La portada de mañana
Acceder
Casa Real hace otro simulacro de transparencia sin las donaciones al emérito
Las tretas para colocar en el Senado a políticos sin pasar por las urnas
'Operación “Moncloa para la derecha-ultra-derecha”', por Rosa María Artal

La COVID-19 sigue expandiéndose en las residencias vascas: 1.327 casos activos, 142 brotes y 12 fallecidos en una semana

Residencia de ancianos Aldakonea, de Donostia, la que más casos activos presenta en Euskadi

Aunque la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha enfatizado que ha llegado un “cambio de tendencia” y que se ha iniciado una caída de la incidencia de la COVID-19 en Euskadi, los datos muestran que hay más contagios que nunca en las residencias de mayores. El balance con los últimos datos ofrecidos por las diputaciones de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa, que gestionan estos recursos, elevan a 1.327 los casos activos entre los mayores (un 41,32% más que hace siete días). Los contagios están repartidos en 142 brotes, una veintena más. Entre el 12 y el 18 de enero han fallecido doce residentes con coronavirus, el doble que del 5 al 11. A falta de datos de Gipuzkoa, 42 mayores están ingresados.

La dimensión de la ola de ómicron en Euskadi: un millón de llamadas a Osakidetza y 85.000 bajas en 18 días

La dimensión de la ola de ómicron en Euskadi: un millón de llamadas a Osakidetza y 85.000 bajas en 18 días

73 de los 142 brotes se concentran en Bizkaia, que no especifica de qué centros se trata. Afectan al 47% de los recursos sociosanitarios autorizados, 154. Son 600 los ancianos que han contraído el Sars-Cov-2. Eso sí, la proporción de hospitalizados ha caído del 6,39% al 4,83%, aunque hay una persona más ingresadas que hace siete días. Matiza la Diputación que “prácticamente la mayoría de las personas usuarias con positivo son asintomáticos” y que “las personas hospitalizadas presentan patologías previas”. En las residencias vizcaínas han muerto cuatro personas desde el anterior parte.

En Gipuzkoa son 38 los focos activos, tres menos que el pasado martes aunque con muchos más contagiados en algunos de ellos. Los infectados en Aldakonea de Donostia en este momento son 45, hay 39 en GSR Debagoiena de Aretxabaleta, 28 en Txara I (y seis en Txara II), , 25 en San Lázaro de Elgoibar, 23 en el Sagrado Corazón de Errenteria y 21 en Egogain de Eibar. Otra docena tiene más de diez casos. Y esta subida de los casos se ha traducido en siete personas fallecidas. Dos de ellas eran internos de San Gabriel de Hondarribia y ha muerto una persona en Santa Cruz de Legazpia, en San Lázaro de Elgoibar, en Iturbide de Arrasate-Mondragón (la que tuvo más letalidad en la primera ola), en San Martín de Azpeitia y en Sanitas Txindoki. La proporción de muertos y recuperados es del 3,93% frente al 96,07%. Son 359 los positivos nuevos aparecidos en siete días y los casos activos se elevan a 441, un 39% más. “Estamos haciendo un gran esfuerzo en la detección, que es la clave para evitar contagios”, ha enfatizado la portavoz de la Diputación guipuzcoana, Eider Mendoza, que ha detallado que se han hecho en una semana 3.970 pruebas sumadas 2.185 PCR y 1.785 test de saliva (que se validan como las PCR).

No hay datos de hospitalizados pero sí es público que 41 infectados han sido derivados a centros de referencia intermedios. De hecho, ante la subida de casos ya se ha dado la orden de vaciar la residencia San José de Ordizia -en la que ahora mismo hay un foco con tres afectados- para abrir uno nuevo ante la saturación de la planta habilitada en el hospital de Eibar (48 puestos) y el de Arrasate-Mondragón (19). En Ordizia, que ya ha funcionado como punto de derivación, habrá 58 plazas, según fuentes forales.

En el caso de Álava, este martes se ha comunicado una importante subida de brotes y casos. Después de al menos 167 casos nuevos, los focos han saltado de 21 a 31 -con especial incidencia en centros de Vitoria- y los positivos activos de 184 a 286 (un 55% más). Además, hay residencias con un volumen muy alto de contagios. Tal es el caso de Albertia Centro, en la capital, con 46 plazas según datos del pasado verano y en la que ha habido 44 infectados, 43 ahora mismo y uno de ellos fallecido. Otros dos recursos de la misma cadena, Albertia Campus y Albertia Iradier, han tenido una cascada de positivos en los últimos días y hay once residencias en total con diez o más personas con COVID-19. Hay 13 ingresados (el 4,54% cuando la semana pasada eran el 2,71%) aunque la Diputación insiste por sistema en que “salvo las personas hospitalizadas, el resto de afectadas se encuentran asintomáticas salvo alguna con síntomas leves”. En cuanto a los trabajadores, Bizkaia ha informado de que son 249 los gerocultores contagiados (y 54 más están de baja por ser casos sospechosos), Gipuzkoa tiene 253 bajas (por 299 de hace siete días) y Álava 123 entre infectados y contactos estrechos.

El balance global de la pandemia eleva a 1.131 los muertos con COVID-19 en residencias (638 en la primera ola y 493 desde entonces). Es el 21,55% de los decesos totales registrados en el conjunto de la sociedad desde la llegada del coronavirus, 5.247. Precisamente Euskadi vive en este momento el mayor exceso de mortalidad en un año. Aunque las vacunas han contenido el golpe y de hecho está bajando de manera clara la mortalidad en mayores de 70 años (del 25% al 20% en nonagenarios en las últimas semanas, por ejemplo), el elevadísimo volumen de casos ha disparado el resto de indicadores. Hasta el 13 de enero habían muerto 183 personas que habían contraído el Sars-Cov-2, más ya que las 181 de todo diciembre y cerca de las 190 de abril de 2021, cuando se registró el máximo en UCI desde el confinamiento. Desde entonces, el mes con más letalidad fue noviembre de 2020 con 464 decesos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats