Izquierda Unida lleva la polémica ampliación del Puerto de València al Parlamento Europeo

Parte de los diques de la primera fase de la ampliación norte del puerto de València

"Queremos trasladar al director general de Medio Ambiente de la Unión Europea, Daniel Calleja, la preocupación de los vecinos puesto que aquí se está hablando de una ampliación del Puerto en base a un estudio de impacto ambiental del año 2007 cuando la situación era muy distinta y cuando la sensibilidad respecto al tema medioambiental era mucho más tolerante respecto a los atropellos medioambientales".

Así se pronunció este jueves el eurodiputado de Izquierda Unida, Manu Pineda, quien anunció que trasladará al responsable de Medio Ambiente europeo la polémica surgida a cuenta de la ampliación del Puerto de Valéncia sin tramitar una nueva Delcaración de Impacto Ambiental (DIA) que evalúe los cambios realizados sobre el proyecto original y sus posibles consecuencias ambientales.

Pineda realizó estas declaraciones desde el edificio del Reloj del Puerto acompañado de la diputada de Esquerra Unida del País Valenciano y portavoz adjunta de Unides Podem en las Corts, Estefania Blanes, y de la coordinadora de Esquerra Unidad en València, Rosa Albert. Al acto también asistió la presidenta de la Federación de Vecinos y Vecinas, María José Broseta, así como representantes de la Comissió Ciuat-Port.

El eurodiputado insistió en que "no se puede llevar a cabo la ampliación de un puerto en base a una documentación tan antigua" y consideró que la infraestructura tendrá "graves consecuencias en el medio ambiente y ningún beneficio en la economía local, con lo cual, no se entiende cuál puede ser el interés en llevar adelante este proyecto".

Por su parte, la portavoz adjunta de Unides Podem en las Corts, Estefania Blanes, explicó que es una necesidad trasladar "a las autoridades europeas lo que ya se está llevando a las autoridades autonómicas y estatales".

Según Blanes, "la ampliación no comporta un rendimiento social y económico para la ciudad de València y la DIA que obtuvo en el año 2007 es caduca porque se llevó adelante en otros tiempos, sobre todo porque el Gobierno valenciano ha declarado la emergencia climática y eso hay que tenerlo muy en cuenta".

La diputada valenciana afirmó que "tanto la ampliación como el acceso norte requieren de una DIA conjunta y global y eso es lo que también se ha llevado al Parlamento Europeo, así como la falta de acceso a la información por parte de los vecinos y vecinas que han querido alegar".

Los vecinos rechazan el proyecto

La presidenta de la Federación de Vecinos y Vecinas de València, María José Broseta, se manifestó también en contra de la ampliación del Puerto de València, así como del acceso norte que prevé el proyecto.

Broseta ha recordado que la entidad ya alegó a esta actuación que prevé duplicar la capacidad de almacenar y mover contenedores del recinto portuario, lo que a su vez supondrá un importante incremento de los tráficos, tanto marítimos como terrestres, con el aumento de contaminación ambiental que conllevará para los poblados marítimos y para las playas del sur.

"València y en concreto barrios como Natzaret y La Punta ya han realizado demasiadas concesiones al Puerto en actuaciones como la ampliación sur que supuso la pérdida de la playa de Natzaret o la ZAL, que implicó la expulsión por la fuerza de muchos vecinos y vecinas de sus viviendas; ya es hora de que el Puerto empiece también a renunciar a grandes proyectos que en ningún caso van a mejorar la calidad de vida de los vecinos y vecinas de estos barrios", afirmó Broseta.

La dirigente vecinal aseguró que, en cualquier caso, la Federación considera irrenunciable la tramitación de una nueva Declaración de Impacto Ambiental (DIA) que evalúe el proyecto en su conjunto, incluyendo la afección de la terminal de cruceros y del acceso norte.

Etiquetas
Publicado el
2 de julio de 2020 - 21:54 h

Descubre nuestras apps

stats