La portada de mañana
Acceder
La derrota en el Eurogrupo anticipa problemas para lograr un fondo anticrisis ambicioso
El Gobierno redobla la presión sobre Juan Carlos I para salvar la imagen de Felipe VI
OPINIÓN - Nadia Calviño y la cuota masculina, por Ana Requena

Cintillo  The Guardian contenidos

¿Por qué ha subido el petróleo a 80 dólares el barril?

El petróleo de Texas sube un 6,34 por ciento y cierra en 45,94 dólares

Adam Vaughan

El precio del petróleo ha llegado a su precio más alto desde noviembre de 2014, alcanzando los 80 dólares por barril, mientras las cuestiones geopolíticas causan preocupación por una posible interrupción del suministro.

Los futuros de crudo Brent, una referencia internacional, han aumentado alrededor de un 50% en el último año.

Los nuevos precios máximos han desencadenado advertencias sobre el incremento del coste del transporte con gasolina y diésel. Los precios están a un nivel que pueden hacer caer los pronósticos de venta de gasolina y varios analistas ya han reducido sus expectativas de crecimiento para este año.

Los expertos han afirmado que los aumentos representarán un desafío para los bancos centrales que ya están luchando contra una inflación alta. "Será una prueba mayor para países que ya están teniendo una inflación mayor que la prevista, como Reino Unido", explica Craig Erlam, analista de mercados del Oanda Trading Group.

El aumento del precio del petróleo ayudó a llevar el jueves al FTSE 100 a un precio de cierre récord, cerrando a 7787,97, comparado con su anterior máximo de 7778,64 el pasado enero. En toda Europa han subido las acciones de todas las grandes empresas petroleras como BP, Shell, Total y Eni. El banco Barclays aumentó su predicción del precio promedio para el año de 62 a 73 dólares el barril y algunos bancos predicen que el petróleo podría llegar a los 100 dólares el año que viene.

Estas son las razones por las que está subiendo el precio del crudo.

Donald Trump

La decisión del presidente estadounidense de abandonar unilateralmente el acuerdo nuclear con Irán ha hecho que los mercados reaccionen ante la posibilidad de la caída de las exportaciones de crudo iraní. Irán produce alrededor del 4% de todo el petróleo del mundo, o unos 2,4 millones de barriles al día (mb/d).

Sus exportaciones cayeron a unos 1,2 mb/d cuando se le impusieron sanciones en 2012. Esta vez será diferente, ya que la Unión Europea ha afirmado que quiere mantener vivo el acuerdo y que no impondrá sanciones a Teherán.

La Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés), un perro guardián de la energía con sede en París, señaló: "Todavía es muy pronto para saber qué pasará esta vez, pero deberíamos analizar si otros productores pueden asegurar el abastecimiento de petróleo al mercado y compensar un cambio en las exportaciones iraníes".

Arabia Saudí, el mayor exportador de petróleo del mundo, ya ha dicho que trabajará para compensar cualquier reducción que sufran las exportaciones de Irán.

Arabia Saudí y Rusia

Casi 17 meses de recortes de los principales países productores de petróleo, liderados por Arabia Saudí y Rusia, han dejado su huella.

Los recortes de producción de la OPEP y sus socios han equilibrado la oferta y la demanda mundiales de petróleo, hasta al punto de que la IEA hace poco anunció que se trataba de una "misión cumplida".

Juntos, la OPEP y Rusia producen más del 40% del petróleo del mundo. A pesar de que los precios han aumentado incesantemente bajo las restricciones, los estados productores de petróleo han demostrado ser muy obedientes y no han aumentado la producción, como lo habían hecho durante otros intentos de influir en el mercado.

Los ministros de Energía de Arabia Saudí y de Rusia han llegado a un acercamiento y ahora dicen trabajar "hombro con hombro" y "completamente alineados".

Los miembros de la OPEP se reunirán en Viena para discutir si deben continuar con las restricciones más allá de 2018, cuando caducan. Sin embargo, la decisión se ha visto complicada por la situación en Venezuela, la geopolítica y la economía global.

Venezuela

La crisis política y económica que afecta al país sudamericano ha hecho que su producción de crudo caiga en picado.

El colapso ha afectado a los mercados de petróleo más rápido de lo previsto, dicen los expertos. Venezuela ha reducido la producción aún más que Arabia Saudí, el mayor productor de la OPEP.

La IEA anticipa que la industria petrolera del país se desplomará a medida que empeoren las condiciones de un país con problemas de corrupción, problemas de pagos y con equipo técnico en decadencia.

"La producción de los viejos campos petrolíferos venezolanos también está descendiendo. Y aún peor, los empleados de Petróleos de Venezuela [la empresa estatal de petróleo y gas] se están marchando por los bajos salarios y los problemas de seguridad", señala la IEA.

Geopolítica

Irán y Venezuela no son los únicos países que causan inestabilidad geopolítica y provocan un aumento del precio del petróleo.

"El aumento de las tensiones entre Arabia Saudí e Irán, los continuos conflictos en Irak, Libia, Siria y Yemen han afectado mucho a la región", explica el Mitsubishi UFJ Financial Group.

Si bien es improbable que se produzca un enfrentamiento militar directo entre Irán y Arabia Saudí, la intensificación de un conflicto en la región socava la estabilidad, asegura el grupo de servicios financieros japonés.

La IEA ha advertido de que los recientes hechos han aumentado la incertidumbre sobre el futuro abastecimiento mundial de petróleo.

La economía global

A nivel global, la economía se encuentra fuerte, y el FMI anticipa un crecimiento del 3,9% para este año. La buena actividad económica ha sido considerada un importante factor en el aumento del precio del petróleo, pero los analistas advierten de que el crudo está tan caro que la demanda comenzará a verse afectada.

"Sería extraordinario si un aumento tan grande [desde el año pasado] no afectara al crecimiento de la demanda", sostiene la IEA.

Esta semana, la IEA ha reducido levemente el crecimiento de la demanda de petróleo de 1,5 mb/d a 1,4 mb/d, para reflejar el impacto del aumento del precio del crudo. Se espera que el promedio de la demanda sea este año de 99,2 mb/d.

Otro factor que equilibra los precios en alza es la producción de petróleo de esquisto (shale oil) de Estados Unidos, que ha crecido en respuesta al aumento del precio del petróleo. La producción estadounidense está en un máximo récord, a un nivel un 25% mayor que el de hace dos años y más de un 50% mayor al de hace una década.

Sin embargo, Goldman Sachs sostienen que "el petróleo de esquisto no puede solucionar los problemas de abastecimiento de petróleo actuales".

Etiquetas
Publicado el
18 de mayo de 2018 - 19:55 h

Descubre nuestras apps

stats