La portada de mañana
Acceder
La izquierda abertzale reniega de ETA y busca normalizar su papel político
El fantasma de la austeridad se asoma en la Unión Europea
Opinión - Diez años mejores, por Iñigo Urkullu

El alcalde de Catarroja prepara acciones legales contra varios agentes de policía local por acoso

Fachada del Ayuntamiento de Catarroja (Valencia)

El Ayuntamiento de Catarroja ultima una denuncia contra dos delegados de un sindicato policial en el municipio por acoso hacia el alcalde. El regidor de Compromís en la localidad de l'Horta Sud, Jesús Monzó, ha sido sancionado dos veces en el último mes por infringir las normas sanitarias y asegura que la última sanción no corresponde con ninguna falta y relata hechos que no sucedieron.

El Sindicato Profesional de Policía Local y Bomberos, al que pertenecen los dos agentes, ha respondido a las acusaciones de acoso de la corporación local anunciando la solicitud de un acto de conciliación, el paso previo a la querella contra el alcalde de la localidad, una comunicación de la que el Ayuntamiento asegura no tener constancia. El sindicato, denuncia un "trato deplorable" del ayuntamiento y "graves acusaciones" de Monzó, a quien ha acusado de "mezclar una vez más su incumplimiento de las normas para evitar la Covid-19 con temas laborales y sindicales que nada tienen que ver con su segunda denuncia por parte de la Policía Local".

El alcalde fue sancionado en enero cuando una pareja acudió al domicilio en el que reside junto a su marido a entregar un regalo de cumpleaños. En ese momento las reuniones de no convivientes estaban limitadas por el decreto de Sanidad para paliar la Covid-19. Semanas después, uno de los agentes acudió al domicilio del alcalde a entregarle una sanción por haber entrado en casa de una vecina, un hecho que tanto la mujer como el primer edil niegan. Ambas denuncias fueron publicadas por medios de comunicación locales, una cuestión que enfadó al alcalde al vulnerar su privacidad.

La segunda sanción se presentó el mismo día en el que se produjo una discusión entre el Ayuntamiento y el cuerpo de Policía Local de carácter laboral, un conflicto que el gobierno local y los agentes arrastran desde 2012. "Se me trata como si hubiera cometido un delito y es una sanción administrativa leve que cualquier ciudadano por equivocación puede cometer", expresó entonces el alcalde, que considera que "se han dicho muchas mentiras" respecto a las circunstancias en las que supuestamente ha infringido la normativa anticovid.

Los agentes, según expresa el consistorio, plantean unas reivindicaciones laborales que el gobierno local no puede asumir y el entorno del alcalde cree que las sanciones obedecen a represalias por este conflicto, algo que el sindicato niega. El consistorio y los agentes negocian cambios en los cuadros de actividad, el pago de las horas de actividad, cambios de turnos y la cobertura de varias plazas en Catarroja, reivindicaciones que el Ayuntamiento considera legítimas. Cerca del 80% de los agentes presentaron un escrito de protesta en diciembre por las condiciones laborales.

Desde 2012 los agentes de la Policía Local y el Ayuntamiento arrastran un fuerte conflicto por las condiciones laborales que también divide al cuerpo. La filtración de un informe psicosocial elaborado por una empresa de riesgos laborales, en el que se aseguraba que el 74% de los agentes sufrían acoso de sus superiores policiales, desató un cruce de acusaciones entre la policía y el ayuntamiento, así como varias denuncias por acoso entre agentes. El PSOE, entonces en la oposición, denunció que la filtración procedía del PP y acusó al concejal responsable de "destituir a los oficiales nombrados por el anterior gobierno popular, y nombró a otros sin contar con el jefe y con una excusa peregrina". Las denuncias se enmarcaron entonces en un conflicto entre dos sindicatos de la Policía Local enfrentados por cuestiones ideológicas.

Etiquetas
Publicado el
13 de marzo de 2021 - 23:53 h

Descubre nuestras apps

stats