El Ministerio de Sanidad perdona a Euskadi la devolución de 16.372 dosis de vascos que se han vacunado en otras comunidades

Un helicóptero, en el vacunódromo de Lakua de Vitoria

El Ministerio de Sanidad ha perdonado a Euskadi la devolución de 16.372 vacunas contra la COVID-19 que había recibido de más y que se corresponden con vascos que, en realidad, han recibido sus dosis en otras comunidades autónomas. Según las fuentes consultadas, Euskadi ha sido, con diferencia, la que más superávit ha acumulado. Por el contrario, se ha acordado ya que nueve autonomías recibirán una remesa adicional de 66.000 dosis de Moderna para compensar parte del déficit generado por personas de fuera que se han vacunado allí.

Sin cambios en el uso de mascarillas en Euskadi pero con más “rigor” policial para sancionar incumplimientos

Sin cambios en el uso de mascarillas en Euskadi pero con más “rigor” policial para sancionar incumplimientos

¿Qué vascos se han vacunado fuera? La casuística es variada. En su momento, cuando empezó la vacunación por franjas de edad con los centenarios y se vio que faltaba un porcentaje elevado del censo por ser citado, el viceconsejero de Salud, José Luis Quintas, bromeó con que estarían “en Benidorm”. En efecto, ése puede ser un supuesto: personas retiradas instaladas en sus segundas residencias de costa y con tarjeta sanitaria también allí. Pero, más allá de la caricatura, en este grupo entran trabajadores en Madrid o Barcelona o lo que técnicamente se conoce como “desplazados”. Y también mucha gente empadronada en Euskadi pero que pasa largas temporadas en sus lugares de origen. En este recuento, en todo caso, no estarían incluidas las centenares de personas que tenían su dosis reservada en Euskadi y optaron por adelantarse y vacunarse en Francia.

Esta semana, en el consejo interterritorial que sienta al Gobierno central con los consejeros autonómicos, se acordó articular este mecanismo de compensación. En el caso vasco, Osakidetza da por correctas las cifras -equivalente al 1,33% de los vacunados- y asume que ha salido ganando con el reparto de vacunas. Y la solución prevista no castiga a las que han acumulado superávit y compensa en cierta medida a las perjudicadas. ¿Cuáles son? Andalucía, Aragón, Catalunya, Comunidad Valenciana, Madrid, Murcia, Navarra y La Rioja

Una devolución ahora sería crítica para Euskadi, ya que han caído los envíos respecto a meses pasados y solamente son válidas ya Pfizer y Moderna para vacunar a los más jóvenes. Janssen y AstraZeneca están indicadas para otras franjas de edad, lo que en la práctica obligará a donar los excedentes que ya se están generando. Según datos del pasado viernes, Euskadi dispone para el fin de semana de 203.985 dosis, pero únicamente 39.769 son de Pfizer y 5.429 de Moderna, las dos únicas aplicables a los más jóvenes.

Explican las fuentes consultadas que el Sistema Nacional de Salud dispone ya de otros mecanismos ordinarios de compensación o “cohesión”. Son dos las herramientas principales. Por un lado, se van girando las facturas en la atención de personas de una comunidad en otra, por ejemplo cuando se encuentra de vacaciones o por motivos laborales. Por otro lado, existen mecanismos para compensar derivaciones desde centros de una autonomía a otros de mayor tamaño o de referencia. Cruces, por ejemplo, lo es para grandes quemados de muchas zonas. Y algunos pacientes son enviados a Valdecilla, en Santander, en caso de dolencias específicas. Finalmente, existen protocolos para la actuación en zonas colindantes, aunque en algunos casos no exentos de polémica. Es el caso del condado de Treviño, administrativamente Burgos pero en el corazón de Álava, o pueblos de la Rioja Alavesa, pegados a Logroño.

En 2017, el fondo por derivaciones rondó los 56 millones de euros y tuvieron que ser compensadas Madrid, Catalunya, Valencia, Andalucía y Cantabria. Y el fondo por la atención de turistas y otros desplazados temporales llegó a 48 millones para compensar a Andalucía, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Valencia, Galicia, Murcia y Navarra. Según esta liquidación, los vascos incurrieron en gastos sanitarios por valor de 13 millones de euros en otros territorios, solamente superados por los madrileños. Aunque la atención es gratuita, para hacer estos cálculos y para cobrar a posibles no asegurados, la Sanidad pública dispone de unas tablas de precios. Este periódico recogió precisamente en 2017 los costes reales del servicio y un trasplante complejo puede alcanzar los 140.000 euros.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.

Etiquetas
Publicado el
24 de julio de 2021 - 21:30 h

Descubre nuestras apps

stats