eldiario.es

9
Menú

Los Sanfermines no son una excepción: Fallas, Pilar o la Feria de Málaga registran agresiones sexuales casi a diario

Un estudio de la Universidad Pública de Navarra revela que entre los años 2004 y 2017 se registraron 74 denuncias de agresiones o abusos en San Fermín, 64 en Fallas, 58 en la Feria de Málaga, 52 en el Pilar y 4 en la Tomatina

- PUBLICIDAD -
Un momento del Chupinazo de los sanfermines 2014.

Un momento del Chupinazo de los sanfermines. Pamplona

"Lo que hemos hecho ha sido un ejercicio para intentar dimensionar si el número de agresiones y abusos en Pamplona es diferente o no al de otras fiestas que pudieran ser comparables (si es verdad que sanfermines tiene características concretas que le hacen particular frente a este problema), en ningún caso hemos querido hacer un ranking de ciudades porque no era ese el objetivo y porque no estaríamos siendo rigurosas".

Así ha explicado Lohitzune Zuloaga, profesora del Departamento de Sociología y Trabajo Social de la Universidad Pública de Navarra, el objetivo que persigue el estudio 'Agresiones y abusos sexuales en San Fermín' presentado recientemente y elaborado junto a Paz Francés (Departamento de Derecho) por encargo del Ayuntamiento de Pamplona.

Zuloaga ha comentado que para entender si lo que está pasando en Pamplona es algo extraordinario se debe contextualizar con lo que sucede en otras fiestas españolas.

En este sentido, se han analizado las denuncias registradas por abusos o agresiones sexuales entre los años 2004 y 2017, además de en los Sanfermines, en las Fallas de València, en la Feria de Málaga, en la Tomatina de Buñol y El Pilar de Zaragoza.

La coautora del estudio ha remarcado que "mientras en el caso de las fiestas de Pamplona, los datos facilitados por el Ministerio del Interior se han podido
contrastar con los atestados policiales y corregir algunas imprecisiones, los de las otras ciudades sólo salen de la fuente del Ministerio y, por tanto, son datos orientativos y no concluyentes".

Así, una de los conclusiones es que en todas las ciudades estudiadas en esta investigación se observa que un elevado porcentaje de los hechos conocidos por las policías a lo largo de todo el periodo 2004-2017 ha tenido lugar durante el breve periodo de fiestas, produciéndose prácticamente una denuncia al día, salvo en el caso de la Tomatina.

"No vemos diferencias destacables: en Pamplona no ocurren más o menos casos de los que puedan suceder en otras festividades similares, teniendo en cuenta lo difícil que es compararlas", ha explicado Zuloaga.

Además, aunque no se pueden mantener criterios firmes de causalidad entre las fiestas y los abusos y agresiones sexuales, sí se vislumbra una relación no desdeñable entre un incremento de incidencias de índole sexual y el número de personas que participan en un evento masificado.

Así, según los datos recabados (fiables en el caso de Pamplona y orientativos en el resto de ciudades), entre los años 2004 y 2017 se registraron 74 denuncias de agresiones o abusos en San Fermín, 64 en Fallas, 58 en la Feria de Málaga, 52 en el Pilar y 4 en la Tomatina.

En el caso de San Fermín, las 74 denuncias registradas durante la semana festiva del periodo analizado suponen el 13,41% de todas las recibidas por los cuerpos policiales en esos 13 años.

En La Tomatina de Buñol, en el transcurso de ese día de la fiesta en los últimos 13 años, se registraron el 19,52% de todos los casos registrados en ese periodo. La feria de Málaga, con ocho días de fiestas, recoge un 4,29% del total de los casos durante esas fechas.

Las Fallas de Valencia, con cinco días de duración, registran un 2,35% de los abusos y agresiones sexuales para el conjunto de ese periodo 2004 - 2017. El Pilar de Zaragoza, por su parte, recibe en los 9 días de fiestas el 2,94% de denuncias totales.

El papel de las campañas de concienciación

En cuanto a la tipología de las denuncias, la distribución entre abusos y agresiones es similar (50/50) a lo largo de todo el año en todas las ciudades. Sin embargo, la distribución cambia en el contexto de las fiestas: en Pamplona se denuncian más abusos que agresiones.

Segun Zuloaga, "esto seguramente tiene que ver con las campañas que animan a denunciar y que hacen que se denuncien hechos (menos graves) que de otra manera no quedarían registrados".

En esta línea, ha animado al resto de ciudades a emprender campañas de concienciación para visibilizar este problema y animar a las víctimas o los testigos de las agresiones a que denuncien, algo que, tal y como ha recordado, las autoridades de Pamplona y de Navarra llevan años haciendo: "No es algo que haya surgido ahora por el caso de 'la manada".

La coautora del estudio ha destacado que "los medios de comunicación comienzan principalmente a informar sobre estos casos desde el chupinazo de 2013, con aquella imagen de varios chicos tocando los pechos de una chica que se había subido la camiseta".

A partir de ahí, "el Ayuntamiento de Pamplona empieza a hacer sus propias campañas incluyendo a colectivos feministas y medios de comunicación".

La ciudadanía pamplonesa también se movilizó masivamente en las fiestas de 2015 para protestar por incidentes graves que se habían denunciado ese año: "la prueba de que las campañas para fomentar la concienciación funcionan es que, tras estos hechos, en 2016 y 2017 se multiplica el número de denuncias pasando de 3 en 2015 a 20 y 22 en 2016 y 2017 respectivamente".

Como reflexión final, Zuloaga ha explicado que "si el caso de La Manada ha tenido la repercusión y la respuesta que ha tenido, es porque había un trabajo detrás hecho que ha facilitado un escenario apropiado para que así se diera. Este caso ocho años atrás hubiera sido una cosa completamente distinta. Y este trabajo es imparable ya, continuará cuando con el paso de los años el caso de 'la manada' quede atrás".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha