Euskadi reduce un 15% la presión hospitalaria máxima de esta ola pero vuelve a los 100 ingresos diarios

Una ambulancia, en el hospital de Santiago de Vitoria

Euskadi tiene este jueves a 840 personas hospitalizadas con COVID-19, un 15% menos que el máximo de 982 que se ha alcanzado en esta última ola de la pandemia, concretamente el 11 de enero. Además, los casos críticos en UCI son 122, 21 menos que el tope de 143 que se registró el 16 de enero. No obstante, la presión asistencial es todavía la mayor desde el confinamiento, ya que la anterior plusmarca estaba en 792 pacientes acumulados en la ola que hace un año siguió a la Navidad de 2020. En la UCI, en cambio, no se ha llegado a los 195 de la primavera del pasado año o a los 232 de la primera ola.

La COVID-19 sigue expandiéndose en las residencias vascas: 1.327 casos activos, 142 brotes y 12 fallecidos en una semana

La COVID-19 sigue expandiéndose en las residencias vascas: 1.327 casos activos, 142 brotes y 12 fallecidos en una semana

Eso sí, después de varios días con menos ingresos, el número diario de personas que precisan atención por cuadros severos de coronavirus ha vuelto a ser de un centenar cada 24 horas tras dos jornadas con una media de 70 ingresos. En los informes del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) no hay explicaciones a estas oscilaciones, si bien este martes la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, destacó también que se atisbaba una cierta mejoría en la red hospitalaria. En todo caso, ya se explicó antes de Navidad que las estadísticas asistenciales no recogen a todos los ingresados por COVID-19, ya que se excluye a los negativizados.

En cuanto a la incidencia, los nuevos protocolos de menor rastreo dejan el volumen diario de pruebas en el entorno de las 15.000-16.000, menos de la mitad del tope que se registró en algunos momentos durante el período navideño. Ello sigue motivando caídas importantes en la tasa de incidencia acumulada notificada, que se queda en 5.222 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, casi 2.000 menos que el récord que se alcanzó. Sin embargo, la proporción de positivos en relación a todas las muestras tomadas sigue siendo casi la misma -entre el 35% y el 40% y entre el 75% y el 80% en antígenos- con una previsión de que caiga al menos hasta los 4.000 si se mantiene la tendencia de los últimos siete días.

Además, esos descensos no se aprecian con la misma intensidad entre las personas mayores, el colectivo más vulnerable, y en los menos vacunados, que son los menores de 10 años. La tasa entre nonagenarios y centenarios es la única que ha subido respecto a la pasada semana y llega ya a 4.657,14 puntos. Para ellos la mortalidad es del 20%. En este escenario, se han notificado 5.782 positivos en las últimas 24 horas y el tope semanal tuvo lugar este miércoles con 5.894. Por territorios, las caídas de incidencia oscilan entre el 27% semanal de Bizkaia y el 13% de Álava.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats