Brunch dominical: 14 restaurantes donde disfrutarlo en España

Brunch

Brunch proviene, etimológicamente, de breakfast (romper el ayuno) y lunch (comida), así que la conjunción vendría a ser nuestro almuerzo, la comida que se hace a media mañana, cuando solo desayunas un café o un té y, a eso de las 11:30-12, te empieza a entrar hambre y te comerías un bocadillo como cualquiera de estos.

Pero la versión norteamericana que han adoptado muchos establecimientos (la mayoría para los fines de semana) va mucho más allá de un bocata y suma alimentos más variados para que acabe siendo una comida completa y nutritiva, que cubra todas las necesidades que puedes tener para comenzar un sábado o un domingo con energía y alegría. 

Desde luego, si la noche anterior ha sido larga y te levantas sin ganas de cocinar, con estos brunch te aseguras de que te van a reequilibrar y no te vas a quedar con hambre para el resto del día. Lo más parecido al desayuno buffet de un hotel, vamos. 

De hecho, ya hay bastantes hoteles como el Me Barcelona que extienden sus desayunos tipo brunch hasta bien entrada la mañana, al punto de poder empalmar con el vermú, y reciben a cualquiera que no esté alojado. Te seleccionamos varios por distintas ciudades de España y te agradeceremos tus recomendaciones en comentarios.

En Barcelona, además del citado Me Barcelona, nos quedamos con dos que tienen menú brunch diario. El Milk Bar & Bistro, cuyos propietarios irlandeses fueron los pioneros en proponer el brunch neoyorkino clásico para contentar a todos los turistas del Gótico, con sus crepes, huevos Benedict, burgers y hasta cócteles. Y el Caravelle, antigua Bodega Fortuny del Raval, un paseo por diferentes tipos de brunch internacionales con Nømad Coffee y su propia cerveza.

En Madrid, para los más castizos, los locales de Joselito´s ofrecen un brunch ibérico que comienza con un entrante de explosivo de melón con jamón ibérico Joselito, seguido de un sándwich de guisantes y jamón, un capuchino de chorizo y una croqueta de polenta con puré de lardo (grasa de cerdo con especias) y cebolla con vinagre.

Termina con unos huevos con Joselito en cocotte, unas alcachofas con huevos de codorniz y jamón y un solomillo de cerdo ibérico; todos ellos obras de genios de la gastronomía mundial como Max Alajmo y Ferran Adrià.

Y para los más canallas, justo lo contrario, el Lol Drag Saturdays de Lola09, donde no es que te vayan a dar de comer y de beber, es que sirve más para seguir con la juerga que para recuperarte, porque viene amenizado con bingo y espectáculo con las drags y con un dj que se acopla a los brunchs temáticos superdivertidos del Grupo Moby Dick.

En Málaga, Julia Bakery es una panadería, pastelería y cafetería 3G especializada en brunchs, así que puedes mezclar  a discreción sus panes artesanos de masa madre, sus tartas, smoothies y cupcakes y sus platos salados, como el falafel de boniato o las hamburguesas de salmón, de la forma más saludable. 

Café con libros es otra apuesta especial porque aúna terraza con vistas en plena Plaza de la Merced y libros o revistas para ojear mientras te envainas un brunch donde no faltan ni los huevos ni su acompañamiento con un toque alcohólico y gamberro, sus clásicos crepes dulces y salados y la variedad de tartas y bizcochos 100% caseros e inigualables.

En Bilbao, Sua San, frente al Museo Guggenheim, da a elegir entre brunchs salados, como huevos Benedictine con salmón marinado, espinacas y pavo, más paletilla ibérica; o huevos sobre bagel con guacamole y tomate natural; pollo braseado, queso brie y cebolla caramelizada y bacon crujiente. Y los dulces llevan pecados como tartas de queso y caramelo, brownies y muffins, crepes, bizcochos, etc. 

Pero seguro que te apetece ver al futbolista Ibai Gómez y al Chef Bosquet cocinando para ti en el Naked&Sated, famoso por su real food, con una generosa carta de brunch donde todo va a ser de lo más natural, saludable y sin azúcares que no lleven los ingredientes per se. 

En Baleares, Claro Mallorca ofrece un menú especial brunch con cafés, ginger shoots y zumos revitalizantes, tostadas, huevos con todo lo que se te ocurra, focaccias, croissants, creps para los fines de semana, y vinos y cervezas para nivelar. 

En Ibiza, Pomona Ibiza se une a la moda saludable de la gastronomía pero sin dejar de lado a los carnívoros, con sus pastramis de cerdo negro, shawarmas de pollo de payés, pero con sabores dulces sanos como las crepes de trigo sarraceno, frutos rojos orgánicos, yogurt de coco, nueces caramelizadas y miel cruda. 

En Valencia, Baalbec, con su cocina mediterránea que cubre desde Atenas a El Cairo, pasando por Estambul y Jerusalén, ofrece un menú brunch con huevos a elegir, tostada con mermelada o tomate, yogur con granola casera o fruta, batido/zumo y café o té, todos los sábados y domingos de 9:30 a 13:30 horas. 

Y en La pequeña Pastelería de Mamá bien podrías pasarte todas las mañanas de tu vida ahí dejándote mimar y comiéndote sus tostadas con salmón o jamón, o sus bocadillitos, sus yogures con cereales, su repostería casera, sus tartas y sus zumos recién hechos.

En Aragón, el brunch de La Clandestina Café, en Zaragoza, de martes a domingo de 11:30 a 15:00, te lo llevan incluso a casa e incluye infusión gourmet, zumo natural orange power, yogur natural con avena garrapiñada, mix de fruta natural, panes variados, tarrina de  mantequilla, de queso crema y de mermelada artesana, tarrina de tomate rosa, huevos a elegir entre dos estilos, Cocktail Daiki y postre. 

En Huesca, De Frida Cereal Café está especializado en combos contundentes entre semana hasta las 12:30 y el fin de semana te puedes armar un buen brunch con sus cereales, bowls de frutas, tostadas dulces y saladas, gofres y tortitas americanas, smoothies,  croissants, tartas,  cervezas y cócteles. 

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats