Euskadi confirma que baraja un "salto cualitativo" a la normalidad "a principios de octubre" si la COVID-19 se consolida a la baja

Jonan Fernández, en una imagen de archivo

El asesor del lehendakari y coordinador del comité técnico que asesora a la mesa de crisis de la emergencia sanitaria (el órgano conocido como Labi), Jonan Fernández, ha confirmado este miércoles en el Parlamento Vasco que el Gobierno trabaja con la "hipótesis" de de que "a principios de octubre" haya un "salto cualitativo" en la relajación de medidas contra la COVID-19 en Euskadi. Como adelantó este periódico, Iñigo Urkullu tiene sobre la mesa la opción de levantar la emergencia sanitaria en esas fechas, aunque Fernández no ha sido tan explícito. Este régimen excepcional lleva activado desde mediados de agosto de 2020, cuando se retomó después de que en junio finalizara el primer estado de alarma.

Los fallecidos en las residencias llegan ya a 1.096 tras las cuatro muertes de la última semana

Los fallecidos en las residencias llegan ya a 1.096 tras las cuatro muertes de la última semana

Según ha indicado, ahora mismo el Labi maneja un "esquema" con ese horizonte siempre que la tendencia de la incidencia de la pandemia siga siendo descendente, aunque Fernández ha destacado que lleva "53 días" de caída. Ese planteamiento tiene dos fases. "A mediados de septiembre, plantear un avance significativo en la relajación de algunas de las medidas en vigor [ya anunciadas la pasada semana y en marcha desde el sábado] y a principios de octubre volver a valorar la situación y contemplar un segundo paso en la recuperación de un funcionamiento social más normalizado", ha señalado Fernández, aunque en su anterior comparecencia parlamentaria ofreció también unos plazos que luego se han visto acelerados en la práctica, como él mismo ha admitido.

El lenguaje acuñado por el Labi es que Euskadi está inmersa ahora en una fase de "transición" hacia una "consolidación" de un escenario de "relajación significativa" de medidas en lo tocante a "horarios, aforos, desarrollo y estructuración de diferentes actividades". Eso sí, avisa Fernández de que toca seguir con medidas de prevención como las mascarillas para que de la "transición" se salte verdaderamente a la "consolidación" de la "actividad social normalizada". En todo caso, ha querido incorporar una cierta dosis de prudencia en medio del optimismo generalizado, ya que "no deben olvidarse los factores de incertidumbre" de un virus, básicamente su "imprevisibilidad" debido a "su elevada capacidad mutación" o el "déficit de vacunación en amplias áreas del planeta".

Fernández ha hecho estas consideraciones en una jornada en la que se han notificado 138 nuevos casos de COVID-19 con una positividad del 1,7%. Son ya varias jornadas consecutivas con este indicador por debajo del 2% cuando es el 5% el umbral crítico. La tasa de incidencia se sitúa ya en 109 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, muy cerca ya del nivel más bajo de la emergencia sanitaria, 99. Álava, por ejemplo, lleva ya varias jornadas por debajo de ese umbral. En la UCI hay 47 personas en estado crítico, tres menos que este martes. Finalmente, el 86,8% de la población vacunable (mayores de 12 años sin contraindicaciones) tiene ya la pauta completa. "En un plazo corto de tiempo se va a superar el 90%", ha explicado Fernández.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.

Etiquetas
Publicado el
22 de septiembre de 2021 - 10:12 h

Descubre nuestras apps

stats