El PNV no se desgasta en la pandemia, ganaría en Euskadi y revalidaría la mayoría absoluta con los socialistas

El lehendakari, Iñigo Urkullu, con la consejera de Salud, Gotzone Sagardui

La gestión de la pandemia, no sin altibajos y momentos para la polémica, no ha desgastado nada al Gobierno de Iñigo Urkullu, según el sondeo de intención de voto hecho público este viernes por el Gabinete de Prospección Sociológica (GPS), dependiente de la Presidencia vasca y que es el primero en todo este tiempo. Si se repitieran ahora las elecciones que tuvieron lugar en julio de 2020, hace casi un año, el PNV volvería a ganar los comicios con 31 escaños, los mismos que ahora, y una estimación de voto de entre el 32% de Álava y el 43% de Bizkaia, aunque se da por supuesto que el candidato seguiría siendo Urkullu, que es el lehendakari desde 2012. Eso sí, todo ello en medio de niveles históricos de abstencionismo.

Empresas del cártel de las consultoras implican a Administraciones vascas en las irregularidades en la contratación

Empresas del cártel de las consultoras implican a Administraciones vascas en las irregularidades en la contratación

El PNV superaría con claridad a la segunda fuerza, que continúa siendo EH Bildu. La coalición de la izquierda abertzale solamente en Gipuzkoa disputa la primera plaza a los 'jeltzales'. Ello le permitiría mejorar sus número y subir de 21 a 22 parlamentarios. Allí se da un empate técnico al 35% una vez 'cocinado' el resultado, ya que en intención directa hay una ventaja de tres puntos de los de Urkullu. A los datos del PNV toca sumarles los 10 representantes que mantendría el PSE-EE, también los mismos, con lo que la coalición de Gobierno mantendría una holgada mayoría absoluta con 41 de 75 escaños.

En cuanto al resto de formaciones, Elkarrekin Podemos-IU continuaría con su tendencia a la baja y se quedarían con solamente 4 escaños frente a los 6 actuales. Y la coalición PP+Cs, aupada por la victoria electoral de Isabel Díaz Ayuso en Madrid, mejoraría ligeramente y subiría de 6 a 7 aforados. Ese escaño lo recuperaría en Álava, donde alcanza su mejor intención de voto, pero el dato queda todavía lejos de los 9 parlamentarios que el PP, en solitario, obtuvo en 2016 con Alfonso Alonso de candidato. El sondeo constata que Vox podría retener su único escaño, el de Amaia Martínez Grisaleña por Álava, ya que la ultaderecha supera el listón del 3% de apoyos.

Un dato muy significativo es que el estudio sitúa la abstención entre el 44% y el 46%, en función de los territorios. En 2020, en plena pandemia y en pleno verano, este indicador alcanzó un récord del 47%. Ello supuso un bajada de la participación de 7 puntos respecto a 2016. En 2012 votó el 64%, en 2009 casi el 65%, en 2005 el 68% y en 2001 el 78%. En lo que va de siglo, en Euskadi un cuarto del electorado se ha desenganchado de la política autonómica, la que gestiona la Sanidad, la Educación o la Seguridad, entre otras muchas materias, o, a partir de ahora, también las Prisiones.

La recogida de datos se produjo del 17 al 21 de mayo mediante encuestas telefónicas. y fue llevada a cabo por Ikerfel para el GPS. Se encuestó a 800 alaveses, 1.449 vizcaínos y 1.084 guipuzcoanos, el 50% en el fijo y el otro 50% en el móvil. El margen de error oscila entre el 2,6% para Bizkaia y el 3,5% de Álava. En las próximas semanas se hará pública una nueva remesa de datos de esta misma encuesta que incluirá la valoración de los líderes políticos.

Etiquetas
Publicado el
28 de mayo de 2021 - 08:45 h

Descubre nuestras apps

stats