eldiario.es

9

MADRID

Los madrileños apuestan por las iniciativas sobre movilidad en los Presupuestos Participativos

La mayoría de las propuestas más votadas piden más carriles bici, más autobuses de la EMT o mejores conexiones entre vías

Además de estas iniciativas, en los distritos priman las que reclaman parques y zonas verdes, espacios deportivos y más bibliotecas

Muchas no superarán el corte de la próxima fase porque no suponen una inversión o recogen proyectos ya previstos por el Ayuntamiento

Continúan las retenciones en los accesos a Madrid tras varias horas de atasco

Carriles y aparcamientos para bicicletas, más líneas de autobuses nocturnos, peatonalización o soluciones para el tráfico en determinadas zonas. Las propuestas sobre movilidad dominan la segunda fase de los Presupuestos Participativos, y se encuentran entre las que más apoyos reciben. Madrid se encuentra en mitad de esa segunda fase, que deja algunas pistas sobre en qué proyectos pueden acabar los 60 millones de euros sobre los que deciden madrileños.

Entre las propuestas de inversión más apoyadas por el momento destacan aquellas que tienen que ver con mejorar la movilidad en la capital. La primera de la lista es la creación de una carril bici “real” por la zona central de Madrid. Hasta ahora, y como denuncia el autor de la propuesta, lo que se ha hecho es pintar el icono de una bicicleta en uno de los carriles para coches y una señal que limita la velocidad a 30 kilómetros por hora.

Esta solución es “peligrosa” y no incita a su uso por parte de los ciclistas, dice el proponente. Hay varias propuestas que tienen que ver con la movilidad en bici, sobre todo con la construcción de carriles bici en distintos puntos de la ciudad y que enlacen varias zonas. También hay quien pide más aparcamientos privados para estos vehículos.

Las propuestas sobre movilidad también afectan a la EMT. Los madrileños quieren que se aumente la flota para reducir los tiempos de espera y que se recupere el antiguo sistema de búho-metro. El Consorcio de Transportes eliminó en 2014 el servicio de autobuses que cubría el trayecto de las líneas de Metro durante la noche.

Hay también iniciativas sobre la movilidad en coche, aunque son minoritarias. Están enfocadas a pedir mejores conexiones entre algunas zonas de la capital con las carreteras de circunvalación, o reclaman soluciones para puntos negros en los que suelen formarse atascos, como el Nudo de Manoteras.

Pero no todo es movilidad en los Presupuestos Participativos. La segunda iniciativa que más apoyos tiene después de la construcción de más kilómetros de carril bici es la instalación de fuentes de agua potable, que durante los últimos años han ido desapareciendo de la capital. La iniciativa, que enlaza a una ya alojada en Decide Madrid, ha generado un intenso debate sobre su viabilidad.

Entre las propuestas originales con más apoyos está la de crear el primer centro “Refood” en Madrid. Su autor defiende la necesidad de poner en marcha una comunidad que trabaje para “reducir los desechos de comida y eliminar el hambre en los vecindarios”. Es una de las pocas iniciativas que lleva un dossier explicativo adjunto con una estimación de su coste: 35.000 euros.

Entre las más apoyadas hasta el momento también está la rehabilitación de los centros educativos públicos, la instalación de paneles solares en edificios municipales, un espacio para artistas urbanos o que se instaure una red wifi pública en la capital.

Parques e instalaciones deportivas para los distritos

Los presupuestos participativos reservan una parte del dinero -36 millones de euros- para propuestas concretas en los 21 distritos de la capital. La mayoría comparten objetivos, y apuestan por más zonas verdes, mejores instalaciones deportivas o construcción de bibliotecas. Aunque entre las más votadas se cuelan en algún distrito propuestas alejadas de lo convencional.

Al igual que para el conjunto de la ciudad, los vecinos quieren para sus distritos más carriles bici y soluciones para el tráfico. Las propuestas de movilidad son más concretas en este apartado de la web, con iniciativas que piden aparcamientos disuasorios o soluciones para las zonas con más densidad de coches, además de mejores conexiones con el centro.

Aparte de estas iniciativas, las reclamaciones de zonas verdes, parques infantiles y bibliotecas son una constante, así como la construcción de nuevas instalaciones deportivas, la mejora de las existentes o el equipamiento necesario para hacer deporte al aire libre en los parques de los barrios de la capital.

Los madrileños también le piden al Ayuntamiento mejoras en la recogida de basuras. La instalación de un sistema soterrado consta en una propuesta presentada a nivel general, que se repite en varios distritos, no sin cierta controversia en los comentarios. Varios distritos piden también la instalación de más puntos limpios.

Pero en todas las zonas hay propuestas que se salen de la norma. En Chamberí, los vecinos apoyan la construcción de una pista de hockey hierba, en Centro triunfa la reclamación de equipamiento musical para los colegios, en Retiro tiene posibilidades de salir adelante una iniciativa para instalar una estatua al movimiento scout y una parte de los vecinos de Vallecas quiere que su distrito tenga un museo de arte urbano.

Entre los autores de las propuestas los hay quienes han visto en los presupuestos participativos una ventana de oportunidad, y proponen al Ayuntamiento que mejore el tráfico y el aparcamiento en la capital invirtiendo en su aplicación móvil. La iniciativa, la más votada en el distrito de Salamanca, requiere un desembolso de más de un millón de euros.

Propuestas poco detalladas

En los debates que se generan a partir de las propuestas hay una queja constante: las iniciativas son muy generales y están poco detalladas. Son minoría las que se extienden más allá de cuatro líneas, o las que incorporan documentación complementaria. Muchas expresan únicamente deseos generales, como que haya más calles peatonales, o que se reduzca el uso del coche. La mayoría no incorpora una estimación de inversión.

Algunas de esas deficiencias provocarán que muchas de las propuestas no superen el corte de la fase de evaluación. Todas aquellas que no requieran una inversión (como reducir el tráfico en algunas calles), por ejemplo. Esa fase comenzará a partir del 15 de abril, cuando acabe la votación. Un mes después se abrirá el plazo para votar las iniciativas finales, que estarán acompañadas de un informe de viabilidad técnica y otro sobre su coste.

A esa fase no llegará, además de las que no supongan una inversión, aquellas que no sean competencia municipal o las que ya figuren en la agenda del ayuntamiento. Hay varias propuestas en los distritos que el Consistorio ya tiene previsto llevar a cabo en los próximos años, y otras constan en el listado de los proyectos que financiará el Fondo de Reequilibro Territorial.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha