alegaciones antes de dimitir como consellera, ha negado ante el magistrado que ordenara una investigación interna sobre la denuncia de la menor.

La declaración abre una nueva fase en la investigación de la causa después de que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJ-CV) imputara a Oltra forzando su dimisión del Ejecutivo autonómico, tras lo cual las actuaciones volvieron a manos del titular del Juzgado de Instrucción número 15 de Valencia, el magistrado Vicente Ríos.

A pesar de que Compromís ha habilitado en su reglamento de primarias una suerte de excepción para que la ex vicepresidenta pueda presentarse después de la celebración del proceso interno, la instrucción se prevé larga a tenor de la minuciosidad del juez y del papel de las acusaciones populares, que ejercen Vox y la agitadora ultra Cristina Seguí. Los tiempos de la justicia en ningún caso coinciden con los de la política y menos en la compleja causa en la que Oltra figura como la principal investigada.

La declaración de este lunes, su primera aparición pública desde la rueda de prensa en la que anunció por sorpresa su dimisión, ha levantado la mayor expectación mediática del año en la Ciudad de la Justicia de Valencia. Arropada por destacados cargos de Compromís durante toda la jornada, Mónica Oltra ha declarado prácticamente durante ocho horas.

La ex vicepresidenta ha destacado a la salida de la Ciudad de la Justicia que ha respondido a todas las preguntas formuladas por el juez, la Fiscalía y el resto de las defensas. “He contestado todas las cuestiones que se han planteado como he hecho siempre desde la transparencia y la rendición de cuentas”, ha dicho ante los medios de comunicación después de la maratoniana declaración.

“He entrado serena y tranquila y salgo serena y tranquila y también un poco más cansada obviamente, ahora es el tiempo de la justicia y a esperar”, ha apostillado. Así, Oltra espera que sus explicaciones “convenzan a quien tienen que convencer”.

A partir de esta fase de la causa, las acusaciones, las defensas y el Ministerio Fiscal pueden solicitar nuevas diligencias que alargarían aún más una causa que se ha cobrado la cabeza de la líder indiscutible de Compromís, una de las tres patas del Pacte del Botànic junto con el PSPV-PSOE y Unides Podem, a poco más de medio año de las próximas elecciones autonómicas y municipales.

La Fiscalía, tras haberlo solicitado las acusaciones populares, ha avalado que se intervengan los correos electrónicos de los imputados del departamento de Mónica Oltra durante el periodo investigado. La instrucción, una vez investigada Oltra en la causa, busca apuntalar lo que el TSJ-CV calificaba en un auto de “indicios plurales” contra la líder de Compromís.

Si el juez fue subiendo en la pirámide jerárquica, imputando a funcionarios y a la directora general de Infancia y Adolescencia, Rosa Molero, llegó a un punto en que la siguiente en declarar era la entonces consellera Mónica Oltra. Una vez investigada Oltra (tras haber dimitido, renunciando al aforamiento, después de que la Sala de lo Civil y Penal del TSJ-CV la imputara), el juez pretende averiguar descendiendo ahora en la pirámide jerárquica qué cargos de la conselleria tramitaron la supuesta petición de un expediente reservado en agosto de 2017.

Las acusaciones de extrema derecha

En la causa figuran, como acusación popular, Vox y la asociación Gobiérnate. Aunque la agitadora Cristina Seguí ha roto públicamente con la menor que sufrió abusos por parte del exmarido de Oltra –la chica dijo que la extrema derecha se había aprovechado de ella, que le habían prometido incluso una vivienda y un trabajo y que después de la dimisión de la líder de Compromís se habían desentendido de su situación–, en el terreno judicial estos condicionantes externos no afectan a la causa.

Seguí se pasó toda la mañana en la Ciudad de la Justicia e incluso grabó un vídeo dentro de las instalaciones, algo terminantemente prohibido tanto a periodistas como a particulares.

Durante la salida de Oltra, en el receso para comer, Seguí se enfrentó con dos acompañantes de Oltra, entre ellos uno de sus abogados, mientras grababa un vídeo que después publicó en redes sociales. También subió un 'selfie' en la entrada de la sala donde declaró Oltra. 

Etiquetas
stats