Movilidad Madrid

Fin a la línea Plaza Elíptica-Islazul por su bajo uso: se integra en la E1 al llevar solo a 100 viajeros por día

Pegatina anunciando el servicio de autobús entre Plaza Elíptica e Islazul

Diego Casado


1

El proyecto piloto para unir Plaza Elíptica y el centro comercial Islazul a través de una línea de autobús eléctrica acabó el pasado lunes debido a su baja demanda. El Ayuntamiento de Madrid dio por finalizado el servicio desde el 1 de marzo porque solo daba servicio a unos 100 viajeros cada día desde que fue puesto en marcha, hace seis meses de funcionamiento.

Dos meses adicionales sin multas en la almendra central para los coches más contaminantes

Dos meses adicionales sin multas en la almendra central para los coches más contaminantes

Los dos autobuses eléctricos de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) que ofrecían este servicio han pasado a integrarse en la línea E1, que une La Peseta y Cibeles y que ya cubría el mismo recorrido, aunque la diferencia es que parará en dos paradas intermedias, informan fuentes del área de Movilidad a Somos Madrid.

El ya extinto SE Plaza Elíptica-Islazul fue inaugurado por el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, el pasado 1 de septiembre. El Ayuntamiento de Madrid intentaba con él potenciar el aparcamiento disuasorio de Islazul y disminuir el tráfico de vehículos hacia Plaza Elíptica, donde desde hace un par de meses funciona una zona de bajas emisiones.

“El proyecto piloto vendía humo, tanto metafórico como literal”, denunció este martes en Plaza Elíptica la portavoz del PSOE municipal, Mar Espinar. “Los vecinos ya hicieron llegar a Almeida que no tenía mucho sentido” recordó al indicar que, según sus datos, acabaron usando este autobús 65 vecinos al día en los .

“Nos parece muy bien hacer proyectos pilotos para mejorar la calidad ambiental de la ciudad, que los necesita mucho”, indicó Espinar, que estuvo acompañada del concejal socialista de Movilidad, Ignacio Benito. Pero reclamó “estudios técnicos serios” antes de ponerlos en marcha y que el alcalde persiguiera menos “los titulares”.

Desde su cabecera en Vía Lusitana, junto al intercambiador, el servicio lanzadera recorría esta vía y la calle Thaler hasta llegar a las inmediaciones de Islazul, en un trayecto de 3,7 kilómetros y una frecuencia de paso que iba de los 15 minutos en hora punta a los 30 minutos el resto del día. La línea especial y el aparcamiento disuasorio fueron presentados parte de las medidas contempladas en la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360 para contrarrestar, sobre todo, los valores negativos que registra el aire en plaza Elíptica, calificado por el consistorio como “punto negro de la contaminación madrileña”. Esta fue la única estación que en 2021 incumplió los valores ambientales marcados por la Unión Europea.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats