eldiario.es

9

El PP quiere acercar el modelo español de IRPF y Sociedades al de los países del Este

Rebajar por debajo del 40% el tipo aplicable a las mayores rentas en IRPF solo tiene reflejo en los países de la que fue la órbita soviética, además de Chipre y Malta, dentro de la UE

La propuesta del partido de Pablo Casado de situar por debajo del 20% el Impuesto de Sociedades asemejará la política impositiva española a la de varios países del Este, junto a la de Irlanda y Reino Unido

El programa del PP quiere rebajar el impuesto que pagan las empresas aún más que Vox: menos del 20%, frente al 22% del que habla la formación de Abascal en una "primera fase"

22 Comentarios

Pablo Casado y Daniel Lacalle en un acto de precampaña.

Pablo Casado y Daniel Lacalle en un acto de precampaña. Secundino Pérez / Europa Press

El programa electoral del Partido Popular incluye una profunda rebaja fiscal que incluiría la eliminación de tributos como Patrimonio y prácticamente Sucesiones y Donaciones. Además, prometen rebajar el impuesto de Sociedades y el IRPF. El tributo que pagan las empresas pasaría de un tipo nominal del 25% a otro "por debajo del 20%". Por su parte, el que grava las rentas personales no llegaría al 40% en el caso de los tramos más altos. Lo que de momento se paga en la campaña de la Renta que está ahora en marcha es un 45% a partir de los 60.000 euros anuales (en algunas comunidades puede llegar al 48% con el tramo autonómico).

Con la reforma que asegura que va a promover el PP, España se equipararía al grupo de países en los que menos impuestos pagan en la UE: los territorios de la antigua órbita comunista, además de las islas (Gran Bretaña, Irlanda, Malta y Chipre).

El motivo por el que estos estados son los de menor tributación tiene que ver con los criterios neoliberales con los que se desmantelaron las estructuras burocráticas socialistas, junto a su necesidad de competir con los países más desarrollados aún a costa de los mecanismos de protección social. En lo que se refiere a las islas, tiene que ver con estrategias de atracción de inversiones y capital que, desde algunos ámbitos, se ha llegado a catalogar de paraíso fiscal.

De aprobarse la reforma que promete el partido de Pablo Casado, el Impuesto de Sociedades pasaría de estar ligeramente por encima de la media europea (21,9%) a estar por debajo, junto a países como Estonia, República Checa, Lituania y Bulgaria. También están por debajo del 20% que defiende el PP el Reino Unido e Irlanda, según datos de la Comisión Europea.

Además, nada se comenta en el programa del PP sobre la posibilidad de tocar las bonificaciones y exenciones por las que las empresas acaban rebajando su factura fiscal. La erosión de bases imponibles es la principal responsable de una caída de recaudación en Sociedades que provoca que sea el único impuesto que sigue recaudando menos que antes de la crisis (un total de 24.838 millones de euros en 2018, un 44,58% menos que los 44.823 millones ingresados en 2007).

La propuesta del PP en Sociedades es aún más ambiciosa que la de la formación de ultraderecha Vox, que propone rebajar el tipo nominal en una "primera fase" hasta el 22% (ahora, en el 25%), para llegar a reducirlo al 12,5%.  

Impuesto sobre la Renta

En lo que se refiere al impuesto sobre la Renta, Bulgaria, Polonia, Eslovaquia, Letonia, Lituania, Estonia, Hungría, Polonia, Rumanía y República Checa, además de Chipre y Malta, son los países que se sitúan por debajo del 40% que ha prometido Casado (ahora el máximo en España es del 45% en la tarifa estatal). Al respecto, Vox propone pasar de los actuales cinco tramos a dos: uno general del 22% para rentas de hasta 60.000 euros, y a partir de ahí del 30%. 

En Europa, el tributo más bajo sobre estos ingresos se paga en Bulgaria y Rumanía (10%), aunque deben sumarse otros conceptos de ingresos. Al otro lado, Suecia (57%) y Dinamarca (55,8%), dos de los países que más se caracterizan por la calidad de su Estado del bienestar. 

Además, el partido que preside Pablo Casado propone eliminar el impuesto sobre el Patrimonio y el de Sucesiones y Donaciones para las transmisiones entre padres e hijos y al resto de la línea descendiente, así como entre cónyuges. También prometen eliminar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados para la constitución de hipotecas en la compra de la vivienda habitual, que en la actualidad pagan las entidades bancarias.

Se da la circunstancia de que estos impuestos son algunos de los más importantes que tienen cedidos por completo las autonomías. Según datos publicados por el Ministerio de Hacienda, las comunidades recaudaron con estos tributos 5.525 millones de euros en 2017, más del 43% de lo ingresado por los impuestos cedidos (12.685 millones). En concreto, recibieron 2.411 millones por sucesiones y donaciones; 2.051 millones por actos jurídicos documentados y 1.063 millones por patrimonio.  

Baja tributación en los países del Este y las islas

El motivo por el que en los países del Este se tributa menos que en el resto de Europa es una mezcla de circunstancias históricas y económicas. Por una parte los procesos de desmantelamiento del "socialismo" burocratizado se hicieron con criterios nítidamente neoliberales (con frecuencia pilotados por jóvenes élites salidas de los partidos comunistas pero reconvertidas), según recuerda Ricardo Rodríguez, técnico de Hacienda.

Por otro lado, en su necesidad de competir con países europeos más desarrollados, han adoptado estrategias de sociedades subdesarrolladas: impuestos bajos, escasa regulación laboral y medioambiental y servicios públicos precarios.

Por lo que se refiere a las islas, a juicio de Rodríguez tiene más que ver "con estrategias de paraíso fiscal (aunque oficialmente no se les catalogue como tal) para atraer inversiones y activos financieros". En el caso del Reino Unido y de la City viene de lejos: desde que en 1957 el Banco de Inglaterra autorizó las operaciones opacas con eurodólares (operaciones con dólares fuera de la jurisdicción norteamericana y por extensión con otras divisas fuera de sus respectivas jurisficciones). Se trata de atraer la actividad financiera. "A fin de cuentas la UE tiene su mayor paraíso fiscal en su propio territorio", concluye. 

En paralelo a estas circunstancias, hay movimientos ciudadanos y políticos que vienen reclamando hace tiempo que se avance en una armonización fiscal de la Unión Europea (y no sólo de impuestos indirectos) para evitar esta competencia desleal.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha