Euskadi propone al Gobierno deporte individual en la calle y salidas controladas para menores a partir del 26 de abril

El lehendakari, Iñigo Urkullu, este viernes en Vitoria

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha anunciado que propondrá al Gobierno de España que, cuando finalice el estado de alarma, "a partir del 26 de abril", se pueda hacer de manera individual deporte en la calle y que se permitan "salidas a la calle para menores así como para colectivos con necesidades especiales". El Parlamento Vasco, reunida su diputación permanente de manera telemática, también ha aprobado una resolución en la misma línea con los votos de PNV, PSE-EE, EH Bildu y Elkarrekin Podemos y la abstención del PP. 

"Voy a proponer al presidente de Gobierno español que se activen, con carácter prioritario, varias medidas de descompresión social y económica", ha indicado Urkullu en una comparecencia de prensa junto a la consejera de Salud, Nekane Murga, que ha enfatizado que hay indicadores positivos para considerar que la pandemia en Euskadi está controlada a pesar de que la cifra de fallecidos no se detiene y roza ya el millar.

En su intervención, Urkullu ha indicado que "la primera y más importante" de las medidas del plan de vuelta a la "nueva normalidad" -un concepto anglosajón- es "posibilitar salidas a la calle para menores, así como para colectivos con necesidades especiales" si bien "siempre en condiciones limitadas de tiempo, distanciamiento físico y no agrupación", al modo del permiso del que disponen las personas autistas.

Euskadi apuesta también por "preparar la apertura limitada y escalonada de comercios y pequeños negocios, con estrictas medidas de seguridad y de distanciamiento físico", así como por "autorizar la realización de actividad física de manera individual, en condiciones de limitación de tiempo y prohibiendo de manera estricta la agrupación de personas". En general, la premisa es ir permitiendo actividades sociales que permitan una separación de dos metros.

No obstante, ha dicho que "es muy pronto" para "concretar fechas con garantías" respecto a eventos programados para el verano. El Gobierno vasco mantendrá una reunión "monográfica" con las tres diputaciones de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y con la principal agrupación municipal, Eudel, dirigida por el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran. En ella se hablará de si se mantienen las fiestas de La Blanca, la Aste Nagusia bilbaína y la Semana Grande donostiarra.

Mascarillas generalizadas

Se da la circunstancia de que el Gobierno vasco ha cambiado de criterio y ahora sí recomienda el uso generalizado de mascarillas. La consejera Murga llegó a ironizar con que Pedro Sánchez, la primera vez que la utilizó en público, lo haría por tener coronavirus. "Con el objetivo de favorecer las condiciones necesarias para activar el plan de transición a la nueva normalidad, el Gobierno vasco contempla un periodo en el que se generalizará el uso de mascarillas. Esto significa que haremos todo cuanto esté en nuestra mano para incrementar la adquisición de mascarillas por todas las vías posibles. Hemos reforzado la colaboración público-privada para impulsar la producción local y estamos trabajando con una decena de empresas en la confección de mascarillas", ha señalado Urkullu.

El lehendakari considera prioritario definir también un proceso de vuelta a la actividad académica y que permita cerrar el curso escolar. Euskadi se ha opuesto a los primeros anuncios de la ministra Isabel Celaá. Según Urkullu, hay que valorar los contenidos que se han de finalizar, el mecanismo de evaluación, la situación del personal docente y determinar qué cursos se priorizan para regresar primero a las aulas y con qué medidas profilácticas. El Gobierno -ha dicho- actuará de acuerdo a criterios sanitarios y de acuerdo con los agentes sociales implicados.

Urkullu se ha mostrado convencido de que la aplicación de estas medidas de "descompresión" son posibles porque ha considerado un éxito el regreso general de la actividad económica industrial esta semana. "Hemos constatado un proceso de normalidad, sin prácticamente denuncias ni incidentes reseñables. Ha primado el acuerdo en el seno de las empresas y se han respetado los protocolos de prevención y seguridad laboral establecidos. La vuelta a la actividad mejora las expectativas de empleo presente y futuro. Se está demostrando que salud y empleo son compatibles", ha insistido.

Sin fisuras "para nada" con los socialistas

El lehendakari, por otro lado, ha dicho que no hay tensión en la coalición que sostiene al Gobierno vasco, entre PNV y PSE-EE. "No, para nada", ha dicho a preguntas de los periodistas. Los socialistas han mostrado su desazón a lo largo de esta semana por las críticas reiteradas de Urkullu y su equipo a las medidas del Gobierno central y han indicado que no habían sido "consensuadas" en el gabinete. "Es normal que haya sensibilidades diferentes. Caben las opiniones diversas. Pero nos une un programa de Gobierno", ha dicho Urkullu, que ha incluido la coletilla de que en ese acuerdo con los socialistas se incluyen las "exigencias de respeto" a las competencias propias.

Urkullu se ha referido también a la polémica suscitada por la alta demanda que tuvieron las ayudas a 'pymes' y autónomos y que colapsaron en la medianoche del miércoles al jueves la 'web' de Lanbide, de solamente 3 millones. El Servicio Vasco de Empleo ya pidió disculpas y ahora el lehendakari ha adelantado una nueva partida de 30 millones que será presentada en las próximas fechas.

Etiquetas
Publicado el
17 de abril de 2020 - 13:39 h

Descubre nuestras apps

stats