El PNV y Urkullu ven un "paso" en el comunicado de la izquierda abertzale pero lo consideran "corto e insuficiente" todavía

Otegi y Ortuzar, saludándose en el Parlamento Vasco en una imagen de archivo

El PNV ve claroscuros en la declaración realizada este lunes por los líderes de EH Bildu, Arnaldo Otegi, y Sortu, Arkaitz Rodríguez, en la que piden disculpas "de corazón" a las víctimas de ETA y manifiestan que la violencia "nunca debió haberse producido". El partido dirigido por Andoni Ortuzar ve en la comunicación "aportaciones positivas para la construcción de una nueva convivencia y para la necesaria reparación de las víctimas de ETA" pero también que hay "omisiones en aspectos clave" que implican que quienes dieron "cobertura" al terrorismo durante décadas "aún tienen un trecho ético y político que recorrer". Es un paso, sí, pero "corto e insuficiente". El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha añadido que le sobraba la referencia final al derecho a decidir como "asignatura pendiente" tras el final de la violencia.

Iturgaiz (PP) califica de "repugnantes" las palabras de Otegi porque "se ríe a la cara de las víctimas"

Iturgaiz (PP) califica de "repugnantes" las palabras de Otegi porque "se ríe a la cara de las víctimas"

La formación nacionalista aplaude que, por escrito, EH Bildu y Sortu planteen "mitigar" el sufrimiento de las víctimas, lo que "constituye un nuevo aporte a la consolidación de la convivencia en Euskadi". "Confiamos en que sus próximas actuaciones estén en consonancia con estas palabras", espera el PNV. Pero lamenta que, "por el contrario, la izquierda abertzale se resiste, una vez más, a decir algo tan sencillo como que el daño causado por ETA y el mundo que le dio cobertura durante décadas fue injusto". Recoge esta palabra como destacada y en mayúsculas dada la importancia que le atribuye, hasta el punto de que ha llegado a ser un lema de jornadas conmemorativas.

El balance general del PNV es que toca "reconoce" el paso "en la buena dirección" pero con la "obligación ética y política" de seguir manteniendo el listón de la exigencia. "Se trata de un paso corto e insuficiente, más aún si tenemos en cuenta que ha tenido diez años para darlo. Confiamos en que no tengan que pasar otros diez años para que la izquierda abertzale reconozca la injusticia del daño causado por ETA y realice la lectura crítica de la propia existencia de la organización armada que le viene exigiendo una abrumadora mayoría de la sociedad vasca", entienden los nacionalistas.

En la misma línea, el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha aprovechado una declaración institucional ante embajadores para lanzar un mensaje similar. "Es un paso adelante. Era necesario. Es positivo", ha repetido en euskera y en castellano. Pero, como su partido, ha asegurado que "también era necesario" hacer una "valoración" sobra la "justificación" que la izquierda abertzale hizo en el pasado de la violencia. Además, ha asegurado que "no era necesario" el último punto del comunicado en el que vincula como "asignatura pendiente" tras el final de ETA la "resolución" del "problema nacional"

Etiquetas
Publicado el
18 de octubre de 2021 - 16:38 h

Descubre nuestras apps

stats