eldiario.es

9

MADRID

ENTREVISTA | Luis Asúa

"Cristina Cifuentes es republicana, agnóstica y siempre ha sido muy de la igualdad"

"No soy aguirrista. El aguirrismo ya ni existe, cuando se pierde el poder es muy difícil despegar"

"El PP de Madrid debe tener una cabeza visible con una identificación ideológica distinta al Gobierno de la Comunidad. Un Ejecutivo condicionado no debe condicionar al partido"

"Quiero confrontar el ideario de centro izquierda de Cristina Cifuentes con el liberal de centro derecha, que tantos éxitos nos ha dado"

34 Comentarios

Luis Asúa, presidente del PP de Chamberí.

Luis Asúa, presidente del PP de Chamberí. Ana Sánchez de Diego

Cristina Cifuentes ya tiene un contrincante para presidir el Partido Popular de Madrid. Frente a la unanimidad y falta de ruido crítico que se vivirá este fin de semana en el 18 Congreso Nacional del PP, la candidatura de Luis Asúa (Madrid, 1962) promete una sonora divergencia con la presidenta de la gestora del partido en el próximo congreso regional del 18 y 19 de marzo. Asúa, presidente del PP del barrio madrileño de Chamberí, ha sido concejal del Ayuntamiento de Madrid con Alberto Ruiz Gallarón y con José María Álvarez del Manzano y viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio con Esperanza Aguirre.

Tras un tiempo dedicado a la empresa privada, Asúa asegura que se presenta para "confrontar el ideario de centro izquierda de Cristina Cifuentes" y ve las primarias "como un camino" para recuperar la ilusión de ese "80% de los 94.000 afiliados" del PP de Madrid que ni paga las cuotas ni está en activo. El candidato añade que "no es aguirrista" aunque le otorga a la expresidenta del PP buena parte de los éxitos electorales de los populares en Madrid. Asúa insiste en la necesidad de una bicefalia para diferenciar el Gobierno de la Comunidad de la presidencia del partido. 

¿Por qué se presenta como candidato a la presidencia del PP de Madrid?

Llevaba muchos años como mero espectador de la política, sólo como presidente del PP de Chamberí. Pensaba que en Madrid las primarias iban a ser de guante blanco y que se iba a dar juego a todo el mundo. Me encuentro con la sorpresa de que han hecho ya una precampaña con la gestora y además se convoca un congreso en el puente de San José en el que van a investir a Cristina Cifuentes. Me parece lamentable. Decidí presentarme porque quiero asegurar que haya primarias, que los militantes van a tener capacidad de elegir y porque quiero confrontar el ideario de centro izquierda de Cristina Cifuentes con el liberal de centro derecha, que tantos éxitos nos ha dado.

¿Realmente cree que Cristina Cifuentes es de centro izquierda?

No veo grandes políticas de derechas en su gestión. Es republicana, agnóstica y siempre ha sido muy de la igualdad, ella lo ha declarado. Yo, como liberal, creo en la igualdad de oportunidades y en la libertad personal. Ella dice que no va a subir los impuestos, yo digo que voy a bajarlos, ella está en contra de las privatizaciones y yo estoy a favor; creo que la corriente mayoritaria del PP se siente más identificada con mis ideas que con las suyas.

¿Tiene alguna posibilidad de ganar?

Hay que mirar lo que está pasando en otras partes del mundo, la gente quiere que le solucionen sus problemas e ideas claras. Solo han pasado un par de días desde que anuncié mi candidatura y estoy recibiendo muchos mensajes positivos. Me he tirado a una piscina y hay bastante más agua de la que pensaba. Además, mi pelea es que las primarias sean los más limpias posibles, por ahora vamos regular.

¿Qué es lo que pretende cambiar en el PP de Madrid?

Las primarias son un camino, es importante que haya una confrontación ideológica, no solo entre personas. El presidente del PP de Madrid debe tener tiempo para dedicarle al partido. De los más de 94.000 afiliados que decimos tener el 80% no paga las cuotas ni está activo. Hay que recuperar a esa gente. Es necesario que alguien se dedique íntegramente a esta labor y sepa de gestión. Yo tengo experiencia en ese sentido porque llevo toda la vida en temas de gestión: 20 años en el mundo privado y 13 en lo público. Sé reconstruir organizaciones, sé montar equipos e ilusionar a la gente.

¿Se le puede considerar como aguirrista?

No soy aguirrista. De los 13 años que he trabajado en política he estado más tiempo con Alberto Ruiz-Gallardón y con José María Álvarez del Manzano que con Esperanza Aguirre. Ella es liberal como yo pero además de esta coincidencia no hay más vinculaciones. El aguirrismo ya ni existe, cuando se pierde el poder es muy difícil despegar. Esperanza Aguirre me cae muy bien y Cristina Cifuentes, también. 

Ha llegado a decir que "Génova hasta hoy era la casa de todos". ¿Qué está ocurriendo en el PP de Madrid?

En un encuentro entre Cristina Cifuentes con militantes en la sede del partido no se permitió hablar a Íñigo Henríquez de Luna, representante de la agrupación mayor, que es la del barrio de Salamanca. Nadie jamás, desde Fraga hasta Gallardón, ha impedido hablar a un afiliado en una reunión interna. Los mítines son de puertas afuera, no dentro. Las reuniones internas del partido son para que se debata con los militantes. Ha sido un mal precedente.

Usted asegura que "las primarias dividen si se hacen mal", ¿cómo cree que se pueden hacer mal?   

En Chamberí tenemos unos 4.500 afiliados pero reales son unos 460, todas las sedes tienen listados de afiliados y de militantes reales. Como candidato querría tener acceso a esos listados, ahí es donde nos jugamos la limpieza del proceso de primarias.

¿No es perjudicial para el PP de Madrid poner en duda ahora el liderazgo de Cristina Cifuentes cuando es presidenta de la Comunidad?

Hay que dejar una cosa muy clara, el presidente de la comunidad autónoma no tiene que volver a presentarse a primarias, Cristina Cifuentes no tiene que presentarse otra vez para ser candidata a la presidencia de la Comunidad. No quiero un puesto institucional. El PP de Madrid debe tener una cabeza visible con una identificación ideológica distinta al Gobierno de la Comunidad. Ahora, el PP de Madrid y el Gobierno autonómico están identificados al 100%. Mucha gente está desafecta por este motivo, nos ha hecho perder muchísima credibilidad, la gente no se siente identificada y  eso es crucial. Un Gobierno condicionado no debe condicionar al partido.

Cristina Cifuentes ha señalado que la bicefalia puede provoca problemas de funcionamiento en el partido.

La bicefalia ha funcionado perfectamente cuando estaba como presidente del partido Pío García Escudero. También funcionó con Esperanza Aguirre. Con ella ganamos en Madrid, ganamos en el cinturón industrial o cinturón rojo, como lo llamaban antes; gobernamos en pueblos que eran impensables como Getafe, Alcorcón o Leganés.

¿No cree que la corrupción ha sido el principal problema del PP de Madrid?

Sí, ha sido letal para nosotros. Todos esos éxitos que he comentado se perdieron después de que aparecieran los casos de corrupción. Es comprensible que la gente perdiera la confianza en el PP.

¿Espera algo del Congreso Nacional que se celebra el PP este fin de semana?

Sí, espero que se establezcan unas reglas del juego claras y unos sistemas de control de esas reglas para que el partido funcione correctamente.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha