eldiario.es

9

El grupo Montai gestionó la exposición del Instituto de la Memoria en Vitoria semanas antes de recibir la adjudicación

La directora de Gogora, Aintzane Ezenarro, declina comparecer en el Ayuntamiento al alegar que el control al Gobierno vasco lo hace solamente el Parlamento

La interventora de Llodio emite un informe negativo al contrato de carpas del alcalde del PNV

Aintzane Ezenarro y otras autoridades locales en la carpa del Instituto de la Memoria en Vitoria

Aintzane Ezenarro y otras autoridades locales en la carpa del Instituto de la Memoria en Vitoria IREKIA

El grupo Montai, conformado por las empresas Montai Produkzioak, Estali La Karpa, Denok Zuzeneko Komunikazioa y Kultur Kirol Zerbitzuak y propiedad del miembro del PNV de Gipuzkoa Aitor Elorza, ha gestionado en régimen de exclusividad la carpa de la exposición itinerante Plaza de la Memoria, organizada para difundir las políticas de víctimas y memoria histórica por el Instituto de la Memoria (Gogora), un organismo dependiente de la Presidencia del Gobierno vasco. En total, para la gestión del servicio, las cuatro mercantiles han recibido 41 adjudicaciones de Gogora -36 de ellas de manera directa, sin concurso-, más que exposiciones se han celebrado. Y a ello hay que sumar las contrataciones realizadas -también todas a Montai- de los ocho municipios por los que pasó la carpa en 2016 y que cofinanciaron el proyecto.

Uno de ellos fue Vitoria. La exposición se celebró del 18 al 24 de abril de ese año, pero los trabajos preparatorios se iniciaron mucho antes. En concreto, se activaron el 9 de enero, cuando la entonces directora general de Alcaldía, Blanca Guinea, planteó ya la reserva de la plaza de la Virgen Blanca para la fecha entonces prevista, que luego se modificó. Unas semanas después, el 1 de marzo, el responsable de una de las empresas (Denok), de nombre Haritz Solupe y que en la actualidad es asesor del PNV en la Diputación de Gipuzkoa, escribió un correo electrónico a Guinea "en nombre de Gogora" mencionando una llamada de la semana anterior y ofreciéndole un "dossier básico sobre la exposición y las necesidades técnicas" de la carpa itinerante. 

Dentro del reparto de contratos al grupo Montai por parte de Gogora, Denok, efectivamente, ha recibido sucesivas encomiendas de "gestión" de la muestra. Sin embargo, se da la circunstancia de que, en el caso concreto de la de Vitoria, la adjudicación de ese trabajo se realizó el 8 de abril de 2016, varias semanas después de que Solupe realizase todos los trámites "en nombre de Gogora". Ocurrió lo mismo en Eibar, cuya gestión se adjudicó en la misma fecha que en Vitoria pero que el grupo Montai ya daba por descontado semanas atrás. 

En esa comunicación del 1 de marzo de Solupe al Ayuntamiento de Vitoria también hay otro elemento llamativo. El asesor de Gogora plantea que "la carpa puede ir contrapesada o anclada al suelo". Es llamativo porque días atrás, el 26 de febrero, Estali La Karpa había girado ya una factura al Instituto de la Memoria con el concepto "Alquiler de contrapesos para Memoria Plaza Gasteiz" por valor de 4.295,50 euros.

La exposición de Vitoria se financió mediante seis contratos repartidos a las cuatro marcas de Montai y adjudicados de manera directa, aunque el coste total superase los 18.000 euros más IVA fijado entonces como límite para las adjudicaciones 'a dedo'. Además de la gestión contratada a Denok (2.173,46 euros para Vitoria dentro de un contrato para cinco ediciones), Montai recibió la encomienda del "montaje y desmontaje" (un paquete de ocho exposiciones a 2.616,63 euros cada una), Kultur Kirol Zerbitzuak se encargó del transporte y almacenaje del material (2.344,29 euros por cada una de ocho muestras) y a Estali La Karpa le correspondió el alquiler de la carpa (22.263,5 euros). Este último servicio, a su vez, se partió en tres: la lona (11.979 euros abonados por la Diputación), la tarima (5.979,50 euros pagados por el Ayuntamiento) y los contrapesos (4.295 euros, sufragados por el propio Instituto de la Memoria).

Respecto a la colaboración de las instituciones locales de las ciudades visitadas en 2016, en al menos EibarArrasate-Mondragón fue el Gobierno vasco quien les indicó la contratación al grupo Montai. Fuentes de Vitoria, en cambio, señalaron que se seleccionó a Estali La Karpa entre los proveedores "habituales", si bien era una empresa de nueva creación -cuatro días antes de la inauguración del Instituto de la Memoria- y sin trabajadores en aquella época. En puridad, la carpa en sí la proporcionó una subcontrata asturiana, Langreana de Carpas (Grupo La Karpa). 

Carpa instalada por el grupo Montai en Vitoria en una de las paradas de la exposición de Gogora Plaza de la Memoria

Carpa instalada por el grupo Montai en Vitoria en una de las paradas de la exposición de Gogora Plaza de la Memoria ELDIARIONORTE.ES

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, comparece este miércoles en el Ayuntamiento para dar explicaciones sobre la llegada de la carpa a instancias del PP, que consideró este ejemplo como un nuevo caso de "corrupción". Los 'populares' también habían requerido la comparecencia de la directora del Instituto de la Memoria, Aintzane Ezenarro, pero ha enviado un escrito declinando la invitación. "La organización institucional de la comunidad autónoma vasca establecida en el ordenamiento en vigor exige que se respeten los distintos ámbitos institucionales tanto cuando se ejerzan las funciones normativas como administrativas y de control, ya que éstas han de circunscribirse al ámbito institucional al que se haya contraído. El Gobierno vasco responde de su política ante el Parlamento Vasco [...]. Por lo expuesto, no procede atender la solicitud de comparecencia", ha alegado Ezenarro.

Gogora también ha declinado hacer comentarios a este periódico sobre la carpa de Vitoria. Estaba anunciada una comparecencia en el Parlamento para la pasada semana en torno a las adjudicaciones de Gogora a Montai, pero la intervención de Ezenarro en el Parlamento decayó por el adelanto de las elecciones autonómicas. 

El Gobierno, sin embargo, sí solicitó un informe a la Oficina de Control Económico (OCE) sobre los contratos del Instituto de la Memoria -no sólo la carpa, sino las 68 adjudicaciones totales a Montai- y de la Presidencia vasca -88 expedientes, 87 'a dedo' entre 2014 y 2019-. La auditoría concluyó que no había anomalías más allá de algunos defectos de forma y ha sido ampliamente difundida por Aitor Elorza en las últimas semanas. En el Parlamento, el lehendakari, Iñigo Urkullu, aseguró que "el Gobierno no perjudica ni beneficia a nadie con contrataciones públicas".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha