Petronor anuncia la suspensión del ERTE el 1 de octubre, pero los trabajadores seguirán movilizándose para "acabar con la precarización"

Concentración de los trabajadores de Petronor frente a los juzgados de Bilbao

Petronor suspenderá el ERTE y recuperará el 100% de su actividad el próximo 1 de octubre, según ha informado la compañía este martes en un comunicado. Así, la refinería que desde mayo tenía sumidos en un ERTE a un total de 348 de los cerca de 1.000 trabajadores y había paralizado su producción a un 40%, volverá a reanudar su actividad y el trabajo de toda la plantilla.

La empresa ha asegurado que el ERTE fue una "medida adoptada después de prácticamente un año de inactividad, período que Petronor dedicó a formación para su personal, abonando todos los sueldos íntegros". De esta manera, ha calificado este anuncio como ·una noticia muy esperada por todos, ya que la reactivación de la actividad de la refinería permite la progresiva reincorporación de las personas de Petronor” puesto que el ERTE se había planteado hasta el 31 de diciembre. "La incorporación de estas personas se realizará de forma progresiva durante las próximas semanas, conforme a las necesidades productivas y, como siempre, de forma segura y responsable", ha asegurado la compañía, que ha trasladado la información este martes tanto al comité de empresa como al resto de la plantilla.

Sin embargo, los trabajadores, que han protagonizado sendas protestas contra las decisiones que ha venido tomando la empresa desde que comenzó la pandemia, han asegurado que sus denuncias "va más allá del ERTE", y lo que buscan es "acabar con la precarización de los empleos de la refinería" que comenzó a raíz de que la empresa "está buscando un nuevo modelo energético", en el que según critican "las personas no importan". "Las compañías colaboran con lo público para socializar las pérdidas y privatizar los beneficios", aseguraba Javier Losa, secretario del comité de empresa de Petronor durante el juicio celebrado la semana pasada que determinará si el ERTE aplicado por la empresa el pasado mayo está o no justificado.

Entre las reivindicaciones de los trabajadores se encuentran las horas extras que han realizado. Mientras la empresa justifica que las horas extras "se han reducido en las unidades afectadas por el ERTE un 25%" en comparación al año 2020 cuando las personas afectadas por el ERTE se encontraban trabajando, hasta situarse en una media de 1,6 horas extra al mes por persona, los trabajadores apuntan que "se han doblado" en comparación a las mismas fechas del año pasado. "Incluso se están acercando a las de 2019, año en que se efectuaron más de 67.000 horas en la refinería. En las unidades afectadas se han producido ya más de 800 horas en doblaje de turno", han asegurado los trabajadores.

"La noticia ha sido esperada, pero en parte nos resulta tardía, la esperábamos antes. Antes de que aplicasen el ERTE teníamos problemas grave con horas extras y problemas de incumplimientos de acuerdos. Vemos que si se acaba el ERTE sigue sin haber mimbres para evitar estos problemas así que los vamos a seguir teniendo. No tenemos las bases para evitar las horas extra ni un plan que asegure una transición industrial justa", ha señalado a elDiario.es/Euskadi Iker Gonzalo, trabajador de Petronor y miembro del sindicato CCOO.

"El ERTE es solo una de las tres patas de nuestras reivindicaciones"

Además del ERTE, los trabajadores denunciaban que la empresa no estaba cumpliendo con acuerdos alcanzados como la contratación de 75 personas de las cuales tan solo se han contratado a 24. "Lo orientaban al ERTE, pero ahora sin él veremos qué pasa. A principios de este año terminó un curso con chavales dispuestos a entrar a trabajar, pero siguen esperando en casa sin recibir ninguna notificación", ha asegurado Gonzalo.

También denuncian que desde la Unión Europea se van a proporcionar ayudas para la transición de las empresas hacia la economía del hidrógeno y de los combustibles sintéticos y que dichas ayudas pueden caer en "fondo perdido". "El sector del oil&gas está en un proceso de reconversión y hay mucha incertidumbre sobre su futuro. La emergencia climática y los cambios legislativos que está produciendo impactan plenamente en nuestra actividad principal que, por definición, es generadora de emisiones. Esta transición no está definida aún, pues no hay certeza de que el proceso sea rentable a nivel industrial. Sin embargo, las ayudas sí son concretas y gran parte de ellas a fondo perdido. El problema es que, como estamos viendo, dichas subvenciones no van a asegurar que esa transición sea socialmente justa", han denunciado los trabajadores.

"La finalización del ERTE se contempla el 1 de octubre, si algo hemos aprendido con la pandemia es que en 15 días todo puede cambiar. Tenemos que evaluarlo con el comité de empresa y ver cómo va viniendo, pero el ERTE es solo una de las tres patas de nuestras reivindicaciones, así que seguiremos con las movilizaciones", ha confirmado Gonzalo. El próximo martes el comité de empresa se reunirá para evaluar la situación de la empresa y tomar nuevas medidas al respecto.

Etiquetas
Publicado el
27 de julio de 2021 - 17:37 h

Descubre nuestras apps