eldiario.es

9

Hoja de Router Hoja de Router

Ilustrando el futuro: un viaje artístico 'made in Spain' a la tecnología del 2100

Ciudades recicladas en las que los huertos han invadido los tejados, urbes pasadas por el filtro de la realidad aumentada, drones que invaden los cielos e incluso edificios flotantes son algunas de las propuestas de los artistas españoles en 'Il\·lustraFuturs', una iniciativa que ha reflexionado sobre el paisaje urbano que nos espera en 85 años.

'Un mundo de baja energía y en constante reciclaje', de Andrés Avaray, una de las tres ilustraciones ganadores de 'Il·lustraFuturs'

'Un mundo de baja energía y en constante reciclaje', de Andrés Avaray, una de las tres ilustraciones ganadores de 'Il·lustraFuturs'

El petróleo se acaba. Las energías renovables no cubren nuestras necesidades, por mucho que los aerogeneradores intenten ayudarnos conquistando los tejados. Es el fin de la producción de materiales a gran escala y las piedras, el adobe y la madera mantienen nuestros hogares. Los medios de transporte, paralizados, impiden que los productos agrícolas lleguen a las ciudades, así que las fachadas de los edificios se han visto obligadas a reconvertirse en jardines y huertos.

Este es el 2100 que ha plasmado el ilustrador Andrés Avaray en 'Un mundo de baja energía y en constante reciclaje', una de las tres obras ganadoras de la primera edición de 'Il·lustraFuturs'. Esta iniciativa ha reunido más de 100 obras de ilustradores de todo el mundo, más de la mitad españoles, que han retratado el futuro próximo basándose en las tendencias actuales, un campo del que se ocupa la prospectiva, la disciplina que estudia el futuro.

"Queríamos hablar de un futuro más cercano, porque si no estaríamos más cerca de la ciencia ficción que de la ciencia", explica Raúl Toran, vicepresidente de la Associació Catalana de Comunicació Científica (ACCC), organizadora de este certamen junto con la Obra Social La Caixa.

Avaray se basó en las teorías del decrecimiento, que reclaman una sociedad que produzca menos y consuma menos, para su 'ilustración de anticipación'. Este creador no ha retratado naves espaciales, altísimos rascacielos ni tecnología puntera, sino que plantea unas urbes reutilizadas en su obra, utópica y distópica al tiempo. "Esa sociedad tendrá que canibalizar o aprovechar lo que dejó la anterior, es como un hongo creciendo encima de un árbol que ya está muerto".

'Barcelona 2100, realitat augmentada i solitud digital', de Cristina Curto Teixidó

'Barcelona 2100, realitat augmentada i solitud digital', de Cristina Curto Teixidó

Cristina Curto tampoco cree que en el 2100 vayamos hacer borrón y cuenta nueva. "Hay mucha gente que, si piensa en la ciudad del futuro, parece que hay que derribar todo lo que hay hecho y comenzar otra ciudad, pero en realidad... Todavía conservamos la catedral de Barcelona", señala esta ilustradora.

En su obra, 'Barcelona 2100, realitat augmentada i solitud digital', el espectador viaja a una Ciudad Condal en la que todo está etiquetado, hasta la calidad del aire. La realidad está filtrada por nuestros dispositivos y los drones han conquistado el espacio aéreo. "Puede que estemos más tecnificados, pero en el fondo seremos los mismos. ¿O no?", se pregunta Curto.  

Estas dos ilustraciones podrán contemplarse, junto con otras trece seleccionadas, españolas y extranjeras, como parte de la exposición 'Experimento año 2100. ¿Qué nos espera en la Tierra del futuro?', que se abre al público este viernes en CosmoCaixa Barcelona.

'Cyber-ciudad', de José Carlos Nevarez Soto

'Cyber-ciudad', de José Carlos Nevarez Soto

"Es una alegría que el museo haya apostado por algo diferente. Aquí es una de las primeras veces que hace algo así", nos cuenta Miquel Baidal, coordinador de 'Il·lustraFuturs'. "Lo que nos interesaba era plantear el debate: tomar ahora esas referencias y comprobar en cincuenta años qué ha pasado, qué propuestas se han cumplido", prosigue. ¿Llegaremos a ver alguna de las predicciones de estos ilustradores? ¿Será el futuro mejor o peor que el presente?  

Los organizadores nos cuentan que estos artistas plantean principalmente dos tipos de visiones: una ciudad ecológica, en la que las energías renovables han ganado terreno y el color verde también forma parte del paisaje urbano, y otra urbe más futurista y oscura, al estilo 'Blade Runner', con luces de neón como protagonistas.

Conquistando el cielo urbano, de Alejandro Olmedo Nieto

'Conquistando el cielo urbano', de Alejandro Olmedo Nieto

Esa estética más oscura es la que plantea Alejandro Olmedo en 'Conquistando el cielo urbano', una obra inspirada en el cine de ciencia ficción. En su trabajo, como en el de Curto, son los drones y no las naves espaciales los que dominan el espacio aéreo, volando entre los altos rascacielos de las superciudades.

"Ya hay ciudades como Singapur, Dúbai o Shanghái que parecen ciudades del futuro, por lo que no dudo que en cien años tendrán un aspecto parecido al de mi ilustración", nos cuenta este artista, que cree que los edificios van a continuar asediando el firmamento.

'Plano urbano Barcelona 2100' de Mikel Acilu, otra de las tres obras ganadoras

'Plano urbano Barcelona 2100' de Mikel Acilu, otra de las tres obras ganadoras

Otros creadores también han reflexionado sobre el crecimiento de la población y las ciudades, aunque han planteado soluciones diferentes. Mikel Acilu, otro de los ganadores de este premio, no resolvió la cuestión dibujando un paisaje, sino que trazó un plano de una futura Barcelona en el que la ciudad tiene más espacios verdes y los rascacielos solucionan los problemas de espacio.

Superpoblats, de Nil Carbó Raventós

'Superpoblats', de Nil Carbó Raventós

Las viviendas también se agrupan en grandes construcciones para aprovechar el máximo los metros cuadrados en 'Sobrepoblats' de Nil Carbó, una obra dominada por los edificios de vértigo. Si el nivel del mar sube por el calentamiento global y disminuye la superficie de tierra habitable, siempre podremos construir viviendas alternativas y flotantes, como propone Dani Páez con su enorme edificio acuático.

'Twin Twist', una ilustración de  Dani Páez

'Twin Twist', una ilustración de Dani Páez

En Il·lustraFuturs no solo se pedía a los artistas pensar en la ciudad del futuro, sino también interrogarse acerca de los cambios sociales.Víctor Pérez ha presentado una de las propuestas más inquietantes sobre el futuro de los humanos, 'Extensión Life'. Según su visión, unas enormes cápsulas albergarán nuestros cuerpos para que la vida sea más duradera en 2100. La inmortalidad es uno de los grandes temas del pasado y también puede ser el gran tema del futuro. 

'Life Extension', de Víctor Pérez Carrera

'Life Extension', de Víctor Pérez Carrera

"Creo que podremos llegar a alargar nuestras vidas indefinidamente a través de una regeneración continuada, regeneración de nuestros cuerpos y mentes, manteniendo un aspecto y espíritu joven, considerando la vejez como una enfermedad que será curada", señala este defensor a ultranza de la máxima del señor Spock, el célebre personaje de 'Star Trek': "larga vida y  prosperidad".

La fría arquitectura, influenciada por las naves espaciales, se compensa en la obra de Pérez con ese perro robótico que sí manifiesta sus sentimientos, en un mundo en el que la energía artificial será captada, reutilizada y vendida. "Trato de presentar un futuro en el que la sociedad se ha rebelado contra las energéticas y se ha unido para crear redes de autoconsumo energético privadas y piratas, creando un mercado de negro de venta de energía reutilizable".

Investigadores y profesionales del diseño, la arquitectura, la ilustración o la comunicación científica han compuesto el jurado de este premio, en el que también han valorado que la propia ilustración contara una historia. Sergio Cases, otro de los ganadores del certamen, decidió reflejar el punto de vista de una niña que contempla el primer vuelo tripulado de un transporte público de su ciudad, que bien podría ser un taxi volador de Barcelona. 

'Primer vuelo', de Sergio Cases, otra de las tres obras ganadoras del certamen

'Primer vuelo', de Sergio Cases, otra de las tres obras ganadoras del certamen

Aunque Cases es todo un amante de la ciencia ficción (nos confiesa que estuvo escuchando la banda sonora de 'Blade Runner' mientras realizaba la ilustración), no quiso elucubrar solo sobre los inventos que vendrán, sino sobre la reacción que hemos tenido, tenemos y seguiremos teniendo cuando los descubrimos. Su abuela quedó impresionada cuando vio por primera vez un dirigible en el aire, y este ilustrador quiso partir de esa historia antigua en su dibujo del futuro.

"No tenemos que perder nuestra identidad, la identidad que hemos cultivado durante tantos años, la imaginación, la inquietud. Eso lo refleja la niña. Es la semilla de la imaginación, es explicar que gracias a estas personas avanza la humanidad", defiende Cases.

Una onírica obra que acaba invitándonos a reflexionar no solo sobre las tecnologías que vendrán, sino sobre la creatividad que nos mueve a desarrollarlas. Al fin y al cabo, todos construimos el futuro con nuestra imaginación.  

-------------------------------

Las ilustraciones de este reportaje han sido cedidas por 'Il·lustraFuturs'. La exposición con las obras seleccionadas se inaugura el próximo 19 de marzo en CosmoCaixa Barcelona y estará abierta al público a partir del 20 de marzo. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha