La portada de mañana
Acceder
Investigación - El gran negocio de tres inspectores del Banco de España
La coalición de Gobierno sigue encallada en la reforma laboral
Opinión - No es Netflix, es el catalán, por Neus Tomàs

La Policía prohíbe a los periodistas cubrir la visita de un eurodiputado de IU al CIE de Madrid

Imagen de archivo del pasillo de los dormitorios del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche en Madrid/ Efe

La opacidad de los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE) es tan habitual que la posibilidad de saber lo que ocurre en su interior se convierte en excepción. Aunque la petición provenga de un europarlamentario. La Dirección General de la Policía ha prohibido la entrada en el CIE de Madrid a un grupo de periodistas, solicitada por el diputado del Parlamento Europeo Javier Couso (Izquierda Unida), durante la visita que tendrá lugar el próximo viernes junto a representantes de Migreurop. También han rechazado su solicitud de reunirse con los internos del centro porque "el número elevado de estos hace inviable realizar una entrevista en un ámbito de privacidad".

Imputados los médicos del CIE de Madrid que atendieron a Samba Martine

Imputados los médicos del CIE de Madrid que atendieron a Samba Martine

"En las visitas que se vienen autorizando no está contemplada la presencia de periodistas, no siendo el presente caso una excepción a lo establecido", responde el secretario general de la Comisaría de Extranjería en una carta a la que ha tenido acceso este periódico. Esta es la razón por la que, según defiende la Dirección General de Policía, tres periodistas de eldiario.es, El País y Público no podrán acceder al interior del CIE de Madrid el próximo 16 de febrero con el objetivo de cubrir la visita del eurodiputado de Izquierda Unida y conocer las condiciones de este.

La Policía tampoco permitirá el encuentro de Javier Couso y los representantes de la red de ONG especializadas en inmigración (Migreurop) con las personas que se encuentran encerradas en el CIE de Aluche por no tener su situación regularizada, una falta administrativa.

"La visita se circunscribe a las instalaciones del centro, entrevista con el personal sanitario y de Cruz Roja, no así de los internos, pues dado el elevado número de estos, hace inviable realizar una entrevista en un ámbito de privacidad", advierten desde la Comisaría General de Extranjería. "Son los internos los que plantean las visitas de ONG y no al revés, como se plantea en este caso", añaden.

Couso pregunta si está recogido en alguna norma

En respuesta a la denegación de acceso a los periodistas, Couso ha enviado una carta al secretario general de la Comisaría de Extranjería, Miguel Ángel Nogal, exponiendo sus "dudas" sobre las razones esgrimidas por la Dirección General de Policía. "Me gustaría preguntarle si la negativa a la entrada de periodistas a los Centros de Internamiento para Extranjeros viene recogida en alguna normativa o si, por el contrario, es fruto de la costumbre", cuestiona el eurodiputado de Izquierda Unida.

"Espero que comprenda las dudas que me surgen cuando se observa que 'lo establecido' viene precedido de que "las visitas que se están autorizando", apunta Couso. "No pretendo que me sea concedida una excepción; al contrario, estoy convencido de que la negativa a la entrada de periodistas al CIE en compañía de un miembro del Parlamento Europeo es, en sí misma, una excepción", añade con cierto tono irónico.

"De este modo -concluye- aprovecho para preguntarle por cuánto tiempo se prolongará esta situación excepcional", matiza el europarlamentario.

Los Centros de Internamiento para Extranjeros son dependencias no penitenciarias cuya finalidad es la privación de libertad durante un máximo de 60 días a personas en situación irregular que tienen pendiente la ejecución de su expulsión a su país de origen. En la práctica, sin embargo, el porcentaje de personas que son deportadas tras su internamiento no alcanza el 50% de los inmigrantes encerrados en los CIE.

Las ONG, que tras años de lucha sí pueden acceder a los CIE, denuncian las malas condiciones de estos y las vulneraciones constantes de los derechos de las personas internadas, destacando las "deficiencias" de la asistencia sanitaria. Los periodistas, salvo en contadas ocasiones, no pueden acceder a estos lugares, del mismo modo que tampoco está permitido la realización de fotografías por parte de las organizaciones o los familiares de los inmigrantes que acceden al interior de estos centros.

Etiquetas
Publicado el
14 de enero de 2015 - 13:28 h

Descubre nuestras apps

stats