La portada de mañana
Acceder
Los países más vulnerables al coronavirus están en América Latina y Europa del Este
Los seguros privados de salud se hacen fuertes en Madrid
Opinión – Contra la ignorancia, siempre, por Antón Losada

Un docente murciano reclamará por vía penal si contrae el virus en las aulas: "La enseñanza telemática es la única manera de proteger a la sociedad"

Jerónimo Tristante

Jerónimo Tristante, escritor y profesor en un instituto de secundaria del municipio murciano de Archena, ha presentado este jueves una instancia ante la Consejería de Educación en la que responsabiliza a la Administración en caso de acabar contagiado por COVID durante su jornada laboral y exige “responsabilidades legales y las indemnizaciones pertinentes” por vulnerar la Ley de Prevención de Riesgos Laborales en la que se estipula que el ejercicio del puesto trabajo no puede redundar en el desarrollo de enfermedades por parte del trabajador.

Ante el continuo aumento de casos de coronavirus en la Región, que suman 94 casos nuevos hoy (jueves) según ha afirmado Salud, y la “manera irresponsable” en la que están actuando desde Educación al no bajar las ratios de alumnos y no contratar más profesorado ante la ‘vuelta al cole’, Tristante pide una enseñanza telemática como única manera de “proteger a los alumnos, a las familias y a la sociedad” ante la situación de rebrotes que se está viviendo en el país.

La consejera de Educación, Esperanza Moreno, ha presentado esta mañana en rueda de prensa el nuevo modelo de educación que se desarrollará en la Región y que consistirá en un sistema semipresencial en el que se alternará la asistencia de los alumnos en las aulas. De esta manera, se dividirán los grupos para que no haya más de 20 alumnos en el caso de Primaria y 24 en el caso de 1º y 2º de la ESO. En 3º y 4º de la ESO se mantendrán los mismos alumnos, pero se alternará la asistencia al centro (2 o 3 días por semana). Bachillerato y Formación Profesional seguirán un sistema similar a estos últimos. Además, se incrementarán en 800 los docentes para educación primaria y secundaria.

“Si hacemos una semipresencialidad real podría funcionar, pero lo que esta gente no quiere admitir es que cualquiera de estas medidas conlleva contratar personal docente porque si yo quiero disminuir las ratios y para eso me quedo con 15 alumnos en clase y mando a 15 alumnos a casa, quién atiende a esos alumnos. Los profesores no tenemos el don de la bifurcación”, asegura Tristante y añade que “los docentes no nos negamos  en ningún momento a ir a trabajar” pero que “800 profesores no son nada si tenemos en cuenta que somos 600 centros. En Valencia han contratado a 4.000”.

Tristante reclama que la Administración "no me obligue a ejercer la docencia presencialmente pues pone en riesgo mi salud y mi vida, y que tome las medidas para que se pueda atender al alumnado telemáticamente hasta que el virus sea erradicado o se encuentre una vacuna". De no ser así, asegura en el escrito que ha presentado a la Consejería, "si me obligan a acudir al centro y resulto contagiado, sea cual sea el desenlace, ya he dictado órdenes a mi abogado, sindicato y familiares para que se reclamen las indemnizaciones pertinentes a esta Administración así como las iniciativas legales necesarias para dirimir futuras responsabilidades penales".

El docente asegura que “le consta que hay más profesores” uniéndose a la causa y pide a los padres y demás cuerpo educativo que realicen una instancia similar en la que se advierta a la Consejería de Educación que  está incumpliendo la Ley de Prevención de Riesgos Laborales: “No quieren invertir en la escuela pública, no quieren bajar las ratios porque no quieren que la gente se acostumbre a que su hijo en una aula con 15 aprende más porque tendrían un problema con los padres que reclamarían que esto mejorase”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats