La Junta de Chamberí prescinde de las asociaciones y ensalza a empresas privadas en la asistencia contra la pandemia

Javier Ramírez (izda), en el camión de una de las donaciones de empresas privadas para un comedor social de Chamberí | @JRCRAMIREZ

"Parroquias y conventos sí, entidades del distrito y Foro Local, no". Esta frase sirve como encabezamiento para una dura nota enviada a los medios de comunicación por parte del movimiento asociativo y vecinal chamberilero, firmada por el vicepresidente de su Foro Local de Chamberí, Nacho Sangüesa. En ella critica la actitud de la Junta de Chamberí y a su concejal presidente, Javier Ramírez, con respecto a la falta de coordinación con las entidades sociales y culturales el distrito en la respuesta a la asistencia a colectivos necesitados durante la pandemia del Covid-19.

Según estos colectivos, Ramírez "ignora el ofrecimiento del Vicepresidente del Foro Local del distrito para coordinar acciones a favor de las personas más necesitadas y afectadas por el coronavirus", poniendo a trabajar juntos al personal que depende de la Junta del distrito grupos como la Red de Cuidados de Chamberí, de la que forman parte unas 120 personas y atiende a decenas de chamberileros, ante el desborde de la atención detectada en muchos distritos.

"A los servicios sociales del distrito no se les permite coordinarse con la Red de Cuidados, no tiene sentido", explica Sangüesa en conversación telefónica con Somos Chamberí. "Existen situaciones en las que hay que alimentar a personas del distrito con urgencia, pero las demoras en el trámite de la Junta sugieren utilizar otras ayudas instantáneas que pueden adelantar las asociaciones para paliar las situaciones de necesidad de los más vulnerables".

La Junta de Chamberí no ha respondido a este periódico sobre esta prohibición de contacto entre servicios sociales y la Red de Cuidados, aunque sus fuentes sí que explican que "desde el Ayuntamiento de Madrid agradecemos el trabajo que puedan estar realizando las asociaciones, pero entendemos que nuestra obligación como Junta Municipal, como administración más cercana a los madrileños, es llegar a todos nuestros vecinos, y queremos desde aquí mostrar nuestro máximo reconocimiento a nuestros Servicios Sociales por su trabajo".

La Junta también reconoce en su respuesta a Somos Chamberí "la colaboración de todas las parroquias del distrito, el Convento de las Siervas de María, el Convento de las Salesas del Primer Monasterio de la Visitación y la Residencia de religiosas de las Esclavas del Divino Corazón, los Comedores Sociales de las Hijas de la Caridad y de la Fundación Luz Casanova, y de quienes de manera particular contactan con nosotros para poner en nuestro conocimiento situaciones de necesidad para que podamos atenderlas. También queremos agradecer el trabajo de los voluntarios que día a día nos ayudan a repartir las comidas a familias de nuestro distrito".

Por su parte, Nacho Sangüesa considera que "es sectario que se reconozca la labor de parroquias, conventos, residencias y comedores sociales y se deje de lado a las asociaciones". Por ello pide "recuperar la coordinación normal entre entidades y servicios públicos que ha habido siempre entre la Junta de Chamberí y organizaciones sociales" y poner en marcha los Foros Locales, para que se reúnan de forma telemática.

Sangüesa es vicepresidente de los Foros Locales de Chamberí desde el pasado mes de enero, cuando en una concurrida votación se impuso su candidatura a la de otra apoyada por el PP y asociaciones cercanas a este partido y a Ciudadanos. Desde entonces afirma haber mantenido una actitud constructiva para trabajar junto al concejal Javier Ramírez por la mejora del distrito, pero que hasta el momento no ha habido colaboración: "Mi impresión es que este concejal llegó a su cargo con una directiva clara: que no trabajara con todo lo que oliera a movimientos vecinales. Pero nosotros tenemos que hacer que las cosas que estén mal en el distrito se arreglen, me da lo mismo quién se ponga la medalla", explica. "Este país tiene que olvidarse de las camisetas, que nos lleva a algo muy negativo". Sangüesa propone unir fuerzas para trabajar por los mayores del distrito: "Durante esta crisis ha habido mayores que han muerto solos en su domicilio, esas cosas son intolerables", afirma.

La acción de la Junta de Chamberí durante la pandemia

Fuentes de la Junta de Chamberí explican a este periódico que en estos días de confinamiento ha mantenido contacto continuo con las Juntas Directivas de los Centros de Mayores, con los Comedores Sociales, con las parroquias, con los conventos y con las residencias. "De este contacto hemos podido gestionar junto a Samur Social el traslado de personas sin hogar a los albergues habilitados por el Ayuntamiento de Madrid y hemos detectado personas que necesitaban ayuda de nuestros Servicios Sociales", añaden a la vez que destacan su preocupación y atención por los mayores del distrito.

Además, sus responsables pusieron en marcha una campaña de sensibilización e indicar teléfonos de los servicios sociales, con la distribución de 5.000 carteles por la calle. Desde este área se continúa trabajando "con quienes recibían algún tipo de prestación antes de la declaración del estado de alarma, y han redoblado sus esfuerzos para detectar nuevas posibles situaciones de riesgo, y atender a todas las necesidades de las familias del distrito que pudieran necesitar algún tipo de ayuda, tanto económica como de cualquier otro tipo".

Otros colectivos atendidos son los menores de hasta 18 años que venían recibiendo ayudas de comedor en los colegios, quienes han continuado recibiendo la comida en sus domicilios a través de un contrato de emergencias para entregar cestas de productos de primera necesidad a personas y familias en situación de riesgo. Por último, se destaca la aportación de empresas privadas, que han colaborado en la entrega de material sanitario de protección y alimentos, entre los que se incluyen torrijas donadas por La Mallorquina, desayunos a cargo de Leonardo Hoteles y One Shot Luchana, hogazas de pan diarias donadas por Miga Bakery, 500 raciones de chocolate con churros donados por la Chocolatería San Ginés, 75 menús diarios repartidos a familias en situación de necesidad y 7.000 kg de alimentos básicos donados por El Duo Harinero.

Pilar Rodriguez Rodriguez

Publican un articulo en el que genéricamente hablan de que "la Junta de Chamberí prescinde de las asociaciones y ensalza a empresas privadas en la asistencia contra la pandemia".



Formo parte de la Asociación de Vecinos El Organillo. No se si cuando el articulo de refiere a los

"colectivos ciudadanos" incluye a esta Asociación. Supongo que sí.



El artículo habla sobre la situación general en el Distrito. Abundando en lo que dice el articulo les comento dos propuestas concretas que la Asociación de Vecinos El Organillo ha dirigido a la Junta Municipal, sin obtener apoyo.



- El 14 de marzo se ofreció para hacer voluntariado. No ha recibido contestación.

- El 13 de abril presentó una petición formal para la creación de un Banco de Alimentos. La contestación es que hay dos comedores sociales y que las demás necesidades de los vecinos de Chamberí son atendidas por Servicios Sociales.



Los dos comedores sociales de Chamberí, como dice el articulo, los gestionan instituciones religiosas. No critico que existan esos comedores, sino la inacción de la Junta que ha hecho dejación de su obligación de atender las necesidades de los ciudadanos.

Es sabido que las necesidades que cubre un comedor social y las que cubre un Banco de Alimentos no son las mismas, lo que evidencia que el Concejal no acepta el Banco de Alimentos propuesto porque desconoce las necesidades del Distrito y desprecia la colaboración de las organizaciones vecinales y otros colectivos aun a riesgo de que haya vecinos que lo pasen mal o no tengan la atención que necesitan.

En cuanto a los servicios

y la colaboración con Servicios Sociales se dice es que que mandemos los casos de necesidad que se conozcan. No aceptan colaboración alguna.



En esta situación de emergencia en la que todos los medios son pocos y todas las manos son necesarias, el Concejal decide prescindir de asociaciones y otras organizaciones de Chamberí. Sus miembros conocen el barrio, viven en él, trabajan por el bienestar común. Lo seguirán haciendo aunque el Concejal no cuente con ellos. Despreciar este capital humano es una irresponsabilidad.
Etiquetas
Publicado el
28 de abril de 2020 - 10:00 h

Descubre nuestras apps

stats