El parlamento valenciano aprueba la ley que protege a las personas 'trans' contra los delitos de odio

La bandera LGTBi en el escaño de Mireia Mollà, entre Juan Ponce y Fran Ferri

"Hoy es un día muy importante porque aprobamos una ley que supone avances colectivos". Así ha valorado la vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mónica Oltra, la aprobación de la ley de reconocimiento del derecho a la identidad y a la expresión de genero. Las Corts Valencianes han aprobado, con los votos en contra del PP, la 'ley trans', que despatologiza la transexualidad y garantiza protección contra la discriminación de este colectivo. "Su ley no ofrece garantías, no respeta el ordenamiento jurídico,se puede llevar a los tribunales", ha dicho la diputada del PP María Bernal para justificar el rechazo.

Tras un año de trabajo con los colectivos LGTB, se hace efectivo el derecho de una persona a expresar su identidad de género diferente a la asignada al nacer sin considerarla una enfermedad. La identidad de género no necesitará acreditarse por ningún informe médico ni psicológico.

La ley presenta importantes avances en el ámbito sanitario, educativo y administrativo. Las personas que lo deseen podrán cambiar sus documentos administrativos acorde a la identidad de género manifestada como la tarjeta sanitaria, el carnet de familia u otros que dependan de la Generalitat (no así el DNI).

En el ámbito sanitario, prohíbe las terapias de aversión o contracondicionamiento y garantizará el derecho a las operaciones de cambio de sexo (exéresis, implantes o reconstrucciones de mamas y genitales), así como otros tratamientos hormonales para, por ejemplo, el cambio del tono y timbre de voz, así como la prestación de servicios de apoyo psicológico durante el proceso de cambio.

Respecto a los menores, se garantiza su derecho a ser incorporados a la toma de decisiones y se les protegerá especialmente de la discriminación en las aulas. Este punto ha sido especialmente polémico, ya que desde el PP y el Consell Jurídic Consultiu consideraban que el cumplimiento debe estar subordinado al ideario del centro. La campaña transfoba de Hazte Oír señalaba esta cuestión como una muestra del "adoctrinamiento en las aulas".

Etiquetas
Publicado el
30 de marzo de 2017 - 14:33 h

Descubre nuestras apps

stats