Podemos y los bomberos forestales exigen al Gobierno regional la continuidad del personal todo el año

María Marín junto a representantes del personal del servicio de extinción de incendios forestales

0

El verano de 2022 ha sido catastrófico para los montes en la Región de Murcia. Durante los meses de julio y agosto, las llamas arrasaron más de 700 hectáreas, cuando en 2018 fueron apenas 54 en el mismo periodo. Un incremento de los incendios que, además de a cuestiones climáticas, la portavoz regional de Podemos, María Marín achaca al recorte del servicio de extinción de incendios forestales de la Comunidad Autónoma, dejando a los bomberos con “unas condiciones laborales precarias y con personal insuficiente”. Marín ha mantenido esta mañana una reunión con representantes del Sindicato Independiente de Bomberos Forestales (Sitra), a quienes ha trasladado el apoyo de la formación morada a las movilizaciones que han convocado para los próximos 8 y 16 de octubre. Marín ha recordado que los grandes incendios “son cada vez más frecuentes” ante un panorama de cambio climático en el que afrontamos veranos muy secos y cálidos. En la Región de Murcia, el fuego acabó con enormes extensiones de masa forestal en La Patoja y Sierra Larga en Jumilla

La diputada de Podemos ha mostrado su pleno apoyo a los bomberos y bomberas forestales, que “están en primera línea, jugándose la vida” y “son auténticos héroes en verano”. Sin embargo, ha denunciado que, pese a que para la sociedad son unos profesionales tremendamente admirados y respetados, el Gobierno de la Región de Murcia “se olvida de ellos en noviembre y los manda al paro”. Una política que, además de ser una injusticia laboral, contradice cualquier tipo de los expertos, que aseguran que los incendios “empiezan a apagarse en invierno con políticas adecuadas de prevención, vigilancia y mantenimiento de los bosques”.

Marín ha reclamado al Gobierno regional que la nueva licitación del contrato del servicio de prevención y extinción de incendios “mejore las condiciones laborales de los bomberos y bomberas forestales”, dotando a esta área de más personal y hacerlo “durante todo el año, no solo durante 8 meses”. “Hacen falta sobre todo más brigadistas sobre el terreno, no más altos cargos en despachos que se han multiplicado en los últimos años”, ha reivindicado la portavoz.

A nivel estatal, Podemos ha tenido como prioridad a los bomberos y bomberas forestales desde hace ya años. En septiembre de 2020, la formación morada registró una proposición de ley de coordinación de los servicios de prevención, extinción de incendios y salvamento. En 2021, tal y como señala Marín, Podemos también impulsó un Estatuto específico del bombero forestal, que establece tiempos máximos de trabajo, mejoras salariales y anticipa la edad de jubilación en una profesión con un alto índice de peligrosidad.

La diputada ha recordado que tanto la ley como el Estatuto de los bomberos forestales “están en el acuerdo de gobierno que Podemos suscribió con el PSOE tras las elecciones de 2019”, por lo que ha demandado a sus socios de Gobierno que “cumplan los acuerdos y no pongan impedimentos a que se asuman las reivindicaciones de los bomberos y bomberas”. En cuanto a la Región de Murcia también tiene mucho trabajo por delante, la portavoz de Podemos ha exigido que el Gobierno de López Miras “mejore de una vez las condiciones laborales de nuestros bomberos forestales en el nuevo contrato, aseguren su continuidad todo el año y amplíen una plantilla que hoy por hoy es insuficiente y pone en riesgo la seguridad de los brigadistas”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats