La portada de mañana
Acceder
El PSOE hace equilibrios para renovar el Poder Judicial entre los vetos del PP a Podemos
Los 15.000 inmuebles que la Iglesia sumó a su patrimonio con inmatriculaciones
Opinión - No, no ha lugar, por Esther Palomera

Navarra espera recibir la transferencia del Ingreso Mínimo Vital en marzo

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, en el Palacio de Navarra en una reunión en noviembre

El Gobierno de Navarra espera recibir en marzo la gestión del Ingreso Mínimo Vital, una de las tres transferencias junto con Tráfico y sanidad penitenciaria, que están pactadas con el Estado desde el curso pasado, pero que continúan pendientes de concreción. La pandemia y las elecciones vascas de julio han retrasado el calendario para la transferencia de la gestión del IMV que Navarra y Euskadi pactaron con el Gobierno de Sánchez en mayo, mientras que las otras dos continúan a la espera de la documentación técnica para formalizar las transferencias.

"El Ingreso Mínimo Vital tiene una complejidad mayor de la que nos gustaría", se resignaba la presidenta de Navarra, María Chivite, hace unas semanas en el Parlamento foral. Se trata de una transferencia que se está trabajando tanto con el Gobierno central, como con el vasco, por tener Euskadi y Navarra un sistema propio de renta básica más garantista que el IMV. De esta forma, cuando se concrete la transferencia, ambas comunidades podrán tramitar la nueva prestación sin intervención del Estado y recibirán los fondos económicos para su pago, lo que supondrá un ahorro millonario para ambas Administraciones. En la práctica, si un residente navarro reúne las condiciones para percibir la nueva renta básica estatal, acudirá a la oficina de Servicios Sociales navarra y recibirá la prestación. Si además cumple los requisitos para las ayudas sociales propias, ese complemento lo pondrá de su bolsillo el Gobierno foral.

Euskadi y Navarra llevan meses trabajando de forma conjunta para integrar de forma similar los modelos de Renta Garantizada navarro y de Renta de Garantía de Ingresos vasco en el Ingreso Mínimo Vital en el momento que se formalice la transferencia, fijada inicialmente para el mes de octubre, pero que la segunda ola de la pandemia sumada a las elecciones vascas de julio y la posterior formación del Ejecutivo vasco, han retrasado. Ahora, el Gobierno de Sánchez se ha comprometido con el lehendakari Iñigo Urkullu a tramitar de manera "urgente" la gestión de esta prestación en el mes de marzo, fecha que el Gobierno de María Chivite espera que también se concrete para Navarra por tratarse de una transferencia en la que se está colaborando "en una labor triple entre el Estado, Navarra y Euskadi", como señaló esta misma semana el vicepresidente y primero y portavoz del Ejecutivo foral, Javier Remírez.

Tráfico, pendiente de los informes técnicos de Interior

Desde el Gobierno de Navarra también confían en que se resuelva pronto la transferencia de la sanidad en prisiones, la que parece ser la más avanzada de las transferencias pendientes. "Existe un trabajo muy continuado con el Estado y ya hay documentos técnicos muy avanzados", apuntaba este miércoles el vicepresidente Remírez en una rueda de prensa a preguntas del elDiario.es.

Más lenta parece ir la gestión de la materia de Tráfico, de la que el Gobierno de Chivite lleva tiempo esperando la documentación técnica que debe preparar el Ministerio del Interior sobre cómo será el traspaso. Una vez llegue esa documentación, el Ejecutivo foral deberá dar su visto bueno o pedir una modificación de lo que considere. Con todo, Chivite señalaba hace unas semanas que espera que se concrete este 2021. Una vez fijado el traspaso, Navarra comenzará los trámites para que en el plazo "de unos años" sea la Policía Foral la única que gestione el tráfico en Navarra, una labor que ahora se realiza de forma compartida con la Guardia Civil. Para ello, además de publicar ofertas públicas de empleo para el cuerpo policial autonómico, se va a habilitar una pasarela para que agentes de Tráfico de la Guardia Civil ya asentados en Navarra puedan seguir ejerciendo sus funciones dentro del cuerpo de la Policía Foral. En la actualidad, el instituto armado tiene en la comunidad foral alrededor de 1.800 agentes, de los cuales solo 300 se encargan de labores de Tráfico en coordinación con otros 200 efectivos de la Policía Foral. 

Etiquetas
Publicado el
14 de febrero de 2021 - 21:00 h

Descubre nuestras apps

stats