El Gobierno murciano y la Confederación Hidrográfica del Segura, enfrentados por los límites de las zonas inundables en la Región

Inundaciones en El Mojón, Región de Murcia

“Alejados de la realidad”, “poco precisos” y “deficientes”. Así ha calificado el Partido Popular -dentro y fuera del Gobierno Regional- los mapas de zonas inundables de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), además de solicitar su retirada cautelar desde hace más de cinco meses. Sin embargo, estos mapas tuvieron el visto bueno del propio Ejecutivo en 2020. De competencia estatal, esta cartografía señala en qué zonas de la Región no se puede construir por el riesgo de inundaciones.

El Gobierno Regional acusa a la CHS de haber elaborado un mapa “muy extensivo” que ha paralizado “toda la construcción en la ciudad de Murcia”. El consejero de Fomento, José Ramón Díez de Revenga, llegó a asegurar que con los citados mapas “no se hubiera construido ni el Teatro Romea, ni el Casino de Murcia, ni la Iglesia de Santo Domingo; y, si se aplicaran hoy, tampoco se podría llevar a cabo el soterramiento de la ciudad de Murcia”. Esto contrasta con lo ocurrido durante el proceso de aprobación de las zonas, en el que la Comunidad recordaba a la CHS que no había tenido en cuenta en la valoración de las precipitaciones fenómenos de DANAS ocurridos recientemente. Incluir a las DANAS en esta valoración podría incrementar los caudales utilizados en la elaboración de los mapas, lo que implicaría ampliar las zonas potencialmente inundables.

Desde el Ejecutivo regional abogan por la retirada cautelar de los mapas de la CHS, con la finalidad de que se permita levantar la actual “paralización” de las licencias de obras y actividad, “cuyas consecuencias en la economía regional empiezan a ser muy preocupantes”. Desde la Confederación señalan que autorizar los desarrollos urbanos sin realizar ningún análisis de riesgos en relación a las zonas inundables, “sería querer cerrar los ojos para evitar ver que Murcia se inunda, sería irresponsable y con potenciales graves consecuencias”. 

El presidente de la Plataforma Stop Inundaciones en Los Alcázares, Santiago Pérez, asegura ser partidario de imposibilitar la construcción en zonas de paso de agua y en las servidumbres, además de controlar las zonas de cauce preferente: “Hemos pasado de unos planos inundables en la cuenca del Mar Menor se ha construido hasta en las ramblas a unos bastante más restrictivos”, celebra. Su municipio ha sufrido solo entre 2016 y 2020 un total de cinco grandes inundaciones, y de cada lluvia se espera, al menos, una escorrentía.

Desde su plataforma señala a la falta de coordinación entre las administraciones como una de las causas de las inundaciones tanto de Los Alcázares como en otros municipios de España: “Las competencias municipales, que al final dan las licencias de obra, son una parte muy importante de los presupuestos; luego están las competencias de la Confederación y en medio las competencias de ordenación territorial de cada comunidad autónoma”, enumera. Pérez subraya que debe haber “una buena simbiosis” entre todas las partes: “Confederación no tiene competencias dentro del casco urbano y la comunidad autónoma normalmente desconoce bastante de ordenación territorial”, explica.

Dos procesos de consulta pública

Para la elaboración de los mapas de zonas inundables, la CHS asegura haber recurrido a una de las empresas “más fiables y de reconocido prestigio a nivel nacional e internacional, con hidrólogos que han modelizado miles de cauces en su vida profesional”, aunque están abiertos a ser “objeto de revisión dada la complejidad de los trabajos”.

Durante un periodo de duración de tres meses cada uno, tuvieron lugar dos procesos de consulta pública con la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia (CARM). El primero de ellos el 26 de abril de 2014, en el que hubo dos aportaciones durante el primer ciclo de planificación. El segundo de ellos el 1 de agosto de 2019, en el que se recibieron cinco aportaciones en el segundo ciclo de planificación.

Más tarde, el 12 de febrero de 2020, el trámite recibió la conformidad de la Comunidad Autónoma a través del Comité de Autoridades Competentes.

Pese a que ambos procesos de aparecen reflejados en el BOE, desde la Consejería de Fomento e Infraestructuras niegan que los mapas se sometieran a consulta pública: “Los mapas no se han sometido a consulta pública”, al tiempo que aseguran que la Comunidad tuvo acceso y conocimiento de los mapas “como cualquier otro ciudadano” alegando que “los mapas se publicaron en el visor del Sistema de Información Geográfica del Ministerio a mediados año pasado”. En lo que respecta a los problemas de licencias que asegura Fomento que están produciendo los mapas, solo tuvieron conocimiento de estos “el Ayuntamiento de Murcia lo puso de manifiesto porque la competencia en la autorización de licencias es municipal”

Un “tsunami” en Murcia

La Federación Regional de Empresarios de la Construcción (FRECOM) se ha sumado a la solicitud de retirar los mapas de zonas inundables. Además de secundar los argumentos del Gobierno Regional sobre las sobredimensiones del mapa -llegando a asegurar que “adquiere dimensiones de tsunami”- y denunciar la “paralización” de licitación de obras en Murcia, abundan en que unos 3.000 puestos de trabajo están en riesgo si esta situación continua.

Desde la Federación inciden en la “construcción de infraestructuras adecuadas para la prevención de las inundaciones”, una idea que la Consejería de Fomento secunda, apostando porque se ejecuten “las obras necesarias contra las inundaciones, en la línea de los Planes de Defensa contra Avenidas de los años 90”. Sin embargo, el artículo 126bis del Reglamento de Dominio Público Hidráulico figuraque “salvo casos excepcionales, solo podrán construirse obras de defensa sobreelevadas lateralmente a los cauces en la zona de flujo preferente cuando protejan poblaciones e infraestructuras públicas existentes”. 

“Análisis técnico exhaustivo”, pero no vinculante

El Gobierno regional propuso el 22 de marzo que Urbamusa, una empresa pública, para que elabore un “análisis técnico exhaustivo” sobre los mapas de zonas inundables y de flujo preferente, en el que “se concreten los errores de estos documentos publicados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través de la Confederación Hidrográfica”.

Durante el anuncio, la consejería de Fomento reconoció que “el dominio público hidráulico se trate de una competencia estatal exclusiva”, por lo que los resultados del informe no supondrían la retirada o permanencia de los mapas de la CHS. Sin embargo, desde Fomento sostienen que “es nuestra responsabilidad poner de manifiesto que los mapas no se corresponden con la realidad”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats