eldiario.es

9

La Epsar renueva el convenio de explotación de 59 depuradoras con la empresa mixta Egevasa y salva 400 puestos de trabajo

El gerente de la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales cesado este jueves pretendía privatizar la gestión de las plantas, lo que hubiera provocado la disolución de la empresa propiedad al 51 % de la Diputación de Valencia

La consellera Mireia Mollà apuesta por que la entidad impulse la obra pública para "reactivar la economía" gracias a un excedente de tesorería que supera los 190 millones de euros

La consellera Mireia Mollá durante la reunión con el comité de empresa de Egevasa

La consellera Mireia Mollá cuando se reunió con los trabajadores de Egevasa.

Con varios meses de retraso porque faltaban nombramientos por confirmar de distintas administraciones, el consejo de administración de la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (Epsar) se reunió por primera vez en la nueva legislatura. El máximo órgano de representación de la entidad aprobó el cese del actual gerente Enrique Lapuente, como adelantó eldiario.es, y de la secretaria del consejo Sabela García. Además, ha aprobado la renovación del convenio entre la Epsar y la empresa mixta de la Diputación de Valencia y Global Omniu -antes Aguas de Valencia- para la gestión de 59 plantas.

Según el comunicado lanzado por la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Transición Ecológica y Emergencia Climática, el consejo de administración ha confirmado "con el aval de los informes de la Abogacía de la Generalitat y del Consell Jurídic Consultiu", la vigencia del convenio de explotación de las depuradoras con la Diputación de Valencia y Epsar. "Con esta decisión se resuelve la incertidumbre para los 400 trabajadoras y trabajadores de la empresa dependiente de la Diputación que gestiona las depuradoras sujetas al convenio, manteniendo los empleos de dicho personal y sus condiciones laborales", ha explicado.

Este convenio ha sido una de las polémicas de la pasada legislatura puesto que Lapuente y su equipo quisieron acabar con el convenio y sacar a concurso público la gestión de las 59 depuradoras, en lo que suponía una privatización. Este cambio de modelo hubiera supuesto de facto la desaparición de Egevasa, puesto que la nueva ley de contratos impide a las empresas mixtas presentarse a este tipo de concursos. La propuesta, que se basaba en exigencias europeas, enrareció mucho el clima laboral en la empresa y provocó un conflicto entre PSPV y Lapuente.

Nada más ser nombrada consellera, Mireia Mollà se reunió con los trabajadores de Egevasa y les anunció que mantendría el convenio basándose en el informe del Consell Jurídic Consultiu. El consejo de administración de este jueves ha confirmado legalmente esta propuesta.

Mollà busca ya un relevo para Lapuente y su intención es "poner en marcha un nuevo modelo comprometido con las estrategias de mitigación y adaptación al cambio climático, en línea con los compromisos del Consell y con la Estrategia Valenciana de Cambio Climático y Energía".

Entre las medidas específicas que plantea la consellera Mireia Mollà para esta nueva etapa están "la gestión eficaz en materia del ciclo urbano del agua, la incorporación e implantación de soluciones tecnológicas que mejoren el rendimiento hidráulico de las infraestructuras, así como la evacuación, depuración, tratamiento y reutilización de aguas residuales".

Otras de las iniciativas se basan en políticas activas en materia de I+D+i, que mejoren la eficiencia energética y faciliten el uso de energías alternativas, la captación de fondos europeos y proyectos conjuntos entre diferentes administraciones y la regeneración de aguas residuales para su reutilización en riego agrícola, uso industrial y usos medioambientales.

Todas estas medidas respaldan las estrategias de mitigación y adaptación al cambio climático en materia de optimización de los sistemas de depuración y reutilización en municipios, urbanizaciones, polígonos industriales y núcleos aislados; energías renovables para el uso de aguas depuradas, incentivos para obras de abastecimiento, saneamiento y defensa contra inundaciones y búsqueda de soluciones ante los principales problemas de sobreexplotación de acuíferos.

Apuesta por la obra pública por el excedente de tesorería

En este sentido, con el potencial inversor que tiene la EPSAR no se puede renunciar a la posibilidad de impulsar la obra pública con los consiguientes efectos positivos en la actividad económica y en el empleo de la Comunitat Valenciana. Todo ello avalado con 485 depuradoras y un importante excedente en tesorería que ronda los 190 millones de euros.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha