La portada de mañana
Acceder
España se aferra a la tercera dosis para no aplicar nuevas limitaciones en Navidad
Cómo el sistema educativo falla a las clases bajas frente a las altas
Opinión - Cosas que aguantan, por Esther Palomera

El Gobierno vasco llama a sumarse al 25N respetando las medidas sanitarias

Manifestación por el 25N en Bilbao en 2019

El Gobierno vasco ha hecho pública este martes una declaración institucional en la que expresa su "más firme repulsa" ante las expresiones de violencia machista, con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, que se celebrará el próximo día 25, y ha realizado un llamamiento a participar en los actos que se celebren con este motivo, aunque con un emplazamiento expreso a guardar las medidas sanitarias de prevención ante la COVID-19. El texto ha sido leído por la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas sociales, Beatriz Artolazabal, en una comparecencia pública celebrada en Vitoria tras la reunión del Consejo de Gobierno. Además, ha presentado el estudio titulado "Violencia contra las mujeres en Euskadi: Percepción social y actitudes", en el que refleja que el 84% de la población de Euskadi cree que combatir la violencia hacia la mujer es "una prioridad".

Ingresan en prisión dos hombres acusados de abusar de una menor en Agurain

Ingresan en prisión dos hombres acusados de abusar de una menor en Agurain

Con su declaración institucional, el Ejecutivo autonómico ha querido mostrar, a dos días de la celebración del 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las mujeres, su "más firme repulsa" ante todas las expresiones de violencia sexista y su compromiso de seguir trabajando para avanzar hacia "una sociedad libre de violencia contra las mujeres". A través de una declaración institucional, el Ejecutivo recuerda a las víctimas mortales de la violencia machista y expresa su apoyo y solidaridad a las mujeres víctimas y "supervivientes", además de poner a su disposición "todos los recursos y servicios de los que dispone este Gobierno".

En este sentido, se compromete "a seguir trabajando de manera colaborativa con el resto de instituciones a través del acuerdo interinstitucional para la mejora de la atención a mujeres víctimas"."Queremos, asimismo, trasladar todo nuestro reconocimiento a los profesionales que diariamente trabajan con mujeres víctimas de violencia y supervivientes", ha indicado. A su juicio del Gobierno vasco, la sociedad vasca ha manifestado "claramente su compromiso con la igualdad y con la construcción de una sociedad libre de violencia contra las mujeres, y está hoy más sensibilizada que ayer con la igualdad y demanda cada vez más medidas".

Reforma de la ley de igualdad

En este contexto, destaca que el Parlamento Vasco aprobará la modificación de la Ley para la Igualdad de Mujeres y Hombres, "que viene a reforzar las políticas de igualdad y contra la violencia machista y va a suponer un revulsivo en el trabajo que este Gobierno viene realizando" en este ámbito. En esta línea, subraya que la reforma incide en que "es indispensable seguir trabajando en igualdad para acabar con la violencia hacia las mujeres". El Gobierno vasco considera también que es "necesaria la implicación de toda la ciudadanía" y, para ello, impulsa "un pacto social y ciudadano de país por la igualdad y contra la violencia machista".

"Muestra de esta implicación serán también las expresiones públicas de rechazo a la violencia que ciudadanía e instituciones protagonizarán el mismo 25 de noviembre y en las que animamos a participar, siempre respetando las medidas sanitarias vigentes", añade. Tras subrayar la necesidad de que exista "un compromiso colectivo" al respecto, ratifica su compromiso "de seguir trabajando y lo hace mirando al presente, pero, sobre todo, al futuro que quiere ayudar a construir: un futuro mejor, sin violencia y más igualitario, para las nuevas generaciones".

Artolazabal ha presentado un estudio titulado "Violencia contra las mujeres en Euskadi: Percepción social y actitudes", realizado por el Gabinete de Prospección Sociológica del Gobierno vasco, y que pone de manifiesto que "la sociedad vasca está hoy más sensibilizada que ayer con la igualdad y demanda, cada vez más, medidas para acabar con la violencia contra las mujeres". Una de las conclusiones del informe es que "la gran mayoría" de la población vasca considera que combatir la violencia hacia las mujeres debe ser una prioridad para Euskadi (84%) y un 14% opina que "es importante", pero en este momento hay otras prioridades.

Asimismo, ha crecido el número de ciudadanos que vinculan las situaciones de desigualdad con la violencia. El 89% de la población está "muy o bastante de acuerdo" con que, "mientras persista la situación de desigualdad entre hombres y mujeres, continuará habiendo violencia contra las mujeres". Un 59% está muy de acuerdo con esto y 30% bastante de acuerdo, frente al 77% que opinaba de esta manera en 2015. Por otro lado, según este estudio, los tipos de violencia que la ciudadanía cree que lo más frecuente es "el acoso y hostigamiento" a través de las redes sociales y la violencia psicológica ejercida por la pareja o expareja.

En cuanto a la percepción de la gravedad de las diferentes formas de violencia, los comportamientos que la mayoría de la ciudadanía vasca considera más graves son: golpear, pegar o empujar (92%), obligar a mantener relaciones sexuales contra su voluntad (87%), difundir imágenes, fotos o información de la mujer sin su consentimiento (82%), amenazar (75%), impedir las relaciones con familiares y amistades (75%), controlar a través del móvil y las redes sociales (72%), no dejar decidir (65%) o controlar la forma de vestir (65%), entre otras. Por otro lado, en opinión de un 67% de la población, la razón de que haya más noticias sobre agresiones, malos tratos y asesinatos a mujeres por parte de sus parejas o exparejas es que salen a la luz más casos que antes.

Por su parte, un 19% cree que la razón es que ha aumentado la violencia y un 11% que se debe a ambas razones. Respecto a 2015, ha aumentado la cifra de quienes creen que salen a la luz más casos, ya que entonces era un 61%. Siguen manteniéndose, asimismo, algunos estereotipos en relación a la violencia de género, como, por ejemplo: "el alcohol y el abuso de drogas están detrás de la mayoría de los actos de violencia machista contra las mujeres" (50%), "hay muchas denuncias falsas en los casos de violencia de género" (27%) y "la mayoría de las mujeres víctimas de violencia de género son inmigrantes" (24%).

El 37% de la población de Euskadi afirma conocer en su entorno familiar, de amistades, vecinal o laboral, a alguna mujer maltratada por parte de su pareja y el 38% a algún hombre que haya maltratado a alguna mujer. El nivel de conocimiento de casos de mujeres maltratadas ha aumentado desde 2004 (era el 18%) y desde 2015 (era el 27%). También se ha incrementado el conocimiento de casos de hombres maltratadores, que suponían un 28% en 2015. En caso de presenciar alguna situación de agresión o malos tratos a una mujer, la mitad de la ciudadanía llamaría a la Policía (54%), una cuarta parte se enfrentaría al agresor, y un 13% llamaría la atención de otras personas que pudieran ayudar.

Etiquetas
Publicado el
23 de noviembre de 2021 - 12:24 h

Descubre nuestras apps

stats