Ayuso aprueba su primer proyecto de presupuestos sin contar todavía con el apoyo de Vox, que reclama su propia ley de igualdad

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el consejero de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty

Los plazos son ajustados y el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha puesto ahora el acelerador tras dos ejercicios sin cuentas, el proyecto más importante de un Ejecutivo. El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado este miércoles el anteproyecto de los Presupuestos de 2022 que ahora debe pasar un trámite de dos meses en la Asamblea de Madrid hasta su votación en un Pleno extraordinario a finales de diciembre. El gasto asciende a 23.000 millones, el mayor gasto hecho nunca, teniendo en cuenta la crisis económica y sanitaria fruto de la Covid-19. Y aunque se intentó, se han presentado sin haber cerrado un acuerdo previo con Vox, a los que Ayuso necesita para aprobar sus primeras cuentas desde que es presidenta (2019). Durante la presentación, Ayuso ha sido la gran ausente.

A falta de conocer mejor la letra pequeña, cabe destacar como el gasto en sanidad, es el que menos crece de los más importantes: 693 millones, que suponen una subida del 8,6%. El incremento de la inversión en educación es una de las partidas que más crecen con una inversión adicional respecto a 2019 de 806,7 millones, lo que implica un aumento del 16,4%. En políticas sociales, la inversión sube respecto al ejercicio de hace dos años en 353,3 millones, un 19,2% más. El presupuesto final serán 23.033 millones, un 14,8% más, gracias en gran medida a los fondos europeos, que suponen casi 2.000 millones.

El primer proyecto está pero falta tener los apoyos. Y el Gobierno regional necesita al menos la abstención de Vox para sacar adelante sus primeras cuentas, que contemplan también la rebaja de impuestos en el tramo autonómico del IRPF. El proyecto de ley que regula esta bajada de los tribunos, se aprobará el próximo miércoles 3 de noviembre, ha explicado el consejero de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, que ha asegurado que la idea es que ambos proyectos de ley se tramiten a la vez.

El proyecto de presupuestos llegará este jueves a la Asamblea. Ahora cada consejería deberá explicar sus partidas en comisión y las enmiendas a la totalidad se debatirán en la primera semana de diciembre. Las parciales, que es donde el Gobierno presente llegar a los acuerdos con Vox, se alargarán hasta la votación definitiva a finales de diciembre.

"El acuerdo no puede ser que un grupo de 65 diputados asuman todo lo que pide un grupo de 13″, ha asegurado Lasquetty. Vox pide entre otras cuestiones reducción de parte de los 700 millones de gasto para destinarlo a la gratuidad de la educación no obligatoria de 0 a 3 años y en bachillerato, también demanda la derogación de las leyes LGTBI y ahora, como última novedad, la aprobación de una ley de igualdad que acaban de presentar.

Ayuso y su Gobierno ya han dejado claro que en cuanto a estas exigencias solo están dispuestos a abrir el debate sobre la modificación de algunos artículos de las leyes LGTBI. Sobre la gratuidad están dispuestos a estudiar fórmulas que el consejero no ha querido detallar.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats