eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno rebaja una décima la previsión de crecimiento de la economía española este año y el próximo

Sitúa la subida del PIB en el 2,6% en 2018 y en el 2,3% en 2019

Elaboran el borrador presupuestario con un déficit previsto en 2019 del 1,8% del PIB, cinco décimas más de margen (unos 6.000 millones) respecto al que de facto está aprobado tanto por el ejecutivo comunitario como por el Congreso y el Senado

Se prevé un ajuste estructural (aquel que no depende del ciclo económico) del 0,4% del PIB

- PUBLICIDAD -
El Gobierno baja su previsión de crecimiento al 2,6 % en 2018 y al 2,3 por ciento en 2019

La ministra de Economía, Nadia Calviño EFE

El Gobierno ha revisado a la baja la previsión del crecimiento de la economía este año y el que viene, una décima en ambos casos. Sitúa la subida del PIB en el 2,6% este año y en el 2,3% el que viene. La ministra de Economía, Nadia Calviño, ha asegurado que se trata de unas previsiones "prudentes", que se encuentran en los "límites inferiores" de los rangos de estimaciones nacionales e internacionales. La desaceleración de la economía  se debe a factores como el  retraimiento del consumo interno desde 2017, el final de los llamados "vientos de cola" (petróleo barato, turismo, depreciación del euro) y las guerras comerciales

El Gobierno ha diseñado un borrador presupuestario para enviar a Bruselas basado en el objetivo de déficit más flexible que habría pactado con la Comisión, pero que no ha sido validado por el Parlamento español, del 1,8% del PIB. Supone cinco décimas más de margen (unos 6.000 millones) respecto al que de facto está aprobado tanto por el ejecutivo comunitario como por el Congreso y el Senado. Calviño ha calificado de "crucial y apropiado" este objetivo de déficit. 

Sobre el hecho de que PP y Ciudadanos parezcan estar dispuestos a evitar que el Senado dé el visto bueno a la nueva senda, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha afirmado que el Gobierno está seguro de que se terminará por aprobar. En todo caso, ha aclarado que cuando se presenten los Presupuestos en el Congreso se hará con la senda que esté vigente. "No es tan crucial para los PGE", ha asegurado Montero. El margen de déficit se ha diseñado para que la mayor flexibilidad se reparta entre las comunidades autónomas y la Seguridad Social, y solo una décima para el Estado.

Montero ha recordado que las previsiones del anterior gobierno del PP partían de la "falacia" de que el déficit de 2018 iba a terminar en el 2,2% del PIB, cuando el año va a acabar con un desvío de cinco décimas, hasta el 2,7% del PIB. En el caso de que el anterior Gobierno hubiera hecho los ajustes necesarios para terminar efectivamente en el 2,2% "claro que habríamos llegado al 1,3% del PIB el año que viene", ha resaltado Montero. Además, ha recordado que no tiene precedentes que un país en el procedimiento de déficit excesivo (con un déficit por encima del 3% del PIB) rechace una senda más flexible permitida por Bruselas. 

En lo que se refiere al déficit estructural (aquel que no depende del ciclo económico, y que es el que va a tener que empezar a afrontar España una vez salga del procedimiento de déficit excesivo el año próximo) el ajuste será del 0,4% del PIB, unos 5.000 millones, frente al 0,65% anual que en principio reclama la CE (es posible retrasar el mayor ajuste un año siempre que se acometa el siguiente). Calviño ha añadido al respecto que el ajuste estructural se debe hacer en función de las previsiones de crecimiento de la economía.   

Un presupuesto "valiente" y que "cambia el paso del país"

Un Consejo de Ministras extraordinario ha aprobado este lunes el borrador del plan presupuestario que va a enviar a Bruselas, como es preceptivo, a lo largo del día. 

La ministra portavoz, Isabel Celaá, ha calificado el acuerdo al que ha llegado el Gobierno con el grupo parlamentario de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea de "valiente" y ha considerado que "cambia el paso al país" al "revertir los recortes" del anterior Gobierno. "Apoyar los presupuestos no es apoyar al Gobierno, es proteger la vida de las personas", ha dicho. Por ello, ha avanzado que se intentará llegar a acuerdos con el resto de las fuerzas políticas. 

El Gobierno, que solo cuenta por ahora con 151 votos a favor de los presupuestos, necesita el apoyo de Compromís, PNV y las fuerzas independentistas (al menos el voto a favor de ERC y la abstención de PDeCAT). Las negociaciones van a comenzar con los nacionalistas vascos. Según Montero, cualquier modificación sustancial en el plan presupuestario respecto a lo acordado con Unidos Podemos será consensuado con éstos.

La recaudación se eleva en 5.678 millones

El Gobierno prevé elevar en 5.678 millones de euros la recaudación con las nuevas medidas tributarias acordadas con Unidos Podemos en el acuerdo presupuestario alcanzado con esta formación política, informa EP.

De este importe de mayor recaudación, 4.489 millones irán al presupuesto del Estado, y el resto a la Seguridad Social y las cuentas autonómicas.

Las medidas adoptadas sobre el Impuesto de Sociedades (limitación de exenciones y la tributación mínima) serán las que aporten la mayor cuantía, en total, 1.776 millones de euros, si bien la rebaja del tipo para pymes detraerá 260 millones.

Le sigue el impuesto sobre Servicios Digitales, con el que prevé recaudar 1.200 millones de euros. El impuesto sobre las transacciones financieras aportará 850 millones de euros, mientras que el incremento del IRPF a las rentas muy altas generará una recaudación de 328 millones.

El impuesto al diésel elevará la tributación en 670 millones de euros, y el incremento del impuesto de Patrimonio generará 339 millones, mientras que la rebaja del IVA detraerá 53 millones de euros.

Asimismo, la ministra Montero ha señalado que las medidas de lucha contra el fraude fiscal (actualización de la lista de paraísos fiscales, limitar el pago en efectivo a 1.000 euros cuando una de las partes sea un profesional y rebaja a 600.000 euros del importe de la deuda para ser incluido en la lista de morosos, entre otras) permitirán ingresar en conjunto 828 millones de euros.

Estas medidas antifraude, ha precisado la ministra, se recogerán en una ley que se presentará en breve en forma de anteproyecto de ley.

Según la distribución de ingresos y gastos recogidos en las cuentas, los segundos superarán a los ingresos en 32.950 millones en 2018, brecha que se reducirá a 22.223 millones el año próximo. Así, los gastos crecerán tanto este año como el próximo un 3,1%, mientras los ingresos lo harán un 5,7%.

La mejora de la recaudación prevista y la contención del gasto permitirá que el techo de gasto se sitúe en 125.064 millones de euros, con un aumento del 4,4%.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha